El FMI y el Banco Mundial deben dar apoyo a los países pobres ante la volatilidad de los precios de los alimentos

La organización internacional Oxfam ha señalado de forma previa a las reuniones anuales del Banco Mundial y del FMI, que se celebran esta semana en Tokio, que estas instituciones deben incrementar su apoyo a los países en desarrollo para que estos puedan hacer frente al aumento desorbitado de los precios de los alimentos, así como a las consecuencias de la crisis fiscal europea.

Los precios de los alimentos a nivel mundial, en niveles cercanos al máximo alcanzado en 2008-2009, y las recesiones económicas europea y estadounidense están afectando negativamente a los ingresos de los países pobres. Aún peor; el aumento de los precios de los alimentos amenaza con provocar un incremento de los acaparamientos de tierras en los países en desarrollo a medida que la competición por los recursos naturales se intensifica. Oxfam hace un llamamiento al Banco Mundial para que suspenda de forma temporal sus inversiones en tierras agrícolas, para poder así revisar sus políticas para evitar el acaparamiento de tierras y establecer estándares apropiados para las inversiones en tierra.

La portavoz de Oxfam, Elizabeth Stuart, afirma: “Mientras los precios de los alimentos aumentan, los inversores compran grandes extensiones de terreno: En los últimos diez años, en los países en desarrollo se han vendido tierras con una superficie total seis veces mayor que la de Japón. Demasiado a menudo, estos acuerdos son en realidad acaparamientos de tierras en los que las personas pobres son expulsadas sin haber sido consultadas o sin recibir compensación alguna".

"El Banco Mundial debe ayudar a proteger los medios de vida y las fuentes de alimentos de las personas pobres. Como inversor en tierras y asesor de los países en desarrollo, el Banco Mundial puede contribuir a evitar que las personas pobres sean expulsadas de sus tierras sin haber sido consultadas o sin recibir compensación alguna".

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, ha afirmado que las reuniones de Tokio se centrarán en el aumento de los precios de los alimentos, el impacto del cambio climático en las familias agricultoras de todo el mundo, y en la crisis de la deuda de la eurozona.

Stuart señala: "Estas son las cuestiones que han de tratarse. La volatilidad de los precios de los alimentos y la reducción de la ayuda y de los flujos de capital están perjudicando gravemente a los países pobres".

Por otro lado, Oxfam calcula que la ruptura de la eurozona podría costar a los países más pobres del mundo hasta 30.000 millones de dólares en inversiones extranjeras y oportunidades comerciales perdidas, sumiéndolos en una espiral de disminución de los ingresos de las exportaciones, mayores daños en sus economías y de un incremento de la presión sobre sus ya de por si limitados recursos para servicios sociales. El FMI ha advertido de que los países con ingresos bajos han agotado sus márgenes fiscales.

Stuart afirma: “El FMI debe trabajar junto a los gobiernos de los países en desarrollo para garantizar que cuentan con el espacio político necesario para incrementar sus gastos en sanidad y educación, vitales para asegurar la estabilidad social, hacer frente a la desigualdad de ingresos e impulsar el crecimiento”.

Más información

Actúa ahora para detener el acaparamiento de tierras: firma la petición dirigida al presidente del Banco Mundial

Informe: Nuestra tierra, nuestras vidas. Tiempo muerto para la compra masiva de tierras

Nota de prensa: La ruptura de la Eurozona costaría los países más pobres 30.000 millones de dólares

Notas a los editores

  • Oxfam cuenta con un equipo de expertos en políticas presente en las reuniones de Tokio y disponible para ofrecer comentarios y análisis en inglés, japonés, francés y español.
     
  • Oxfam advierte en su nuevo informe, Nuestra tierra, nuestras vidas, de que más de un 60% de las inversiones en tierras agrícolas que los inversores extranjeros realizaron entre el año 2000 y el año 2010 se llevaron a cabo en países en desarrollo con graves problemas de inseguridad alimentaria. 

Contacto para medios

Caroline Hooper-Box:

  • caroline.hooper-box@oxfaminternational.org
  • Teléfono en EEUU: +1 202 321 2967
  • Teléfono en Tokio: 080-6849-1653