Haití: El traslado de las víctimas debe hacerse asegurando la dignidad humana

Las agencias hacen un llamamiento para atenerse a los estándares para proteger a los más vulnerables

Las agencias de ayuda internacional Oxfam, World Vision y CARE urgen al gobierno haitiano a que asegure que los nuevos campos están listos para recibir a las víctimas del terremoto antes de que se realicen más evacuaciones. El llamamiento se produce cuando las agencias se apresuran a preparar la nueva ubicación de las víctimas, que deben trasladarse debido al alto riesgo de aludes y otros desastres en sus ubicaciones actuales cuando comience la temporada de lluvias.

Recientemente, el gobierno ha identificado un lugar en Coral Cesselesse (15 km al norte de Puerto Príncipe) para la reubicación de las 7500 personas del Club de Golf de Petionville, y el traslado ha comenzado casi sin previo aviso. Debido a la tardía identificación del lugar, las agencias de ayuda que asisten en la preparación de campos cuentan con poco tiempo para realizar importantes consultas con los afectados y para coordinar el trabajo para asegurar que se satisfagan las necesidades de las víctimas del terremoto. En el futuro, los sitios de traslado se deben elegir con antelación, de modo que se pueda realizar la preparación necesaria con cuidado, incluyendo el esparcimiento de gravilla en el suelo para evitar tormentas de arena e inundaciones, la demarcación de los lugares para colocar los refugios y la ubicación de letrinas en sitios estratégicos para asegurar la seguridad de los residentes, especialmente de las mujeres y los niños por la noche.

“Tenemos claro que este es un traslado de emergencia debido a las inminentes lluvias y estamos actuando con urgencia para preparar el lugar. Pero en el futuro esto no se puede hacer así, a último momento. El gobierno y la comunidad internacional deben asegurar que cualquier traslado esté bien planificado y que se adhiera a los principios humanitarios que aseguren la seguridad de los ciudadanos y el respeto a sus derechos”, declaró Marcel Stoessel, director de Oxfam en Haití.

Las agencias comentaron que cualquier traslado de personas a nuevos lugares debería seguir un plan de reubicación claro a largo plazo que asegure la dignidad humana, lo que significa acceso a alimentos, agua y baños, refugios seguros, medidas para proteger la integridad personal e información que ayude a la gente a estar informada para tomar decisiones. Antes de llevar a cabo un traslado, es necesario consultar a la gente en profundidad para determinar sus opciones para realizarlo. Se les debe asegurar que su traslado es puramente voluntario, salvo que sus vidas corran riesgo. Deben recibir apoyo antes, durante y después del mismo (incluyendo paquetes de higiene y ayuda alimenticia). El proceso de traslado debe ser seguro para todos los implicados, especialmente para los más vulnerables. Y finalmente, los servicios que los trasladados reciban en su nueva ubicación deben estar equiparados con los que recibían en el anterior lugar.

“Es importante que el gobierno de Haití tome las riendas a la hora de asegurar que se cumplen estándares básicos en el proceso de traslado. Pero la comunidad humanitaria internacional debe estar ahí para llenar los huecos y asegurar que la respuesta no solo esté coordinada, sino que también preserve los derechos y la dignidad de los afectados”, comenta Liz Satow, Directora de Respuesta de Acción de World Vision.

Más información

Descárgate el informe: Haití: la oportunidad del siglo para cambiar

Video: Reconstruir Haití: El pueblo haitiano necesita empleo, viviendas y acceso a la educación

Explora el mapa: Oxfam's response to the Haiti earthquake

En detalle: El trabajo de Oxfam en Haití

Notas a los editores

Contacto para medios