Los gobiernos siguen sin encontrar el camino para un acuerdo contra el aumento de 4 grados del calentamiento global

Mientras las conversaciones sobre el cambio climático en Durban llegan a su último día el nuevo acuerdo sigue siendo incierto, y si no se toman medidas valientes y ambiciosas en las próximas 24 horas, el impacto climático que el mundo tendrá que enfrentar será desastroso e inminente.

Kelly Dent, Asesora política de Oxfam dice: “los granos de arena del reloj se escapan pero no podemos permitir que los niveles de ambición sigan su ejemplo. Los gobiernos no deben sellar el futuro de las personas más pobres del mundo a desgana. Ya han sido destruidas millones de vidas por causa del cambio climático y las personas que lo viven de frente necesitan que lleguen acciones reales y ambiciosas ya.”

Los gobiernos deben acordar un plan específico para combatir el cambio climático que sea coherente con las metas establecidas por ellos mismos y que consiste en limitar el calentamiento global en 2ºC, mientras se mantiene al alcance la meta necesaria de 1.5ºC. Este plan debe incluir:

1. Un acuerdo para un segundo periodo del Protocolo de Kioto con tantos países apoyándolo como sea posible, y que se convierta en la piedra angular de todos los esfuerzos globales en la lucha contra el cambio climático.

2. Un acuerdo paso a paso para alcanzar unas metas de reducción de emisiones mucho más ambiciosas y que tengan un vínculo legal dentro un acuerdo más amplio. Esto debe garantizar que las metas nuevas y más ambiciosas entren en vigor dentro del plazo que la ciencia exige si queremos evitar un cambio climático desastroso.

3. Conseguir que se ponga en marcha el Fondo Verde Climático, siendo las mujeres la prioridad, y con por lo menos una nueva fuente de financiamiento concreta e identificada para abastecerlo. La opción más prometedora sobre la mesa es un acuerdo para recoger fondos provenientes del impuesto sobre las emisiones no reguladas de transporte marítimo internacional.      

A través de la conferencia, la sociedad civil africana y personas alrededor del mundo han enviado un mensaje claro y fuerte: ha llegado la hora de que los gobiernos den un paso adelante y tomen acciones para proteger a la gente más vulnerable al cambio climático.

Sin una acción inmediata que recorte las emisiones de gases de efecto invernadero, el rendimiento de las cosechas podría desplomarse hasta un 50% en algunos países de África en esta o en la próxima generación. Los precios globales de los alimentos podrían más que duplicarse para el 2030, más de la mitad por causa directa del cambio climático, lo que dejaría con hambre a más millones de personas pobres.

Kelly Dent dice: “no se puede permitir que los negociadores entierren sus cabezas en la arena y lleguen a un acuerdo a cualquier costo. Ellos deben garantizar el acuerdo y la aplicación de mayores reducciones de emisiones tan pronto como sea posible y la movilización de nuevo dinero hacia el Fondo Verde Climático; algo diferente arrastraría rápidamente a millones de agricultores pequeños hacia un futuro irreconocible. En particular la UE puede abrir el camino y forjar acuerdos que puedan impedir la llegada a cuatro o más grados de calentamiento y los impactos desastrosos que esto trae consigo.”

Más información

Oxfam en la Cumbre de la ONU sobre cambio climático 2011 en Durban

Notas a los editores

Contacto para medios

Ben Grossman-Cohen: +1202-629-6018 o +27 81 5820706 (South Africa), bgrossman-cohen@oxfamamerica.org

Georgette Thomas: +44 (0)7824 503108 o +27 81 5820726 (South Africa), GThomas@oxfam.org.uk

Nthateng Mhlambiso: +27 79 752 4039 (South Africa), NthatengM@oxfam.org.au