La OTAN debe priorizar la protección de civiles en su estrategia de transición en Afganistán

2010 es el año en que más civiles han muerto en este país en una década, esto puede ir en aumento a menos que la OTAN actúe de inmediato

Las fuerzas militares internacionales deben tomar medidas urgentes para proteger a los civiles atrapados en el conflicto afgano como parte del plan de traspaso de responsabilidades en materia de seguridad al gobierno de Afganistán, han advertido un grupo de ONG internacionales.

El llamamiento se produce en el marco de la reunión de los líderes de la OTAN que tiene lugar en Lisboa (Portugal) los días 19 y 20 de noviembre donde se discutirá el plan de transición elaborado por el general estadounidense David Petraeus, el comandante de la misión de la OTAN en Afganistán.

Veintinueve ONG, afganas e internacionales, incluidas Oxfam, Afgahanaid y la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán han publicado un nuevo informe –Callejón sin salida- en el que instan a la OTAN a hacer más en cuanto a la mejora del entrenamiento y monitoreo de las fuerzas afganas de seguridad durante el periodo de transición.

Grave riesgo de abusos

Ashley Jackson, responsable de Incidencia Política de Oxfam en Afganistán, dice: “El traspaso de las responsabilidades en seguridad a las fuerzas afganas va a tener enormes obstáculos. Hay un grave riesgo de abusos generalizados por parte de las fuerzas de seguridad nacionales, que pueden ir desde el robo y la extorsión a la tortura y el asesinato indiscriminado de civiles. Los estados miembro de la OTAN, que capacitan, asesoran, financian y arman a estos cuerpos, comparten la responsabilidad de que esto no ocurra, sin embargo hasta ahora hemos visto poca acción sobre el terreno en este sentido”

El informe señala que los soldados y policías afganos están mal entrenados y las jerarquías de mando son débiles. El documento mantiene que no existen mecanismos eficaces para el registro de quejas de las comunidades y que las muertes civiles causadas por fuerzas afganas no están suficientemente investigadas. En el informe se pide a la OTAN que la rectificación de estos aspectos sea una parte clave de su estrategia de transición.

La OTAN debe actuar ahora

Nader Nadery, representante de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán  dijo: “Revelaciones recientes de abusos por parte de las fuerzas de seguridad y milicias iraquíes deberían ser una alarma de advertencia. Aún hay tiempo en Afganistán para establecer sistemas de control adecuados y que no ocurra lo mismo. Pero para ello, la OTAN debe actuar ahora”.

Las ONG que firman el reporte señalan que la OTAN debería abandonar iniciativas tan peligrosas como las llamadas “iniciativas de defensa de la comunidad”, grupos de milicias locales que luchan contra los talibanes.

2010 ya es el año con más bajas de civiles en Afganistán desde 2001, con un incremento de las víctimas civiles del 31% en sólo los seis primeros meses del año. La seguridad se está deteriorando rápidamente en todo el país, incluso en el norte, antes estable, donde se ha producido un aumento de civiles muertos del 136%.

Los grupos antigubernamentales son los que causan la mayoría de las víctimas civiles. Sin embargo, el informe advierte de que mientras las tropas de la OTAN están tomando medidas para reducir el daño directo que sus operaciones suponen para los civiles, sus tácticas militares continúan poniendo en riesgo la vida de la población afgana. Un factor clave para la reducción de las víctimas civiles es la reducción de ataques aéreos desde 2009. Sin embargo, las ONG advierten de que estas víctimas pueden ascender de nuevo ya que ha habido un ascenso de ataques aéreos en los últimos meses.

“Ahora están resultando más civiles muertos y heridos que nunca y Afganistán es más inseguro ahora que en los últimos nueve años. Estamos preocupados ya que a menos que se tomen medidas urgentes, la violencia continuará en escalada el próximo año y el sufrimiento de los civiles no va a hacer otra cosa que crecer”, dice dice Farhana Faruqi-Stocker de Afghanaid.

Más información

Descargar el informe: Callejón sin salida: el fracaso en la protección de civiles en Afganistán (sólo disponible en inglés. pdf, 1.6MB)

Galería de fotos:  Afganistán - El coste de la guerra en imágenes

Vídeo: ¿Qué quiere el pueblo afgano?

Actúa ahora: Únete a la lucha contra la pobreza en Afganistán añadiendo tu voz

El trabajo humanitario de Oxfam en Afganistán

Notas a los editores

  • Los signatarios del informe son ACSF, ACTED, Ayuda en Acción, ADA, Afgana, Afghanaid, AIHRC, AMI, AWN, AWSDC, CAFOD, CHA, Christian Aid, CIVIC, CoAR, Cordaid, CPAU, DACAAR, HRRAC, Ibn Sina, ICCO, INTERSOS, NRC, Fundación Open Society, Oxfam, Peace Direct, SMO, Tearfund, War Child (Reino Unido).
  • El informe se centra específicamente en el impacto de las estrategias de seguridad a la población civil afgana. Como las organizaciones humanitarias, los firmantes del informe Callejón sin salida no puede hacer comentarios sobre la eficacia de las estrategias de seguridad a favor del logro de sus objetivos militares previstos.
  • La OTAN tiene el mando de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) en Afganistán, que opera en Afganistán bajo el mandato establecido en resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU 1386 (2001), 1510 (2003), 1868 (2009) y otras resoluciones.

Contacto para medios

Para obtener más información y entrevistas con el autor del informe, Ashley Jackson, por favor contactar con:

En Afganistán: Louise Hancock, Medios y Comunicaciones de Oxfam 93 (0) 700 294 364, louise.hancock @ oxfamnovib.nl

Farhana Faruqi Stocker-, Afghanaid, 93 (0) 799 310 498, ffstocker@afghanaid.org.uk