Oxfam incrementa su respuesta en Somalia ante el incremento de la violencia

La organización advierte que se avecina "una catástrofe aún más profunda" en el país

Oxfam Internacional anunció hoy que, a raíz de la nueva oleada de violencia que está azotando la capital del país, se ve obligada a incrementar su respuesta humanitaria con el objetivo de suministrar agua, cobijo y otros tipos de ayuda a los miles de personas que huyen de la guerra.

“La guerra, la sequía  y la desnutrición están llevando a Somalia hacia una catástrofe aún más profunda. Hay miles de desplazados que han tenido que huir de la violencia y más de tres millones de personas se encuentran en desesperada necesidad de ayuda”, afirmó Hassan Noor, coordinador humanitario de Oxfam en Somalia, quien recién acaba de regresar de Afgooye, situado unos kilómetros al sur de Mogadiscio. Gran parte de las 67.000 personas que han escapado de Mogadiscio en las últimas semanas se encuentran ahora en Afgooye.

En total, 400.000 personas se encuentran refugiadas en Afgooye. Oxfam Internacional, en colaboración con organizaciones locales, está distribuyendo tiendas y mosquiteras a las familias que han llegado en los últimos días, y ha ampliado el funcionamiento de los sistemas de agua y saneamiento para alcanzar a 84.000 desplazados más. Actualmente, más 200.000 personas en Afgooye reciben agua gracias a la labor de la organización, que tiene previsto aumentar el programa en los meses futuros. Las organizaciones locales empezarán pronto a suministrar cuidados especiales y alimentos a 9.500 de los niños y madres más desnutridos en la propia ciudad de Mogadiscio.

Hassan Noor explica que “La condiciones de vida en Afgooye son de lo peor que jamás he visto. No hay un solo albergue apto para seres humanos y miles de personas no tienen con que cubrirse para dormir ni nada que los proteja del agobiante calor o las fuertes lluvias. Hay niños enfermos de diarrea tirados por el suelo. También vi a una niña que había recibido un disparo en la cabeza mientras escapaba con su familia. La gente me decía que probablemente la situación empeorase en las próximas semanas, con más muertes, más desplazados y más necesidades humanitarias.”

“Los cooperantes locales somalíes están trabajando sin descanso y necesitan el apoyo del resto del mundo. Los recientes enfrentamientos han empeorado aún más la crisis humanitaria del país, donde la mitad de la población necesita desesperadamente ayuda. En medio de la peor sequía que ha azotado Somalia en una década, las familias tienen que arreglárselas para hacer frente a la escasez de alimentos y de servicios básicos.

Oxfam Internacional advierte que si continúa la oleada de combates, cada vez será más difícil responder a las ingentes necesidades de ayuda humanitaria. Somalia es de por sí uno de los lugares más peligrosos del mundo para distribuir ayuda humanitaria, con 40 cooperantes asesinados desde inicios de 2008. La organización insta a todas las partes en conflicto que cumplan con las leyes de ayuda humanitaria y permitan que la ayuda llegue con seguridad a todos los necesitados.

Notas a los editores

Esta semana Oxfam Internacional envió nueve toneladas de ayuda a Mogadiscio, que incluye mantas, mosquiteros, cubiertas plásticas para albergues, 3.500 cubetas para guardar y transportar agua potable, así como suministros médicos, jeringuillas y antibióticos. En el curso de las próximas semanas llegarán más cargamentos.

Contacto para medios