Oxfam responde ante las inundaciones y deslizamientos de tierra en El Salvador

Debido a las fuertes lluvias en El Salvador, 32 personas han muerto y casi 34.500 están viviendo en 439 albergues. Las lluvias torrenciales han azotado Centroamérica durante más de una semana, lo que causa estragos en la región. La organización humanitaria internacional Oxfam está proporcionando ayuda de emergencia en El Salvador para ayudar a enfrentar el peligro de las inundaciones y los deslizamientos de tierra ocasionados por las lluvias.

“Oxfam, junto con organizaciones locales capacitadas para responder en emergencias, están trabajando con rapidez para llegar hasta las comunidades más afectadas por las tormentas en El Salvador,” dice Enrique García, coordinador humanitario de Oxfam en El Salvador. “Continuaremos proporcionando asistencia en los próximos días y semanas mientras se realizan evaluaciones que establezcan la magnitud del daño y las personas afectadas.”

El martes 11 de octubre, el Sistema de Protección Civil de El Salvador declaró en alerta naranja las regiones de la franja costera y montañosa del país. El viernes 14 de octubre, el presidente Mauricio Funes declaró el estado de emergencia para todo el país. Esto no solo le permitió poner a disposición recursos internos para responder a la emergencia, sino también a hacer un llamado de socorro a los donantes internacionales.

Hasta el momento, se han visto afectados más de 150.000 salvadoreños y salvadoreñas. Así mismo, se han contado más de 19.000 hogares afectados, la mayoría inundados; 590 derrumbes y deslizamientos de tierra; y por lo menos 47 ríos desbordados. Se estima que ya se perdió un 40% de las cosechas de este año. Está previsto que las lluvias se prolonguen hasta el miércoles 19 de octubre.

La mala planificación territorial y la deforestación contribuyen a que El Salvador sea tan vulnerable a las lluvias torrenciales, pero el verdadero peligro para la vida humana se deriva de la vulnerabilidad de las comunidades pobres.

“Este desastre no solo lo causa las tormentas, sino también las circunstancias vulnerables en que las personas tienen que vivir,” agrega García. “En muchos casos, las personas más pobres no tienen otra opción que vivir en las zonas más propensas a las inundaciones. A veces se ven obligados a vivir en áreas remotas con vías de acceso insuficientes, lo cual lhace muy difícil que reciban la ayuda básica durante los deslizamientos de tierra.

Oxfam responde proporcionando servicios de agua, saneamiento y servicios higiénicos básicos de emergencia. Hasta el momento, Oxfam, con materiales ya ubicados en la zona, ha instalado nueve tanques de agua, donado cuatro cocinas grandes a los albergues, y distribuido kits de higiene (jabón, pasta dental, cepillo de dientes, toallas sanitarias, pañales, toallas, detergente) y kits de cocina (ollas grandes, platos, vasos y utensilios), ayudando a más de 5.000 personas. Junto a los socios locales, Oxfam continuará dando respuesta en estas áreas durante los próximos días y semanas, con el objetivo de llegar a decenas de miles de personas.

Más información

Emergencias en las que está respondiendo Oxfam

Notas a los editores

Contacto para medios

El Salvador: Tjarda Muller, +503 2507 7911, and tmuller@oxfamamerica.org

Estados Unidos: Maura Hart, +1 202 496 1196, and mhart@oxfamamerica.org