El precio del éxito en Copenhague

200.000 millones de dólares podría significar la diferencia entre el éxito y el fracaso en Copenhague, ha afirmado Oxfam Internacional en el día en que se inicia la Cumbre de la ONU sobre cambio climático. La Cumbre significa la culminación de dos años de negociaciones internacionales sobre un acuerdo que evite el cambio climático catastrófico.

Los países ricos podrían provocar una reacción en cadena que llevara al éxito en Copenhague si destinan al menos 200.000 millones de dólares al año en fondos públicos con dinero adicional para ayudar a los países pobres a reducir sus emisiones y adaptarse al clima cambiante.

Países en desarrollo emergentes como China han señalado su disposición a aumentar – y formalizar – promesas ya significativas de reducción de emisiones si los países ricos proporcionan la ayuda necesaria. Esto, a su vez, podría ayudar a los líderes de los países ricos a superar las barreras nacionales para conseguir metas más ambiciosas de reducción de emisiones. También garantizará el apoyo de un grupo mucho más amplio de países pobres que necesitan ayuda para adaptarse al clima en acelerado proceso de cambio.

El presidente Obama ha logrado poner “la máquina en marcha”. Por un lado, ha anunciado que se reunirá el 18 de diciembre en Copenhague con el resto de líderes mundiales, y por otro lado, ha declarado que Estados Unidos está dispuesto a contribuir a los fondos de emergencia a corto plazo. Los países ricos están dispuestos a poner sobre la mesa 10.000 millones de dólares entre 2010 y 2013 para ayudar a los países pobres a adaptarse a los efectos del cambio climático.

La Unión Europea, cuyos jefes de Estado se reunirán en Bruselas el 10 y 11 de diciembre, podrían también ayudar a equilibrar la balanza si cumplen las promesas de hacer una propuesta sobre su proporción de los fondos necesarios. La UE acordó en octubre que se necesita un fondo público global de entre 22.000 y 50.000 millones de euros al año para ayudar a los países pobres a enfrentarse al cambio climático pero se paró bruscamente y no dijo con qué cantidad contribuiría. La Comisión Europea ha estimado que la parte de la UE correspondería a hasta 15.000 millones de euros (22.000 millones de dólares) al año.

Oxfam Internacional alertó de que los anuncios recientes de fondos de emergencia a corto plazo – de desembolso inmediato- para los países más vulnerables del mundo no son un sustituto del apoyo financiero predecible a medio plazo (2013-2020). La reciente reunión  de Jefes de Estado de la Commonwealth acordó que se necesitan 10.000 millones de dólares al año para un fondo de desembolso inmediato entre 2010 y 2012.

Oxfam Internacional también afirmó que toda la financiación debe ser realmente nueva y adicional. Muchos países ricos – sobre todo Alemania y Japón – todavía planean utilizar dinero de compromisos ya existentes de ayuda al desarrollo para cumplir con sus obligaciones climáticas. Oxfam Internacional hace un llamamiento para un fondo global de 150.000 millones de dólares desde el 2012 que llegue al menos a los 200.000 millones de dólares o más hacia el 2020. La parte justa de los EEUU y la UE – según su responsabilidad histórica por crear la crisis climática y su capacidad económica para hacerle frente – supone para cada uno 50.000 millones de dólares al año.

Antonio Hill, asesor para políticas de cambio climático de Oxfam Internacional ha afirmado:

“El precio del éxito en Copenhague son 200.000 millones de dólares. Esta cifra podría provocar una reacción en cadena que suponga reducciones de emisiones más ambiciosas y ayude a los países más pobres del mundo a adaptarse al clima cambiante. Necesitamos ver esta cifra brillando en lo alto en las luces de Navidad al final de la Cumbre. Es calderilla comparado con los 8.4 billones de dólares que encontramos para salvar a los bancos en quiebra.”

“Los países ricos se equivocan si piensan que en dos semanas puede convertirse en un éxito que la reducción de emisiones sea menos de un tercio de lo que exige la ciencia y que se destinen 10.000 millones de dólares provenientes de los fondos ya comprometidos de ayuda al desarrollo. Subestiman las necesidades reales de miles de millones de personas pobres y sobreestiman la paciencia de los países pobres, que han señalado de manera clara que prefieren no llegar a un acuerdo que sólo a un “falso márketing verde”.

Shorbanu Khatun, madre de cuatro hijos en Bangladesh, perdió su casa cuando el ciclón Aila arrasó el país en mayo del 2009, y viaja a Copenhague para generar conciencia de los impactos del cambio climático en su comunidad. Ha afirmado:

“En los últimos 5 años, todo parece haber cambiado. Hace demasiado calor y hay muy poca lluvia, y pocos peces en el río. Enfermedades de la piel, dolores de cabeza y diarreas se han convertido en algo normal. Me enteré en una reunión del pueblo que todo esto son desastres provocados por el ser humano: Quiero vivir. Quiero tener medios para ganarme la vida. Y quiero lo mismo para mis hijos. Exijo justicia.”

Leer más

Juega al Desafío Climático de Oxfam – pon a prueba tus conocimientos

Descarga el informe: Las personas en el centro: Cooperar con los agricultores vulnerables para la adaptación al cambio climático y la seguridad alimentaria

Actúa contra el cambio climático: Firma la petición

Blog: Necesitamos barcas para ir a trabajar

Notas a los editores

Posibilidad de fotos: una mujer bangladeshí está cubierta de agua hasta el cuello en un tubo enorme de plástico para resaltar el coste de humano de un fracaso en Copenhague. Desde las 09:00 - 09:30 el lunes 7 de diciembre cerca de la estación de rescate climático, al lado del Hall H en el Bella Centre.

Portavoces de Oxfam, que incluye a expertos en las negociaciones políticas y trabajo de lobby, así como hombres y mujeres que ya están sufriendo los impactos del cambio climático, estarán disponibles para entrevistas en diversos idiomas

Fotos, vídeos y testimonios – puedes descargarte testimonios impactantes, fotos en alta resolución e imágenes de vídeo de calidad profesional en http://www.divshare.com/folder/638368-9ba

Oxfam Internacional es una confederación de organizaciones independientes de 14 países que trabaja para combatir la pobreza.

Oxfam Internacional es miembro de la campaña tcktcktck, una coalición global de organizaciones medioambientales y de desarrollo, grupos de jóvenes, religiosos y sindicatos, que pide un acuerdo climático en Copenhague en diciembre del 2009 que sea justo, ambicioso y vinculante.

Contacto para medios