Oxfam Internacional exhorta a los donantes a cancelar la deuda de Haití

La ONG pide a los jefes de Estado que garanticen que las zonas pobres no quedarán fuera de la reconstrucción

La cumbre de jefes de Estado del lunes en Montreal debe acordar la cancelación de la deuda externa de Haití –-de 740.000.000 de euros - debido al impacto devastador del terremoto del 12 de enero, dijo la ONG Oxfam Internacional.

Cancelar la deuda es una de las cinco prioridades que señala Oxfam Internacional para la reconstrucción en la isla. Las otras medidas que sería necesario tomar son:

  • Apoyar a los agricultores y pequeños empresarios;
     
  • Asegurar que las zonas pobres se beneficien de subsidios y programas de “dinero por trabajo” que aceleren su recuperación económica;
     
  • Apoyar a la sociedad civil y al gobierno haitiano, incluyendo la entrega kits administrativos.
     
  • Mejorar las prácticas de construcción, por ejemplo, con edificios anti sísmicos y buscando fuentes alternativas de combustible que reduzcan la deforestación.

Los riesgos de la recuperación haitiana están minados por la carga que representa la deuda y la pre-existente crisis alimentaria que ha llevado al país a importar el 40% de sus alimentos, advirtió la organización. A dos semanas del inicio de la época de siembra, es urgente dar pasos que impulsen la producción de alimentos y eviten más penurias a los tres millones de haitianos afectados por el desastre.

Oxfam Internacional también hace un llamado a los donantes para que respalden el compromiso del Fondo Monetario Internacional de convertir en subsidio el préstamo de 70 millones de euros liberado para responder a la emergencia. Es necesario aprender las lecciones que dejaron desastres anteriores y asegurar que existen fondos disponibles para proveer ingresos a la población local.

Jeremy Hobbs, Director Ejecutivo de Oxfam Internacional, dijo, “Esperar que Haití desembolse millones de euros mientras lucha para superar uno de los peores desastres naturales de la historia reciente, no sólo es cruel sino también innecesario”.

“La cancelación inmediata de la deuda externa debe ir acompañada por acciones urgentes que apoyen a los agricultores y prevengan una crisis de alimentos causada por el hombre, que haría aún más dura esta travesía del pueblo haitiano hacia su recuperación,” añadió.

“Esto debe implementarse al tiempo que se aceleran los esfuerzos de recuperación de los mercados locales, como los programas de “dinero por trabajo”, que prevén la entrega de efectivo a los sobrevivientes del terremoto que colaboran con la recolección de escombros y se responsabilizan de otras tareas ligadas a la reconstrucción.”

Oxfam Internacional advirtió que los donantes, las Naciones Unidas y el gobierno de Haití deben trabajar juntos para asegurar que las zonas empobrecidas, que resultaron entre las más afectadas por el terremoto, se beneficiarán de los esfuerzos de reconstrucción.

Miguel Ángel Herrero, director regional de cooperación para Centroamérica y Caribe de Intermón Oxfam (Oxfam Internacional en España), explicó, “Haití es una sociedad dividida y altamente desigual, de manera que existe un riesgo real de que en las semanas y meses que están por venir, haitianos ricos y políticamente influyentes se aseguren los recursos de reconstrucción a expensas de los más pobres de Puerto Príncipe”

Los donantes deben intensificar los esfuerzos dirigidos a la recuperación del gobierno y la sociedad civil de Haití. Esto podría incluir el suministro de kits administrativos– grandes carpas que dispongan de las herramientas básicas de trabajo, como teléfonos, escritorios y sillas, recursos indispensables para que los departamentos del gobierno vuelvan a operar.

Oxfam Internacional también pide a los 16 jefes de Estado que se reunirán en Montreal en el marco de la cumbre “Amigos de Haití” que definan con claridad el rol de los cuerpos armados internacionales y dejen claro que esas fuerzas solo operarán bajo el liderazgo general de las Naciones Unidas y del gobierno haitiano. Dos semanas después del terremoto, permanece incierto de qué manera los Estados Unidos y los grandes donantes internacionales coordinarán su asistencia.

Hobbs añadió, “Claramente, el liderazgo de la respuesta debe permanecer en manos de las Naciones Unidas y del gobierno de Haití. Las fuerzas armadas internacionales deben coordinar esfuerzos con ellos –activa y visiblemente- en todos y cada uno de los niveles.”

La ONG solicitó a las Naciones Unidas redoblar las patrullas nocturnas y la protección de la población civil así como mejorar la coordinación de las medidas de seguridad entre el gobierno haitiano y los cuerpos armados internacionales.

 

Advirtió que la población de Puerto Príncipe está cada vez más preocupada por su protección y seguridad. Gente durmiendo en las calles compartió con Oxfam Internacional que están siendo atacados para robarles sus escasas pertenencias. Al menos medio millón de personas están viviendo al aire libre en campamentos improvisados en la capital.
 

Notas a los editores

Haz un donativo. La gente de Haití necesita tu apoyo. La mayoría de Oxfam nacionales han abierto números de cuenta para esta emergencia.

Más información sobre la respuesta de Oxfam ante el terremoto de Haití

Sigue nuestro blog desde el terreno.

Contacto para medios