La crisis de Pakistán constituye el mayor desplazamiento interno de personas en la historia del país

Oxfam duplica sus esfuerzos de ayuda

La agencia internacional Oxfam informó hoy que ha tenido que duplicar sus esfuerzos de ayuda en Pakistán ya que el número de desplazados supera los dos millones, lo que convierte a la crisis en el mayor desplazamiento interno de personas en la historia del país.

La agencia ya había planificado un programa de ayuda por un costo de  £2,2 millones (3,4 millones de euros y  2,5 millones de dólares) que beneficiaba a 175.000 personas. Ahora, en la medida en que aumenta el número de personas que necesita ayuda urgente, Oxfam ha ampliado sus esfuerzos y ha desarrollado un programa con un costo de £5.3 millones (unos 6 millones de euros y 8,2 millones de dólares estadounidenses) para beneficiar a 360.000 personas mediante el suministro de agua potable y servicios de saneamiento, alimentos e información pública sobre higiene.

“Hemos visto cómo miles de familias continúan abandonando sus hogares, y muchas de estas tienen que caminar largas distancias para conseguir alimentos, agua, medicinas, refugio y otros elementos esenciales. Esta es ya una crisis humanitaria de envergadura. Nunca antes habíamos visto tanta gente escapando de un conflicto interno en Pakistán. Con las autoridades pakistaníes y las agencias de ayuda ya de por sí bajo excesiva presión, un influjo mayor podría convertir esto en una catástrofe,” advirtió Neva Khan, directora de país de Oxfam en Pakistán.

Desde que empezaron los combates, en abril pasado, más de 1,5 millones de personas han abandonado sus hogares, lo que ha elevado el total de desplazados por el conflicto a más de dos millones desde agosto del año pasado. Se estima que cerca de la mitad de los desplazados son niños.

Las condiciones en los campos oficiales son en extremo difíciles, pues hay escasez de artículos y servicios esenciales, como alimentos, agua, instalaciones de saneamiento, refugio y asistencia médica.

La mayoría de los desplazados permanecen con familias de acogida, en tanto que un gran número permanece en refugios temporales, como escuelas, o en campos establecidos espontáneamente. A Oxfam le preocupan los que permanecen con familias de acogida. Estos refugiados son menos visibles que los que se encuentran en los campos, pero tienen necesidades urgentes, de modo que se requieren esfuerzos especiales para garantizar que no se les abandone. Las condiciones en los campos establecidos espontáneamente son muy malas. Estos se encuentran esparcidos por toda la región y es más difícil proporcionarles ayuda, pero los lugareños y las organizaciones colaboran en el esfuerzo con generosidad. Las mujeres y niñas desplazadas son especialmente vulnerables donde sea que se encuentren.

Notas a los editores

Contacto para medios

Palabras clave: 
desplazados

Comparte esta página: