Las negociaciones de cambio climático de Barcelona arrancan con la pelota en el tejado de EEUU

Oxfam Internacional ha hecho un llamamiento a los EEUU para que, como Europa, pongan sus cartas sobre la mesa respecto a la financiación  de la lucha contra el cambio climático de los países empobrecidos, coincidiendo con el inicio de una nueva ronda negociadora en Barcelona hoy.

Por primera vez es posible un avance en la financiación después de que los líderes europeos, que se reunieron en Bruselas el viernes, subrayaran su propuesta sobre cuánto dinero público debería destinarse para ayudar a los países pobres a adaptarse al cambio climático y reducir sus emisiones. La falta de cifras concretas en financiación –un asunto clave para cerrar o romper el acuerdo- ha estancado las negociaciones durante años. Todas las miradas estarán atentas para ver si los EEUU seguirán a la UE y pondrán sobre la mesa una cifra concreta sobre a cuánto asciende la financiación para hacer frente al cambio climático en los países pobres.

La Cumbre UE – EEUU en Washington esta semana es la oportunidad perfecta para que los EEUU y Europa avancen juntos en financiación. El presidente Obama se encontrará con la canciller alemana Angela Merkel, el primer ministro sueco Fredrik Reinfeldt, el presidente de la Comisión Europea, José Barroso, y el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, en la Casa Blanca el martes 3 de noviembre.

En un encuentro de alto nivel en Bruselas la semana pasada, los líderes europeos dijeron que se necesitaban entre 22.000 y 50.000 millones de euros por año para ayudar a los países pobres a combatir el cambio climático. Aunque no dieron un porcentaje concreto sobre la parte que sería justo que le correspondiera a Europa, la Comisión Europea antes había indicado que la UE podría contribuir con hasta 15.000 millones de euros al año. La oferta se queda corta. En el mejor de los casos es menos de la mitad de la cantidad total que se necesita, y además, no hay ninguna seguridad de que la ayuda oficial al desarrollo ya comprometida no vaya a ser desviada para financiar las necesidades creadas por el cambio climático.

Oxfam Internacional hace un llamamiento a los países ricos, quienes crearon la crisis climática, para que acepten sus responsabilidades, y proporcionen al menos 110.000 millones de euros (150.000 millones de dólares) por año para ayudar a los países pobres a abordar la crisis y que el dinero sea adicional al 0,7% del PIB ya comprometido para la ayuda oficial al desarrollo. Oxfam Internacional calcula que la parte justa de este total global que le corresponde a la UE es alrededor de 35.000 millones de euros anuales, según su responsabilidad histórica por crear la crisis climática y su capacidad financiera para hacerle frente.

El estatuto legal del acuerdo final en Copenhague es probable que sea también tema de un debate acalorado. Los EEUU, Australia y Canadá han presentado una propuesta para abandonar las actuales metas obligatorias de reducción de emisiones para los países desarrollados desde el 2013, cuando vence el actual período de compromisos del Protocolo de Kyoto. Esto debilitaría significativamente las reglas que rigen la acción de los países ricos y fue rechazado rotundamente por los países pobres en la última ronda negociadora en Bangkok.
Barcelona es la última ronda oficial de negociaciones antes de que se cierre un acuerdo en Copenhague al final del año. Millones de personas pobres están ya luchando para hacer frente a los efectos del cambio climático y no pueden permitirse retrasos. En Bolivia el deshielo de los glaciares amenaza el suministro de agua de miles de campesinos pobres en los Andes así como el suministro de agua y electricidad para ciudades como La Paz..

Antonio Hill, asesor de políticas de cambio climático de Oxfam Internacional, ha dicho:

“Por primera vez existe la oportunidad de progreso real en financiación en estas negociaciones. Los países ricos deben actuar ahora y destinar al menos 110.000 millones de euros en dinero nuevo para ayudar a los países pobres a hacer frente a la crisis climática que han creado. El destino del acuerdo para frenar el cambio climático y el de millones de personas pobres en el mundo dependen de él.”

“La pelota está ahora en el tejado de los EEUU. Deben decir cuánto dinero van a destinar a ayudar a los países pobres a hacer frente al cambio climático. La cumbre UE-EEUU es una oportunidad perfecta para que América dé un paso adelante con la UE en la financiación climática. Si hay voluntad política en Washington podría haber progreso real en Barcelona.”

“Europa ha tenido la iniciativa en financiación pero su primera tentativa se queda corta respecto a lo que es necesario. Necesita poner más dinero encima de la mesa y asegurar que es adicional a los compromisos existentes de ayuda oficial al desarrollo, para cerrar el acuerdo en diciembre. Los países pobres no deben verse forzados a elegir entre construir defensas contra las inundaciones o construir escuelas.”

Leer más

Adaptación al cambio climático: Hacer posible que las personas pobres se adapten (pdf)

Campaña sobre el Cambio Climático

Añade tu nombre y exige un acuerdo global que evite un cambio climático catastrófico para nuestro planeta.

El informe de Oxfam: Más allá de la ayuda

 

Notas a los editores

Contacto para medios