Los Estados deben acordar un Tratado de Comercio de Armas que ayude a salvar miles de vidas

Este pasado lunes, con el inicio del debate formal entre 192 gobiernos en las Naciones Unidas, varias ONG de todo el mundo han reclamado a los negociadores que los estados deben aprovechar cada minuto para elaborar un nuevo tratado de armas internacional capaz de salvar las vidas de miles de personas cada año.

Según la Campaña Armas bajo Control, una red internacional de la sociedad civil, la violencia armada produce una víctima fatal por minuto, hiriendo a miles más y permitiendo el abuso diario de tantos otros. Desde 1989 se han producido 128 conflictos armados, con un saldo de 250 mil fallecidos al año.

La Campaña Armas bajo Control hace un llamamiento a que los gobiernos aporten verdaderos recursos diplomáticos para conseguir un tratado sólido y eficaz de control del comercio de armas convencionales. Las organizaciones destacan la urgente necesidad de un acuerdo vinculante a nivel legal y que cubra todas las armas, munición y accesorios relacionados.

En la actualidad no existen reglas globales ni vinculantes a nivel legal que regulen el comercio de armas convencionales, y las lagunas jurídicas y vacíos en los controles nacionales permiten que las armas lleguen a zonas de conflicto y acaben en las manos de peligrosos violadores de derechos humanos.

"Hace ya tiempo que se acabaron las esperas y las excusas. Cada país tiene que procurar el acuerdo más estricto posible para evitar que las armas acaben en manos de violadores de los derechos humanos y de los violentos. Necesitamos reglas claras que supervisen cómo los estados transfieren y regulan el comercio de armas. Es algo obvio. Para cuando acaben las próximas dos semanas, los estados miembro deberán haber avanzado de verdad: o sea, deberán entregar un borrador", declara Anna Macdonald, Directora de la Campaña de Control de Armas de Oxfam.

Para salvar vidas y proteger los medios de subsistencia, el tratado debe tener unos criterios específicos basados en los derechos humanos, en la legislación humanitaria y en el desarrollo sostenible.

Las negociaciones se inician cuatro años después de que la Asamblea General de las Naciones Unidas acordara por una abrumante mayoría trabajar para conseguir un Tratado sobre Comercio de Armas que defina unas reglas y unos estándares internacionales que regulen mejor su comercio. La Asamblea General de la ONU ha asignado apenas cuatro semanas de negociaciones (120 horas de tiempo de negociación) para desarrollar el texto del nuevo documento internacional antes de la conferencia de final de negociación de 2012.

"La mitad de los pobres del mundo viven en estados en los que corren el riesgo de padecer un conflicto violento. Las armas convencionales, especialmente las pequeñas y ligeras, así como sus municiones, son las empleadas en la mayoría de las violaciones graves de los derechos humanos. Ahora es el momento de lograr un Tratado de Comercio de Armas que proteja de verdad a la gente, no solo a los estados", indica Daniel Mack, Coordinador de Políticas y Asesoría, Control de Armas, Instituto Sou da Paz, San Pablo.

Desde 2006, una amplia mayoría de los gobiernos en África, América, Europa y Asia han votado en la Asamblea General de la ONU por desarrollar un Tratado. En diciembre de 2009, 151 de los 192 estados de la ONU votaron para comenzar las negociaciones formales. No obstante, unos 20 estados se han estado absteniendo en las votaciones de la ONU sobre el Tratado de Comercio de Armas.

"Una pequeña minoría de estados con poder no debería obstaculizar el progreso que consigamos en Nueva York en las próximas dos semanas", afirma Brian Wood, Director de Control de Armas de Amnistía Internacional. "El mundo necesita con urgencia un Tratado de Comercio de Armas sólido que salve vidas, proteja los medios de subsistencia y salvaguarde los derechos humanos".

 

Más información

Campaña: Armas bajo Control

Página oficial de la campaña Armas bajo Control

Notas a los editores

El análisis global más completo realizado hasta ahora sobre los datos de las muertes fruto de la violencia armada dentro y fuera de los conflictos armados lo realizó la Declaración de Ginebra contra la Violencia Armada en 2008, registrando que entre 2004 y 2008, se produjeron al menos 208.300 muertes en conflictos armados: una media de 52 mil asesinados al año.

Las pruebas de las investigaciones epidemiológicas muestran que, entre 2004 y 2007, se produjeron anualmente al menos 200 mil muertes indirectas resultantes de los conflictos armados, y probablemente hayan sido muchas más.

Finalmente, se estima que se producen unas 490 mil muertes anuales fuera de conflictos armados en los últimos años, de las cuales un 60% (cerca de 300 mil al año) se producen por armas de fuego. Es casi seguro que estas cifras se queden muy cortas.

Contacto para medios

  • Louis Belanger, Oxfam: +1 9172240834 Louis.belanger@oxfaminternational.org
  • Tom Mackey, Amnistía Internacional: +44 7904 398 285 - tom.mackey@amnesty.org
  • Bruce Millar, International Action Network on Small Arms (IANSA): +44 207 0650867 - Bruce.Millar@iansa.org