La oferta de Europa contra el cambio climático robaría a los países pobres los hospitales y las escuelas del futuro

La ONG para el desarrollo Oxfam Internacional, Intermón Oxfam en España, ha alertado hoy de que la oferta de Europa para combatir el cambio climático busca desviar dinero ya comprometido para invertir en educación y salud en los países pobres.

La Comisión Europea ha hecho público hoy su informe sobre la financiación del cambio climático de cara a la cumbre de Copenhague en diciembre.

Elise Ford,  responsable de la oficina de Oxfam Internacional frente a la UE, ha afirmado:  “Nos alegramos de las intenciones de la Comisión Europea de superar el punto muerto en las negociaciones globales sobre el cambio climático dando el primer paso. Poner las cifras de la financiación del cambio climático sobre la mesa es un primer paso necesario para iniciar unas negociaciones que tengan sentido”

“Sin embargo, la Comisión Europea propone que los países ricos cojan dinero ya comprometido para aumentar la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) hasta el 0,7%. Si se da este dinero a los países en desarrollo para que combatan el cambio climático hoy, esto les robaría sus hospitales y escuelas de mañana. Esto minará el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).”

“Esto es escandaloso, si tenemos en cuenta especialmente la responsabilidad de Europa como uno de los mayores contaminantes del mundo que ha causado el problema, y la responsabilidad que tienen para solucionarlo. Depende ahora de los países miembros de la UE de hacer una propuesta más arriesgada en la Cumbre Europea del 17 de septiembre para ayudarnos a conseguir un buen acuerdo climático, que no sea a costa del desarrollo futuro de los países pobres, que ya están siendo afectados por el calentamiento global." “La financiación para ayudar a los países en desarrollo a combatir el cambio climático debe ser adicional a la AOD, y no la una en vez de la otra.”

William Chadza, Director Ejecutivo de Centre for Environmental Policy and Advocacy (CEPA) de Malawi, ha afirmado: “Tenemos que considerar la oferta máxima de Europa de 50.000 millones de euros como una táctica en la apertura de las negociaciones, lo que podría significar un buen pistoletazo de salida. Sin embargo, la necesidad real de los países en desarrollo para combatir los impactos del calentamiento global y desarrollar sus propios futuros de bajo consumo de carbono será mucho más alta que esta cantidad. El mundo rico necesitará hacer mucho más para que realmente noten la diferencia los países pobres que están sufriendo el cambio climático.”

Notas a los editores

Contacto para medios