Los países ricos no tienen excusa para romper sus promesas de ayuda

En respuesta a las predicciones de la OECD, que apuntaban que las aportaciones de ayuda al extranjero en 2010 se sitúan en una escalofriante cifra de 21.000 millones de dólares por debajo de lo prometido, Emma Seery, responsable de campaña de Oxfam Internacional, afirmaba lo siguiente:


“Este recorte de 21.000 millones de dólares estadounidenses representa el importe necesario para escolarizar a todos los niños y con él se podrían salvar las vidas de 2 millones de madres y niños pobres, por lo que esta falta de compromiso por parte de los países ricos es de escándalo.


Según los cálculos de Oxfam, serían necesarios 16.000 millones al año para garantizar la escolarización de todos los niños y 5.000 millones de dólares más para mejorar los servicios de asistencia sanitaria con los que se podrían salvar la vida de aproximadamente 2 millones de madres y niños.


Los países ricos no tienen excusa para no aportar los incrementos de ayuda prometidos, ya que se comprometieron a realizar mayores contribuciones para salvar las vidas de las madres, pero no están haciendo honor a dichas promesas, por lo que en este año 2010 quedará patente si realmente sus promesas se apoyaban sobre una base sólida y real”.


Emma afirmaba: “Estas cifras ilustran la envergadura del reto al que se enfrentará la UE a la hora de poner en marcha un plan de rescate para recaudar contribuciones europeas y para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, temas que se han tratado por primera vez en la cumbre de los ministros de Desarrollo europeos que ha tenido lugar este semana en La Granja (España)”.


“Países como el Reino Unido, España y Bélgica están demostrando tener liderazgo en materia de desarrollo, y por ello esperamos que otros países como Francia, Alemania e Italia sigan su ejemplo y den un paso al frente para hacer realidad un plan de rescate en 2010”.


Francia, Alemania e Italia son los tres países que la OECD estima no cumplirán sus objetivos de ayuda. En conjunto, de entre los países de la Europa de los 15 que son miembros de la OECD, no se aportará un 0,51% de la ayuda prometida en 2005, contribuciones que según las previsiones de la OECD se situarían en una media del 0,48% en 2010.


9 de cada 10 europeos creen firmemente que sus representantes políticos deberían cumplir sus promesas de ayuda a pesar de la crisis económica imperante, según los datos de un estudio reciente realizado por el Eurobarómetro.

Notas a los editores

Contacto para medios