El mundo permanece inmóvil mientras la crisis humanitaria en Yemen se recrudece

Se necesita con urgencia un alto el fuego inmediato y duradero, así como acceso a la población afectada

Decenas de miles de civiles necesitan que se financie la ayuda humanitaria

La agencia de ayuda internacional Oxfam ha advertido hoy que la emergencia surgida a raíz del conflicto en Yemen podría derivar en una crisis humanitaria a gran escala si no se actúa inmediatamente para detener la lucha entre las fuerzas del gobierno y los rebeldes Houthi en el norte del país.

La agencia ha solicitado a todas las partes del conflicto que implementen un alto el  fuego inmediato y duradero tras el inicio de la violencia el pasado 11 de agosto, así como la intervención diplomática de la comunidad internacional. Asimismo, también ha solicitado la apertura de un pasaje para brindar ayuda humanitaria a los cerca de 90 mil civiles desplazados que se enfrentan a una inseguridad extrema en la ciudad de Sa'ada, en toda la gobernación de Sa'ada y parcialmente en la gobernación de Al Jawf.

Otros 60 mil desplazados viven en campos y comunidades al sur del frente de batalla y han comenzado a recibir asistencia vital de las agencias humanitarias en forma de alimentos, agua y cobijo. Sin embargo, la comunidad internacional ha fallado estrepitosamente al no haber provisto la financiación necesaria para la respuesta humanitaria. Hasta la fecha, las donaciones hechas tras el llamamiento hecho por la ONU a principios de septiembre para recoger 23,7 millones de dólares han sido mínimas.

El Tayeb Musa, director de país de Oxfam Yemen, declara:

"Las agencias de ayuda como Oxfam necesitan desesperadamente apoyo para brindar asistencia a tanta gente como sea posible en áreas a las que se puede acceder actualmente. Quizás sea incluso más primordial que las agencias lleguen a los civiles atrapados tras las líneas de fuego, quienes imaginamos que deben necesitar ayuda urgentemente para sobrevivir.

"La prioridad principal es conseguir un alto el fuego duradero, tanto para proteger a los civiles como para que la ayuda humanitaria llegue a los que la necesitan, en su mayoría mujeres y niños. Ha pasado un mes desde el inicio de la crisis, un largo mes para los civiles afectados y atrapados en el fuego cruzado".

El gobierno de Yemen ha solicitado ayuda a las agencias humanitarias y Oxfam ha acordado proveer 20 mil litros de agua potable al día, junto con servicios sanitarios y de higiene en un nuevo campo de desplazados en la gobernación de Amran, a 30 kilómetros al sur de la zona de conflicto. Oxfam está también intentando brindar servicios sanitarios y de higiene a las familias desplazadas del campo de desplazados de Al-Mazrak, en la gobernación de Hajjah, y tiene planeado ayudar a un total de 15 mil personas en áreas accesibles para las agencias en la actualidad.

Se estima que alrededor de 100.000 personas han huido de sus hogares y aldeas solo en el último mes.

Musa añade: "Ahora es el momento para que la comunidad internacional haga todo lo posible para presionar a ambas partes para acabar con el conflicto, permitir a las agencias humanitarias llegar hasta los necesitados y evitar que empeore la situación en la zona".

Notas a los editores

Contacto para medios