El aumento del precio de los alimentos está cambiando los hábitos alimentarios en todo el mundo

En todo el mundo las personas están cambiando su dieta por el aumento del precio de los alimentos, según se desprende de una encuesta hecha pública hoy por Oxfam en el marco de la campaña mundial CRECE, que quiere asegurar que todas las personas tengan siempre suficiente para comer. Los ministros de Agricultura del G20 se reúnen en Francia la próxima semana y tratarán entre otros temas la crisis global de los precios de los alimentos.

La encuesta fue realizada en 17 países de los cinco continentes: Australia, Alemania, Brasil, España, Ghana, Guatemala, India, Kenya, México, Países Bajos, Pakistán, Filipinas, Rusia, Sudáfrica, Tanzania, el Reino Unido y los EE.UU, que Oxfam encargó a una empresa independiente. Del estudio se extraen los siguientes resultados:

  • El 54 % de los encuestados a escala global afirmaron no comer lo mismo que hace 2 años, justo antes de que empezara la crisis actual de los precios de los alimentos. El 39 % explicaron que su dieta había cambiado porque los alimentos se están encareciendo y un 33 % esgrimió razones de salud. En el caso español, por ejemplo, 33% de los entrevistados afirmaron haber cambiado su dieta por motivos económicos y un 21% por razones de salud. En Kenia, un sorprendente 76% de los encuestados afirmó haber cambiado su dieta, y de todos los que han cambiado su dieta el 79% culpó al precio de los alimentos.
  • El aumento del precio de los alimentos es la mayor preocupación de los ciudadanos en lo que se refiere a los alimentos, puesto que fue la elección del 66% de los encuestados globales. El 43% de las personas señaló como mayor preocupación el que los alimentos sean nutritivos y saludables. Sin embargo, en los países más pobres la mayor preocupación es el acceso a los alimentos: para el 57% de los encuestados en Kenia y el 45% de los de Tanzania.
  • 1 de cada 2 personas encuestadas en países en desarrollo como Kenia y Tanzania, afirma que no tiene suficiente para comer a diario, cifra que se reduce a sólo el 6% de los encuestados en los países desarrollados como el Reino Unido, Alemania, Australia y los EE.UU; y aún baja más, hasta el 5% en el caso de España.

Preguntados por los factores clave que afectan la cadena alimentaria, los encuestados señalan mayoritariamente el aumento del precio del petróleo y del transporte, así como el impacto del cambio climático. Les siguen en orden descendente las políticas gubernamentales y las acciones de las multinacionales. Cabe destacar que España es el país junto con Alemania en el que los encuestados dan más importancia al papel del sector privado.

Jeremy Hobbs, director ejecutivo de Oxfam, ha afirmado: "Lo que comemos está cambiando rápidamente y para demasiadas personas está cambiando a peor. Una gran cantidad de personas, especialmente en los países más pobres del mundo, están reduciendo la cantidad o la calidad de los alimentos que consumen por el aumento del precio. Los líderes mundiales, especialmente los del G20, deben actuar ahora para arreglar el sistema alimentario, que no funciona. Deben regular los mercados de materias primas, deben reformar las políticas de biocombustibles para mantener los precios de los alimentos bajo control y deben invertir en los pequeños productores en los países más pobres y ayudarlos a adaptarse al clima cambiante.”

Pizza, pasta, pollo y paella

La encuesta, realizada por GlobeScan a más de 16.000 personas, también revela hasta qué punto la comida occidental se ha extendido por  todo el mundo. La pizza, la pasta y el pollo encabezan la lista de los alimentos favoritos en la mayoría de los países, junto con platos nacionales como la paella en España y el biryani en la India. Las únicas excepciones son las naciones más pobres de África, donde siguen dominando los platos tradicionales a base de maíz.

Olivier Martin, Director de investigaciones de GlobeScan ha afirmado: “Las consecuencias de la subida del precio de los alimentos en todo el mundo son muy evidentes en los resultados de la encuesta. El precio de los alimentos es con diferencia la preocupación principal que la gente tiene sobre lo que ellos y sus familias comen.”

Otras entrevistas realizadas por Oxfam aportan más pruebas de que muchas personas en los países en desarrollo están comiendo menos cantidad de comida, productos más baratos o llevando una dieta menos variada como consecuencia de la subida del precio de los alimentos. Las mujeres se ven afectadas de manera desproporcionada por la subida de los precios, porque son las responsables de alimentar a sus familias.

Glenda Marisela Galindo Castro, una dependienta de 22 años de Guatemala ha afirmado: “El azúcar solía ser muy importante para nosotros. Lo añadíamos al café y a los refrescos, pero ahora no podemos por la subida del precio del azúcar. El aceite que solía valer 5 quetzales el medio litro, ahora vale 8. Soy la única de mi familia que trabaja y el salario que cobro no es suficiente para cubrir las necesidades de todos.”

Edson James Kamba, de 69 años, y ciudadano de Malawi ha afirmado: “Mi comida favorita es el arroz con judías y carne pero es muy caro. El precio de los alimentos sigue subiendo. Me gustaría beber algo de leche pero no puedo comprarla. Solía comer pan con margarina y mermelada, pero ahora no me lo puedo permitir. Cuando veo la gente en la televisión, siempre están comiendo cosas muy buenas como carne, pollo y huevos. Si yo estuviera allí también tomaría esas cosas. Las queremos pero no podemos permitírnoslas.”

Apoyo de celebridades

La campaña CRECE de Oxfam inicia un diálogo global sobre cómo podemos cultivar y compartir mejor los alimentos ahora y en el futuro. Han participado también en el debate celebrities de la talla del ex presidente de Brasil, Lula da Silva, el arzobispo Desmond Tutu, la compositora y artista Angelique Kidjo de Benin y los actores Gael García Bernal de México, Amar Waked de Egipto y Hai Qing de China.

El ex presidente de Brasil, Lula da Silva, ha afirmado: “Como muchos brasileños no hay nada que me guste tanto como un plato de arroz, judías, carne, cebollas y huevos. Pero como muchos en Brasil he sufrido el hambre. En muchas ocasiones me despertaba por la mañana sin pan para el desayuno y nada para la comida. Esa parte de mi vida fue muy importante porque me dio la fuerza para sobrevivir y la determinación para luchar y conseguir acabar con el hambre. No es aceptable que un niño pase el día sin tener un vaso de leche. No es aceptable que un niño tenga menos de 3 comidas al día. Son derechos fundamentales.”

“La comida es uno de los mayores placeres de la vida y uno de nuestros derechos humanos más básico. Es importante que todos nos involucremos en el debate sobre cómo cambiar el sistema global de los alimentos para que todo el mundo tenga suficiente comida hoy y mañana. Hay otras maneras de producir, como por ejemplo, el comercio justo, que deberían promocionarse más. La campaña CRECE de Oxfam invita a las personas a unirse a este debate ahora en www.oxfam.org/crece”  ha afirmado Hobbs.

Más información

La campaña CRECE de Oxfam

Notas a los editores

Se puede descargar un desglose detallado de los resultados a nivel mundial y por país.

16.421 personas de 17 países fueron entrevistados online, por teléfono y cara a cara entre el 6 de abril y el 6 de mayo del 2011. La entrevista fue encargada por Oxfam a la consultora internacional GlobeScan. En la mayoría de países las entrevistas se hicieron online,  mientras que la menor parte participaron con entrevistas por teléfono o cara a cara. Las muestras online fueron estructuradas para ser representativas de la población online en el país en cuestión. En algunos países este perfil diferirá del perfil de la población nacional por el nivel menor de penetración de internet. Los resultados de esta encuesta se consideran precisos dentro de un 2,1 a 4,4% (según el país) de incidencia cierta en la población en cuestión, 19 veces de cada 20 en cada uno de los 17 países.

Desglose de los resultados de la encuesta sobre cambio de dieta

(en porcentajes)

País Porcentaje de personas que no comen lo mismo que hace 2 años Porcentaje de personas que han cambiado su dieta por la subida del precio de los alimentos Porcentaje de personas que han cambiado su dieta por razones de salud
Global 53 39 33
Kenia 75 79 4
Sudáfrica 69 37 47
México 65 54 26
Guatemala 61 48 26
Australia 62 39 36
India 56 13 59
Pakistán 57 44 32
Rusia 57 31 12
EEUU 55 31 49
Brasil 55 34 31
Tanzania 47 49 21
España 46 45 29
Gran Bretaña 46 41 36
Ghana 42 32 38
Filipinas 42 26 56
Alemania 37 25 32
Holanda 36 30 18

Las 10 comidas favoritas a escala global

Las 10 comidas favoritas a escala global: pasta (9%), carne (6%), arroz (5%), pizza (5%), pollo (5%), pescado y marisco (4%), verduras (3%), comida china (2%), comida italiana (2%) y comida mexicana (2%).

Contacto para medios

Anna Mitchell, Oxfam: +44 1865 339 157, +44 7796 993 288 o anna.mitchell@oxfaminternational.org