La inversión en agricultura debe ser una prioridad durante la reconstrucción de Haití

Deben abandonarse prácticas comerciales como el dumping con las exportaciones de arroz y las trabas a las exportaciones haitianas

Oxfam presenta hoy un nuevo informe, "Sembrar ahora. Desafíos y oportunidades agrícolas para la reconstrucción de Haití", en el que aboga por dar prioridad a la inversión en la agricultura en los planes de reconstrucción del país latinoamericano, tras el devastador terremoto que sufrió el pasado enero.

La organización insta también a los donantes internacionales a que financien el plan de desarrollo agrícola que ha diseñado el gobierno haitiano, valorado en $772 millones de dólares, y abandonen ciertas prácticas comerciales como el dumping con las exportaciones de arroz , altamente subvencionado, y las trabas que sufren actualmente exportaciones haitianas.

"Las imágenes desgarradoras de hogares, hospitales y todo tipo de edificios derrumbados demostraron los terribles efectos del terremoto. Sin embargo, estas imágenes no muestran el efecto devastador del seísmo en el campo, donde la mayoría de los haitianos deben ganarse la vida. El terremoto interrumpió la producción de alimentos, afectando de ese modo a toda la nación donde seis de cada 10 personas pasan hambre ", dice Phillipe Mathieu, el director de país de Oxfam en Haití.

Durante décadas, el gobierno de Haití y los donantes internacionales han dejado de lado la agricultura a pesar de su importancia en contexto socioeconómico de Haití. Si se está hablando de reconstruir este país, es prioritario que la comunidad internacional apoye económicamente el plan de inversión agrícola del gobierno.

El estudio señala que un desarrollo fuerte y sostenible en los ámbitos rural y agrícola es fundamental para el éxito de la reconstrucción de Haití. "Dado que la mayoría de los haitianos todavía viven en zonas rurales y dependen de la agricultura para su subsistencia, los esfuerzos de reconstrucción deben dar prioridad a la agricultura para reducir la pobreza y mejorar el acceso a los alimentos, tanto en zonas rurales como en las ciudades del país", asegura Benavides.

Vivir con menos de dos dólares al día

Casi el 90% por ciento de la población rural vivía con menos de 2 dólares al día antes del terremoto. El seísmo ha provocado el desplazamiento de más de dos millones de haitianos, incluyendo los cerca de 600.000 que emigraron al campo inmediatamente después del terremoto, haciendo escasear aún más los alimentos y el combustible.

La ayuda alimentaria internacional enviada tras el terremoto rebajó los precios de alimentos y facilitó el acceso a los mismos, ello benefició a los que estaban recibiendo comida, pero perjudicó a los campesinos cuyos ingresos dependen de la venta de alimentos.

El informe de Oxfam insta a la comunidad internacional a adoptar políticas que apoyen el desarrollo económico de Haití. "Por ejemplo, permitir sus exportaciones, en particular las de las prendas de vestir, y que este país tenga pleno acceso al mercado de EE.UU. favorecería que Haití empezara a salir de la pobreza por sus propios medios". Oxfam también pide que Haití no se vea afectado por la llamada Enmienda a la Ley de Ayuda Exterior estadounidense (denominada "Bumper Amendment"), que descarta la ayuda directa al desarrollo para cultivos como el arroz que pueden competir a nivel mundial con las exportaciones estadounidenses.

" Los subsidios de arroz de EE.UU. y la distribución de alimentos perjudican a los agricultores haitianos a la vez que el gobierno estadounidense invierte en el desarrollo agrícola de Haití. La comunidad internacional debe abandonar estas políticas y contribuir al crecimiento de la frágil economía rural de Haití ", dice la portavoz de la organización.

El gobierno de Haití ha diseñado un Plan Nacional de Inversiones Agrícolas por valor de $772 millones dólares. Éste está centrado en la mejora de las infraestructuras, impulsar la producción y mejorar los servicios en las zonas rurales . En este momento, la comunidad internacional aún no ha acordado proporcionar todos los recursos solicitados para dicho plan.

El informe de Oxfam destaca los puntos que aún pueden mejorarse para construir un sector agrícola sostenible en Haití. Entre ellos, apoyar el papel crucial de las mujeres en la producción y comercialización y fortalecer la voz de los agricultores rurales mediante el desarrollo de organizaciones comunitarias. "También mejorar las escuelas, la sanidad, el empleo y la capacidad de los gobiernos locales para prestar servicios y promover el desarrollo de la comunidad es crucial para mejorar la calidad de la vida rural", dice Phillipe Mathieu.

"Con el apoyo adecuado y la aplicación integral, el Plan Nacional de Inversiones Agrícolas podría hacer de estas regiones lugares más atractivos y sostenibles para trabajar y vivir", concluye Mathieu.

Más información

Descárgate el informe: Sembrar ahora. Desafíos y oportunidades agrícolas para la reconstrucción de Haití

Respuesta de Oxfam ante la emergencia de Haití

Notas a los editores

Contacto para medios

En Haití: Ana Arendar al + 52 1 551320 9949 ó aarendar@oxfam.org.uk
En los EE.UU. Maura Hart al +1 202 476 0093 ó mhart@oxfamamerica.org