Un estudio revela que los campos en Haití son vulnerables a los grandes daños causados por los huracanes

Es urgente diseñar planes para preparar a los sobrevivientes del terremoto para la temporada de huracanes

Puerto Príncipe: Miles de sobrevivientes del terremoto que viven en los campos son vulnerables a los deslizamientos de tierra y las inundaciones, según un estudio de evaluación de los campos realizado por la Organización No Gubernamental (ONG) internacional Oxfam. Con la temporada de huracanes que empieza hoy, el Gobierno haitiano debe implementar con carácter de urgencia una campaña de comunicaciones públicas para informar a la población acerca de los riesgos de huracanes y cómo responder en caso de emergencia provocada por las tormentas.

Una evaluación de 28 sitios en que trabaja Oxfam ha revelado que existen graves riesgos de desastre en caso de huracán. El estudio, realizado en tres grandes zonas en la capital y fuera de Puerto Príncipe, muestra que existe alto riesgo de incendio, inundación, epidemia y deslizamientos de tierra. La superpoblación extrema, el pobre drenaje natural y una débil estructura del suelo sobre el que se han construido los campos son algunos de los principales problemas que destaca el estudio. 

"Estamos respondiendo con la mayor rapidez a las revelaciones de este estudio, para poder prevenir y mitigar las amenazas en los campos en que trabajamos. Pero la gente que vive en los campos debe recibir información sobre el modo de prepararse y responder en caso de tormenta. El Gobierno haitiano ha realizado campañas de información pública en el pasado en torno a la preparación para huracanes. Deben hacerlo de nuevo este año, tomando en cuenta que este año es aun más difícil para los haitianos lidiar con estas tormentas", dijo Francis Lacasse, Director de la Oficina de país de Oxfam en Haití.

Oxfam está colaborando con el Departamento de Protección Civil del Gobierno haitiano y con comités comunitarios para coordinar esfuerzos de respuesta y preparación para situaciones de desastre. Entre las acciones específicas que se realizan en la actualidad figuran el mejoramiento de los drenajes y la ayuda a las comunidades para que coloquen bolsas de arena alrededor de los refugios y puedan prevenir así las inundaciones. Oxfam también está reforzando los refugios de emergencia y trayendo suministros de contingencia a Haití.

Los estimados actuales calculan más de 1.000 emplazamientos espontáneos en el Gran Puerto Príncipe y más de 1,5 millones de desplazados. Durante la temporada de huracanes de 2008 se sucedieron cuatro tormentas, que afectaron a 800.000 personas y causaron mil millones de dólares en daños. Oxfam respondió a esos desastres con ayuda humanitaria inmediata, y continuó trabajando en la reducción de riesgos de desastre cuando sucedió el terremoto del 12 de enero.

Contacto para medios