La falta de fondos para combatir la crisis alimentaria en África Occidental obliga a la ONU a tomar una dolorosa decisión

El Programa Mundial de Alimentos dará prioridad a los menores de dos años; el 60% de los más urgentemente necesitados podría no recibir ayuda adecuada

Níger es el país más castigado por la crisis alimentaria de África Occidental, pero allí el Programa Mundial de Alimentos (PMA), organismo dependiente de la ONU, se ha visto forzado a tomar la "dolorosa" decisión de abandonar sus planes de suministrar ayuda alimentaria de emergencia a familias con hijos mayores de dos años por causa de un gran déficit de fondos, ha informado la Organización No Gubernamental (ONG) internacional Oxfam.

Solo las familias con niños menores de dos años recibirán alimentos en las próximas semanas, y aun así solo recibirán 50 kilos de cereales, la mitad de lo que una familia promedio de siete miembros consume mensualmente. El restante 60 por ciento de la población afectada dependerá del gobierno y las organizaciones de asistencia, ambos limitados por una severa carencia de recursos. La noticia llega en el punto más crítico de la crisis alimentaria, cuando faltan aún casi dos meses para la nueva cosecha.

Oxfam, que colabora con la ONU suministrando alimentos a familias de Níger, ha pedido repetidas veces a los donantes que aumenten los fondos al PMA y a otras organizaciones de ayuda, pero siguen faltando más recursos, aclara la organización internacional.

Raphael Sindaye, Subdirector de Oxfam en África Occidental, ha manifestado:

"No debería llevarse a ninguna organización humanitaria a tal situación de desamparo, especialmente una organización respaldada por toda la comunidad internacional. A causa de la falta del dinero que necesita para realizar su trabajo, se está forzando al PMA a tomar la desgarradora decisión de dirigir sus limitados recursos solo a las familias con niños menores de dos años".

A lo largo de la franja del Sáhel, en África Occidental, la sequía y las inconstantes lluvias han traído como consecuencia pobres cosechas y gran escasez de agua, obligando así a Níger, Malí y Chad a depender principalmente de la ayuda internacional. La crisis ha afectado a más de 10 millones de personas, siete de los cuales viven en Níger, donde cientos de miles están amenazados por el hambre.

“Cada día que pasa es una lucha para encontrar comida”

En una entrevista con Oxfam en una aldea cercana a Zinder, Maria Alí, de 50 años y madre de diez hijos se quejó diciendo:

"No tenemos cultivos ni tierra propia, y estamos muy hambrientos. Es el peor año que puedo recordar. Aquí nadie ha recibido ayuda. No podemos hacer nada; apenas rezamos y esperamos la ayuda de Dios. Le pedimos a quien sea: al gobierno, a las organizaciones internacionales, que vengan a auxiliarnos. Cada día que pasa es una lucha para encontrar comida que dar a mis hijos".

Por su parte, Fátima Husseini, de 50 años y madre de nueve hijos afirmó:

"Aquí no hemos recibido ayuda. Sé de otros lugares que sí han recibido, pero no estamos celosos, pues sabemos que todo el mundo necesita ayuda. Le ruego a quien sea que nos ayude".

El PMA había anunciado hace poco un imprescindible aumento en el ritmo y alcance de sus operaciones para llevar ayuda de emergencia a 8 millones de personas en Níger, pero los limitados recursos y el corto tiempo han obligado a la organización a modificar drásticamente esos planes, y en consecuencia se ha detenido el suministro de ayuda a un millón de personas con niños mayores de dos años. En respuesta a las limitaciones de recursos, el PMA ha decidido dar prioridad en la entrega de ayuda a apenas 700.000 niños menores de dos años y sus familias.

"Esta es una situación abrumadora", ha concluido Raphael Sindaye. "Durante meses supimos de la inminencia de esta crisis, y sin embargo más de un millón de personas en Níger seguirá con hambre en las próximas semanas y tal vez en los próximos meses".

Oxfam ha recalcado que se necesitan con urgencia los fondos que faltan para adquirir los camiones y abrir los centros de abastecimiento necesarios para garantizar que los alimentos lleguen a las comunidades necesitadas.

Oxfam colabora con organizaciones asociadas en algunas de las zonas más afectadas de Níger, Chad y Malí, donde suministra vales, dinero efectivo y agua potable al tiempo que vacuna el ganado. La organización distribuye también alimentos suministrados por el PMA a través de organizaciones locales asociadas.

Más información

Crisis alimentaria en Níger – Fotogalería

El blog de Kirsty Hughes, coordinadora de incidencia política de Oxfam: Níger: la crisis alimentaria del Sahel vista de cerca, 1ª parte y 2ª parte

Crisis alimentaria en el Sahel – Haz un donativo ahora

Crisis alimentaria en el Sahel

Notas a los editores

  1. El 17 por ciento de los niños menores de cinco años en Níger es víctima de desnutrición aguda. Este porcentaje supera el 15 por ciento, que se considera el umbral de emergencia global.
  2. El PMA enfrenta una falta de fondos del orden de los $96 millones en Níger. La falta de recursos en el marco de la respuesta combinada de emergencia de la ONU en Níger es dos veces esa cantidad. Los recursos consolidados para la región de África Occidental presentan un déficit combinado de $483 millones.

Contacto para medios

Anna Ridout, +44 (0)1865 473415 o +44 (0)7766 443506