Millones de personas están a merced de las milicias y fuerzas armadas en la región oriental del Congo

Oxfam advierte sobre el riesgo de que se produzca una guerra como culminación de la violencia y los abusos sufridos a diario por la población.

Más de un millón de personas están expuestas al riesgo de ataques por parte de la milicia, los grupos rebeldes y el ejército, que han empezado a ocupar posiciones dentro y alrededor de la ciudad provincial de Goma, en la que la protección gubernamental o de las fuerzas de paz de la ONU es mínima o casi inexistente, según ha advertido hoy la agencia de ayuda humanitaria Oxfam.

Los campos de desplazados corren cada vez más peligro a medida que diferentes grupos rebeldes parecen estar ocupando emplazamientos alrededor de la ciudad. La agencia teme por la población civil que puede verse envuelta en ataques cuyo blanco serían los campos de desplazados, de forma que más de un millón de personas intentarán buscar refugio en una zona ocupada por soldados y milicias.

Si estallan los enfrentamientos, podrían producirse altercados en diferentes puntos circundantes de la ciudad. Oxfam afirma que la misión de paz de la ONU debería encargarse de patrullar esas zonas de alto riesgo, sobre todo por la noche y alrededor de los campos de refugiados y aldeas donde los civiles corren un mayor riesgo de ser atacados.

Aumenta el riesgo de un conflicto armado

"La gente tiene miedo y muchos ya han empacado sus pertenencias en vista de una posible explosión de violencia", explicaba el coordinador del programa de ayuda humanitaria de Oxfam, Tariq Riebl. "Existe un riesgo real de que se produzca una guerra como culminación de la violencia y los abusos sufridos a diario. Sería una catástrofe para los congoleños y congoleñas que ya son víctimas de extorsiones, violaciones y torturas por parte de más de 25 grupos rebeldes que operan por todo el este del país.

Hay millones de personas que están atrapadas dentro de Goma y en sus alrededores, así como en otras ciudades de la zona oriental de la RDC, y que no encuentran modo de escapar a un enfrentamiento implacable y sangriento".

La situación empeora en la región comercial de Masisi

En Masisi y sus alrededores, a 80 km al noroeste de Goma, se vive otra situación de catástrofe en la que unas 250.000 personas han tenido que huir para salvar sus vidas, tan solo en el último mes, ante la quema de aldeas y los ataques a campos de refugiados.

Se trata de una zona remota e inestable sin carreteras asfaltadas y con una red de telefonía limitada, por lo que las agencias de ayuda humanitaria no son capaces de evaluar la magnitud de la crisis para proporcionar la ayuda que tanto se necesita.

De acuerdo con las organizaciones locales que operan en la zona, al menos 17 aldeas en el territorio de Masisi han sido quemadas y saqueadas en las últimas dos semanas, y más de 20 campos que acogen a decenas de miles de desplazados están ahora bajo el control de grupos armados que asesinan, violan y explotan a la población civil.

Al menos cuatro grupos armados tienen el control sobre las rutas de entrada y salida de Masisi, de modo que es casi imposible que la gente pueda salir de allí. Se cree que muchos han escapado a la ciudad de Masisi o que se encuentran desperdigados por el monte, lejos de las carreteras principales. Más de 8.000 familias han buscado refugio en iglesias y escuelas de la ciudad, pero tienen un acceso limitado al agua potable, atención sanitaria o medicamentos.

Masisi es un área estratégica clave que resulta vital para el control de las tan rentables rutas comerciales y de minerales. Un reciente estudio de Oxfam reveló que las ciudades de la región cuya actividad principal es el comercio habían sido objeto de continuos ataques por parte de numerosos grupos armados, incluido el ejército congoleño, en su deseo por hacerse con el control de los mercados y los impuestos aplicados a los comerciantes. Los agricultores tienen que pagar en dinero o alimentos a las milicias Mai Mai para tener acceso a sus tierras, y los grupos armados se han apropiado de los alimentos provenientes de los campos de agricultores locales para alimentar a sus miembros y familiares.

La misión de paz de las Naciones Unidas, MONUSCO, tiene bases en el territorio pero las comunidades afirman no haber visto ninguna patrulla en las últimas semanas.

Se debe buscar una solución duradera a esta situación de violencia

"Se puede decir más alto pero no más claro", afirmó Riebl. "La violencia tiene que acabar. Ya ha causado décadas de sufrimiento y miseria absoluta. Todos los que participan en las negociaciones de paz en Kampala deben hacer todo lo posible para poner fin a esta atroz locura. Los acuerdos incumplidos y las negociaciones desganadas no son suficientes para plantar cara a una tragedia humanitaria de tales proporciones. La Unión Africana y la ONU deben reforzar su liderazgo en las negociaciones para establecer una solución duradera con su respectivo calendario de aplicación".
 

Más información

Descárgate el informe (disponible solo en inglés)Commodities of War: Communities speak out on the true cost of conflict in eastern DRC

Fotos: La vida en los campamentos de desplazados internos de R.D. del Congo

Blog: Ruanda: agua potable para cientos de refugiados y refugiados de la RDC

Conflicto en la R.D. del Congo

Oxfam en la República Democrática del Congo

Notas a los editores

Oxfam proporciona ayuda humanitaria vital en tres campos repartidos por la zona de Goma desde el mes de julio, instalando canalizaciones o transportando agua potable en camiones para las personas que escaparon de los conflictos armados. Oxfam también ha contribuido con la construcción de letrinas y otros servicios de saneamiento, así como facilitando dinero en metálico a la gente para que puedan comprar alimentos. Oxfam también trabaja en otras zonas de Kivu Norte y Sur proporcionando agua potable y sistemas de saneamiento, además de ayudar a las comunidades luchar por sus derechos a disponer de una protección adecuada.

Mapa de los campos de desplazados internos en los que trabaja Oxfam en el este de la R.D. del Congo (finales de noviembre de 2012)

Contacto para medios

Para más información y entrevistas, por favor contactad con:

Anna Ridout al +44 (0)7766 443506/ aridout@oxfam.org.uk