Seis meses después, el desastre causado por las inundaciones en Pakistán amenaza con agravarse

Oxfam ha advertido hoy, seis meses después de las devastadoras inundaciones que han afectado a más de 20 millones de personas en Pakistán, que la situación de emergencia no ha terminado y podría empeorar en los próximos meses.

Seis meses después de las inundaciones, cientos de miles de personas permanecen en los campamentos y miles de personas viven en tiendas de campaña al lado de sus casas destruidas. Las bajas temperaturas que se están viviendo este invierno han incrementado el número de enfermedades respiratorias como la gripe y la neumonía, llegándose a registrar más de 200.000 casos en la segunda semana del mes de enero. En el sur, grandes extensiones de tierra – casas y campos agrícolas – permanecen todavía bajo el agua contaminada. Oxfam advierte que las tasas de desnutrición, ya preocupantes antes de las inundaciones, han aumentado según se desprende del informe que ha lanzado hoy, titulado "Seis meses después de las inundaciones: Redefiniendo las prioridades de Pakistán en el proceso de reconstrucción".

En este informe Oxfam advierte que millones de personas se encuentran aún en una situación de extrema necesidad y que la situación podría deteriorarse todavía más en los próximos meses. La agencia añade que a pesar de que la ayuda ha llegado a millones de personas, apenas se ha podido hacer frente a la gran escala de las necesidades humanitarias. “Aunque las inundaciones de Pakistán, con más de 20 millones de personas afectadas, es la mayor emergencia de los últimos tiempos, la financiación de la respuesta de emergencia ha sido lamentablemente lenta. Sólo ha llegado el 56% de los 2.000 millones de dólares solicitados por la ONU para esta emergencia”, según ha señalado Francisco Yermo, portavoz de Intermón Oxfam.

Nuestro mayor programa de ayuda

"Seis meses después millones de personas todavía se enfrentan al agua de las inundaciones, hacinados en refugios temporales y luchando cada día para encontrar alimentos. Oxfam está ayudando actualmente a cerca de dos  millones de personas - uno de nuestros mayores programas en todo el mundo - pero esto no es suficiente y esta cifra queda eclipsada por el número de personas que siguen necesitando ayuda. La comunidad internacional ha enviado una enorme cantidad de ayuda,  pero dada la  magnitud de este desastre sólo hemos cubierto una pequeña parte de las necesidades humanitarias", ha manifestado Neva Khan, director de Oxfam Internacional en Pakistán.

Oxfam pide al gobierno de Pakistán que extienda el período de emergencia hasta que las necesidades de la gente queden cubiertas. El gobierno está pensando en  detener las operaciones de ayuda que ha realizado en la mayoría de las áreas afectadas desde el 31 de enero de 2011, pero Oxfam advierte que esto podría poner en peligro a un gran número de personas que todavía necesitan ayuda.

Oxfam también insta al gobierno de Pakistán y a la comunidad internacional a que aprendan de las lecciones de este desastre y aprovechen la situación para volver a construir un Pakistán mejor, en concreto, proporcionando tierra a los campesinos sin acceso a ella, facilitando la escolarización de las niñas e invirtiendo más en la gestión de desastres, especialmente a nivel local. Muchos campesinos arrendatarios tienen miedo a irse de sus casas debido a las deudas contraídas con los terratenientes, debido principalmente a las cosechas perdidas por culpa de las inundaciones.

Un nuevo comienzo

"Pakistán resurgir de entre los escombros de este desastre; tener un nuevo comienzo. Si el país invierte en la reducción del riesgo de desastres, la devastación causada por este desastre podría pasar a la historia. Si se aplican medidas audaces - como la redistribución de la tierra - un país más justo y más fuerte podría resurgir. Debemos aprovechar esta oportunidad para abordar las causas de la desigualdad y la pobreza para construir de nuevo un Pakistán mejor y más fuerte.", añade Khan.

Oxfam también advierte que es necesario actuar ahora para prevenir una segunda crisis alimentaria. La agricultura se vió especialmente afectada por las inundaciones, perdiéndose más de 2,2 millones de hectáreas de cultivos. La mayoría de los agricultores no pudieron sembrar la pasada temoporada, en noviembre, algunos porque sus tierras siguen aún bajo el agua, y otros porque no recibieron semillas y otros insumos agrícolas a tiempo. La temporada de cosechas en abril podría todavía aprovecharse, si se toman medidas urgentes ahora para rehabilitar los campos que se pueden cultivar y se distribuyen semillas y herramientas a los agricultores.

En el informe de Oxfam también se destaca que un estado propenso a los desastres como Pakistán debería haber estado mejor preparado para ofrecer una respuesta adecuada y rápida a las inundaciones. Asimismo, critica a la comunidad internacional por focalizar sus esfuerzos en ayudar a la provincia de Khyber Pakhtunkwa en el norte, y olvidar la provincia de Sindh en la costa del sur. Oxfam estuvo presente desde el principio en la provincia de Sindh, pero muchos organismos de ayuda no ofrecieron cobertura hasta 2 ó 3 meses más tarde.

Más información

Informe: Seis meses después de las inundaciones: Redefiniendo las prioridades de Pakistán en el proceso de reconstrucción (resumen en español)

La respuesta humanitaria de Oxfam ante las inundaciones en Pakistán

Notas a los editores

Oxfam está ayudando actualmente a cerca de 2 millones de personas afectadas por el desastre. La respuesta de emergencia de Oxfam incluye el suministro de agua potable, instalaciones sanitarias adecuadas, distribución de kits de saneamiento e higiene, así como de equipos de emergencia para los hogares, subvenciones en efectivo y apoyo a los medios de vida de la población. Este trabajo se lleva a cabo en tres provincias de Pakistán: Khyber Pakhtunkhwa, Punjab y Sindh.

Contacto para medios

Para más información, por favor contactad con:

En Pakistán: Amil Khan al  +92 3085 557 219 o amilkhan@oxfam.org.uk

En Barcelona:  Ivan M. García al  + 34 91 204 67 20 // 615 359 401