Sudán del Sur: la oportunidad de construir un país mejor

Una coalición de 38 agencias humanitarias llama a los donantes a no desperdiciar la oportunidad de cambiar la vida de los habitantes de Sudán del Sur, la nación más nueva del mundo. El llamamiento se produce después de que nuevos actos de violencia en el estado de Jonglei aumentaran las necesidades de ayuda humanitaria de emergencia.

Los donantes se reunirán en los próximos meses con distintos cargos del gobierno de Sudán del Sur para discutir las prioridades de desarrollo. Sudan del Sur es uno de los países más pobres del mundo, donde la mitad de la población vive por debajo del umbral de la pobreza y que, tras décadas de brutal guerra, trata de reconstruirse partiendo de cero.

Las agencias humanitarias, entre las que se incluyen Oxfam, World Vision y la South Sudan Law Society, advierten en un informe conjunto de la necesidad vital de que los donantes establezcan, partiendo desde cero, las prioridades para la lucha contra la pobreza. El informe señala las principales prioridades que los donantes que trabajan para mejorar la vida de las personas de Sudán del Sur han de tener en cuenta.

La directora de país en funciones de Oxfam en Sudán del Sur, María Kudla, afirma:

"La guerra y la lucha por la independencia ya terminaron, pero la lucha para garantizar la paz y la seguridad de todos y para ganar la batalla contra la pobreza extrema en Sudán del Sur apenas ha comenzado. Hoy en día, una joven de 15 años tiene más probabilidades de morir durante el parto que de terminar la escuela, y la gente se sigue viendo obligada a abandonar sus hogares debido a la nueva ola de violencia. El entusiasmo tras el nacimiento de una nación es grande, pero la desilusión de no producirse ningún cambio para los más pobres sería igualmente grande. Los donantes deben partir de cero a la hora de diseñar las políticas para Sudán del Sur. "

El informe pide principalmente a los donantes que sigan prestando ayuda de emergencia a esta nación volátil y que mejoren sus conocimientos sobre la dinámica del conflicto. Ya este año han muerto 2.611 personas en conflictos violentos, como los enfrentamientos tribales que tuvieron lugar a mediados de agosto en el estado de Jonglei y que costaron la vida a, al menos, 340 personas y provocaron el desplazamiento de 26.800 más. Otras 275.000 personas se han visto obligadas este año a abandonar sus hogares a causa de la violencia, lo que ha dificultado las tan necesarias tareas de cultivo y recolección.

El secretario general de la South Sudan Law Society, Dong Samuel Luak, señala:

"Sudán del Sur tiene una compleja mezcla de necesidades de ayuda humanitaria de emergencia, de recuperación y de desarrollo. El país sigue siendo vulnerable a desastres naturales tales como inundaciones y sequías y, además, sigue siendo susceptible a padecer conflictos. Como quedó claro tras los recientes enfrentamientos en Jonglei, la gente sigue necesitando ayuda de emergencia. El país precisa financiación humanitaria sostenida, así como un mayor apoyo a la hora de proporcionar servicios básicos, seguridad y justicia.

El informe también pide a los donantes que aumenten la capacidad del gobierno de Sudán del Sur para que éste pueda ofrecer a sus habitantes más y mejores servicios, y garantice la seguridad y el estado de derecho. Las estructuras de gobierno son muy débiles ya que carecen de bases sólidas, especialmente fuera de las principales ciudades. Las agencias indican que Sudán del Sur necesitará tiempo para poder hacerse cargo de la total prestación de servicios. En la actualidad, las ONG son las responsables de la prestación de la mayoría de los servicios básicos, tales como salud, educación, agua y saneamiento. Por esta razón, es vital que los donantes continúen prestando su apoyo al suministro de estos servicios, a la vez que apoyan al gobierno para que aumente su capacidad para ofrecerlos por sí solo.

Las agencias humanitarias también urgen a los donantes a apoyar las actividades agrícolas, así como aquellas que generen ingresos para las comunidades más pobres. Se estima que en la actualidad sólo el 4 por ciento de la tierra cultivable se aprovecha para el cultivo; que la producción de ganado y la pesca representan tan sólo un pequeño porcentaje de su total potencial; y que las exportaciones y el comercio entre las diferentes regiones de Sudán de Sur son mínimas.

El director del Programa de World Vision de Sudán del Sur, Edwin Asante, dice:

“En Ecuatoria Occidental los mangos se pudren en el suelo mientras los comerciantes importan jugos de la vecina Uganda. La asociación de agricultores locales quiere comprar una máquina para hacer jugos, pero no tienen el dinero para hacerlo. En todo el país, hay una ausencia absoluta de equipos y tecnología que podrían ayudar a los agricultores de Sudán del Sur a agregar valor a sus productos. Algunos productos como la harina de trigo, la harina de maíz, el azúcar y el aceite de palma, tan abundantes aquí en su forma cruda, deben ser importados de los países vecinos. Los donantes podrían cambiar esta situación y aprovechar el potencial aún no explorado de Sudán del Sur."

Las agencias también piden a los donantes y al gobierno que ayuden a generar sistemas de protección social para ayudar a las personas más vulnerables en Sudán del Sur. Las ayudas podrían incluir transferencias monetarias para aquellas personas más vulnerables a los efectos de la inseguridad alimentaria.


Más información

Descárgate el informe: Getting it Right from the Start: Priorities for Action in the New Republic of South Sudan

Crisis en Sudán y Sudán del Sur

Notas a los editores

Las agencias de ayuda que se han adherido al informe son: Action Against  Hunger, ACTED, ADRA South Sudan, American Refugee Committee, Association for Aid and Relief, Japan, AVSI, CARE, Caritas Luxembourg y  Switzerland, CHF International, Cordaid, DanChurchAid, Danish Refugee Council, GOAL Ireland, Handicap International, HealthNet TPO, Humane Development Council, International Aid Services, ICCO, International Medical Corps, International Rescue Committee, JEN, Malaria Consortium, Malteser International, Medair, Mennonite Central Committee, Mercy Corps, Merlin, Mission Aviation Fellowship International, Norwegian Refugee Council, Oxfam, Pact, Plan South Sudan, Population Services International, Relief International, Saferworld, Save the Children, South Sudan Law Society, y World Vision.

Contacto para medios

Rebecca Wynn, UK, tel +44 (0) 1865 472530, mob + 44 (0) 7769 887139
rwynn@oxfam.org.uk