Inundaciones en Pakistán: las agencias humanitarias forzadas a interrumpir su respuesta si los fondos no llegan pronto

El riesgo de una crisis de salud pública y malnutrición se cierne sobre más de nueve millones de personas

Según ha advertido hoy un grupo de agencias de ayuda humanitaria internacional, más de nueve millones de personas afectadas por las graves inundaciones que han azotado la provincia de Sindh corren el riesgo de contraer graves enfermedades y sufrir malnutrición. Asimismo, los esfuerzos realizados para proporcionar ayuda a más de cinco millones de personas están en peligro debido a la falta de fondos. Las agencias, entre las que se encuentran Oxfam, Save the Children, Care y ACTED, urgen a la comunidad donante a intensificar la ayuda.

La falta de fondos para financiar los programas de ayuda para paliar los efectos de las inundaciones en Pakistán tendrá graves consecuencias si el dinero para ayudar a quienes lo necesitan no llega a tiempo. Así, Oxfam se vería obligado a partir de diciembre a hacer recortes que implicarían que 3.9 millones de personas no recibiesen la ayuda programada, quedando totalmente desamparadas. Hasta ahora, la agencia Save the Children ha recaudado tan solo el 35% de los fondos solicitados a nivel mundial para hacer frente a las inundaciones en Sindh. Care se enfrenta a un déficit del 91% y a serias dificultades para continuar su programa de ayuda humanitaria en un momento en que el riesgo de enfermedades y de malnutrición va en aumento en toda la zona.     

“Care ha tenido que usar recursos propios para financiar su respuesta de emergencia, centrada en atención médica de emergencia y seguridad alimentaria. Debido al déficit de financiamiento, tan solo hemos podido llegar al 10% de las 150.000 personas que precisan atención médica de emergencia en las zonas donde trabajamos junto a nuestros socios locales,” afirma Waleed Rauf, director de país de Care International en Pakistán.

La lentitud con la que llegan los fondos ha afectado también a los programas de las agencias de la ONU, quienes han recaudado solo 96,5 millones de dólares de los 357 millones de dólares solicitados. “El llamamiento de urgencia de la ONU para las inundaciones de 2011 sufre un angustioso déficit del 73%, y, si los fondos siguen sin llegar, en cuestión de semanas se agotarán los suministros de ayuda impidiendo a las agencias de la ONU proporcionar agua potable, saneamiento, alimentación, refugio y atención médica, pudiendo ayudar así a salvar vidas”, señala Stacey Winston, portavoz de la ONU.     

A su vez, el gobierno pakistaní se enfrenta a una crisis de financiación y puede verse forzado a reducir sus esfuerzos debido a la escasez de recursos, lo que aumenta la necesidad de que las agencias humanitarias intensifiquen su respuesta de ayuda.

Millones de personas aún sin lo esencial

 “Después de más de dos meses de crisis, todavía hay millones de personas sobreviviendo sin lo básico. Si las operaciones para proporcionar ayuda se detuviesen, estaríamos ante una catástrofe sin precedentes. La atención médica, el agua potable y los sistemas de saneamiento son claves para frenar la crisis de salud pública que se avecina. Ante la gran escasez de alimentos y la imposibilidad de que los agricultores puedan recolectar la cosecha invernal, el precario sistema alimentario se tambalea. El invierno se acerca con rapidez, lo que significa que millones de personas aún sin refugio estarán condenados a pasar frío. Necesitamos desesperadamente la misma generosidad que vimos durante las inundaciones del año pasado,” afirma Neva Khan, director de país de Oxfam en Pakistán. 

Las fuertes inundaciones de agosto afectaron a más de nueve millones de personas. Más de dos meses después del desastre, más de 1,58 millones de hogares en Sindh y 26.000 en Balochistan han sufrido daños. 

Las personas se ven forzadas a vivir en condiciones desesperadas. Más de tres cuartos de los hogares afectados aún no han recibido asistencia en materia de vivienda y cerca de 800.000 personas más siguen aún desplazadas. De acuerdo con las estimaciones más recientes, tres millones de personas necesitan ayuda alimentaria de emergencia.

Enfermedades en aumento

Las enfermedades van en aumento y las vidas de por lo menos dos millones de personas adultas y tres millones de niños y niñas están en peligro. Las aguas estancadas y el invierno que se avecina han incrementado el riesgo de un grave brote de dengue, malaria e infecciones respiratorias agudas. Más de 160.000 mujeres embarazadas necesitarán atención médica de urgencia en los próximos seis meses.  

“Pensábamos que la situación se habría estabilizado para este momento, pero las condiciones han ido empeorando. Cada día que pasa, más niños y niñas corren el riesgo de contraer enfermedades, sin contar con que los niveles de malnutrición entre los menores de 5 años están entre los más graves jamás registrados. La inmunidad infantil es muy frágil y tememos que la situación empeore en invierno si la ayuda no llega inmediatamente,” subraya David, Wright, director de país de Save the Children en Pakistán.   

La producción de alimentos, afectada

Más del 67% de las reservas de alimentos y el 73% de los cultivos han sido destruidos en trece distritos de Sindh. Además, los agricultores cuyas tierras continúan inundadas se perderán la temporada de siembra de invierno (que empieza ahora) lo que generará aún más hambre. Cerca de 3,6 millones de personas necesitan urgentemente ayuda para la agricultura para poder así reanudar la producción de alimentos y las actividades que generen ingresos.

“Resulta lamentable que los millones de personas afectadas por las inundaciones hayan recibido tan poca ayuda humanitaria para cubrir sus necesidades básicas de alimentación, agua y refugio. Estas personas que lo han perdido todo ahora necesitan asistencia inmediata para sobrevivir a los meses de invierno y para poder reconstruir sus vidas,” afirma Andy Buchanan, director de país de ACTED.     

Los EEUU son quienes más han contribuido al llamamiento de la ONU, habiendo proporcionado 13,4 millones de dólares. Sin embargo, esto tan solo supone el 3.8% del monto requerido desde el inicio de la crisis. Japón, el tercer país más rico del mundo, ha contribuido con el 2,5% de los fondos necesarios; Alemania, el quinto más rico, ha contribuido con el 2%; el Reino Unido, el séptimo más rico, con el 1,8%; Canadá con el 2,6%; Australia y Noruega con un 1% cada uno y Dinamarca solo con el 0,6%. A su vez, la Comisión Europea ha contribuido con 20,6 millones de dólares, lo cual representa el 5,8% del llamamiento, mientras que el Fondo Central para Respuestas de Emergencias ha entregado 17 millones de dólares, el 4,9% del total solicitado.


Más información

La respuesta de Oxfam ante las inundaciones en Pakistán

Notas a los editores

  • Fotografías disponibles:
    http://wordsandpictures.oxfam.org.uk/?c=10196&k=40a2794708
    http://wordsandpictures.oxfam.org.uk/?c=10187&k=6bd43b7a59
    http://wordsandpictures.oxfam.org.uk/?c=10175&k=a51850f83d

  • Vídeo calidad web:
    http://www.4shared.com/video/iISK0w7G/Floods_and_Unmet_needs_VNR.html

  • El objetivo de Oxfam es llegar a 3,9 millones de personas durante su respuesta de emergencia y trabaja en ocho de los distritos más afectados de Sindh. Junto a sus socios locales, Oxfam ha brindado ayuda a 1.360.747 de personas, proporcionando agua potable a 675.509 personas; instalaciones de saneamiento a 42.000 personas;  kits de higiene a 172.919 personas, elementos de cocina a otras 282.000 personas; forraje para los animales a 26.000 personas y herramientas a 28.390 personas más.  También ha ayudado en las tareas de búsqueda y rescate de 58.208 personas. 

  • La agencia Care International, a través de su socio local, está brindando atención médica de emergencia a cerca de 150.000 personas. Asimismo, Care International planea iniciar un programa de seguridad alimentaria de emergencia, imposible de llevar a cabo hasta ahora debido a la falta de fondos.

  • Save the Children tiene como objetivo llegar a un millón de personas a través de su programa de ayuda multisectorial. Hasta ahora, ha ayudado a 500.000 personas proporcionándoles alimentos y a otras 100.000 personas mediante otro tipo de intervenciones. La falta de fondos no impide a la agencia ayudar a las personas de la forma planeada. La ayuda de Save the Children incluye la distribución de alimentos de emergencia, provisión de atención médica básica, refugios de emergencia, agua, salud y saneamiento, programas de protección para niños y niñas y el establecimiento de centros educativos temporales.

  • La agencia ACTED ha puesto en marcha un programa a través del cual espera cubrir las necesidades de ayuda de emergencia y para una pronta recuperación para los próximos 12 meses de un millón de personas afectadas y desplazadas en Sanghar, Umerkot y los distritos de Mirpur Khas. Sus actividades se centran en la provisión de agua, saneamiento, refugios y asistencia en cuestiones de seguridad alimentaria, así como impulsar la recuperación de los medios de vida y fomentar la seguridad alimentaria a medio plazo de la población afectada en áreas rurales. A través de una respuesta integrada y multisectorial, ACTED planea no solo cubrir las necesidades de las comunidades afectadas por las inundaciones en el sur de Sindh, sino también incrementar su capacidad de resistencia ante posibles desastres en el futuro.

Contacto para medios

Para más información, vídeos en alta calidad o para concertar una entrevista, por favor póngase en contacto con:

  • En Pakistan: Bisma Akbar +92 345 6969902 o +92 332 3250496 o bakbar@oxfam.org.uk
  • En el Reino Unido: Jonaid Jilani  +44(0)1865472193 o +44(0)7810181514 o jjilani@oxfam.org.uk
  • En España: María Herranz +34 91 204 67 20
    o +34 615 359 401 o mherranz@intermonoxfam.org