10 millones de personas amenazadas por la crisis alimentaria en África ante la falta de lluvias

Frente a las señales de alarma, Oxfam Internacional pide una respuesta urgente, teniendo en cuenta los retrasos que han costado vidas humanas durante la última grave crisis de alimentos que afectó a la región en 2005

 

Oxfam Internacional denuncia que casi diez millones de personas en la región del Sahel se ven amenazadas por una crisis alimentaria aguda. Los países más afectados son Níger, donde hay ocho millones de personas en riesgo. En Chad, cerca de dos millones de personas están amenazadas, y se estima que algunas regiones de Malí también se verán afectadas por la crisis en los próximos meses, y varias partes de Nigeria y Burkina Faso están también en riesgo.

 

La ONG pide a los países desarrollados que respondan lo más rápidamente posible ante los primeros signos de un desastre inminente, citando las demoras que han innecesariamente costado vidas en la crisis alimentaria de 2005 en Níger.

"Estamos siendo testigos de un desastre que empieza a extenderse ante nuestros ojos, pero podemos evitarlo, si el mundo actúa con rapidez. Hace cinco años, las señales alarmantes de Níger fueron ignoradas, lo que resultó en la pérdida de muchas vidas. La comunidad internacional no puede cometer los mismos errores, condenando a muchos niños a una muerte prematura, "dijo Mamadou Biteye, director regional de Oxfam Internacional en África Occidental.

La irregularidad de las lluvias el año pasado dio lugar a una falta de agua y un importante déficit en los pastos, que dio como resultado malas cosechas. En Níger, las cosechas se redujeron en un 26% en comparación con el año pasado y en algunas regiones, especialmente en Diffa en Tillabéry oriental y occidental, ni siquiera hubo cosecha.

En el Chad, la cosecha se redujo en un 34%. Se prevé que las regiones de Hadjer Lamis, Batha, Bahr El Ghaza , Kanem y Guera y el este de Chad se vean seriamente afectados, en particular a partir del mes abril de 2010. En el Sahel, los cultivos han disminuido en general un 9% con grandes diferencias entre el Este y el Oeste de esta región.

Según Oxfam Internacional, los precios de los cereales son altos y van en aumento en la región. En Níger, los precios del mijo aumentaron en un 25%, y el sorgo en un 50% en comparación con 2009. No se esperan lluvias antes de junio y se prevé el aumento constante de los precios hasta la próxima cosecha en septiembre.

Los agricultores son especialmente vulnerables porque dependen de su ganado para la alimentación y sus ingresos. Según Hassan Bakaun, representante de AREN, una organización local  socia de Oxfam Internacional en Níger: "Sin tener con que alimentarlos, los agricultores harán todo lo posible para vender su ganado, haciendo reducir el valor de los animales. Esto significa que por cada animal vendido en el mercado, los agricultores tendrán menos grano para alimentar a sus familias".

Oxfam pide a los países donantes que respondan al llamamiento de asistencia humanitaria internacional lanzado por el Gobierno de Níger.  Aunque las autoridades locales tienen reservas de alimentos, no son suficientes. Son necesarios hasta 123 millones de dólares para financiar el plan de nacional emergencia de Niger. La ONG pide igualmente a los donantes que atiendan las necesidades crecientes en Chad y Mali.

La organización internacional ha pedido a los países de la región que no cierren  sus fronteras. En 2005 la situación empeoró cuando los países vecinos cerraron sus fronteras con Níger. Esto ha limitado la disponibilidad de alimentos, conduciendo a una mayor inflación Oxfam subraya la necesidad de una mejor coordinación entre gobiernos, organismos de las Naciones Unidas, ONG internacionales y comunidades locales para garantizar una distribución más eficiente de la ayuda.

Oxfam Internacional, con organizaciones locales y nacionales, ha iniciado la labor humanitaria en las zonas más vulnerables de Níger, especialmente en Maradi, Tahoua, Zinder y Tillabéry. Se distribuyen alimentos y otros bienes a las familias y al alumnado más pobres, aplicando medidas de protección del ganado y comprando los animales más débiles por precios por  encima del precio de mercado. El sistema de alerta temprana desarrollado por los socios locales de Oxfam en el Níger y difundido en la radio rural es particularmente importante en la crisis actual. Esto da a los agricultores la información que necesitan para actuar con rapidez.

En Chad, Oxfam atiende a las personas afectadas en la región Hajer Lamis y Dar Sila  (Gozbeida, Koukou, Kerfi y Amdam) mediante la distribución de alimentos y el desarrollo de proyectos de apoyo a la creación de ganado y la agricultura. La ONG enviará próximamente un equipo de evaluación en las zonas afectadas. En Malí, la Oxfam Internacional empezará la distribución de alimentos y pienso para el ganado a unas 100 000 personas.

Oxfam Internacional está presente en la región del Sahel desde hace varias décadas trabajando en soluciones sostenibles para abordar las causas profundas de la crisis alimentaria mediante la creación de bancos de cereales y forrajes. La organización también trabaja en proyectos que promueven la diversificación de las fuentes de ingresos, así como programas de educación y alfabetización.

Notas a los editores

Contacto para medios