La campaña de Oxfam consigue el primer triunfo para las mujeres que cultivan cacao

Mars y Nestlé se comprometen a tomar medidas para hacer frente a la desigualdad a la que se enfrentan las cultivadoras de cacao


Después de que más de 60.000 personas firmaran nuestra petición y se movilizaran para exigir a las empresas productoras de chocolate que tomen medidas contra la desigualdad, el hambre y la pobreza que sufren las mujeres que producen su cacao, Mars y Nestlé se han comprometido con esta lucha. Mondelez Internacional, que controla el 15% del mercado internacional del chocolate, aún no ha seguido su ejemplo y no ha adoptado ninguna medida, a pesar de la presión de los consumidores.

"Las productoras de cacao y las consumidoras y consumidores de todo el mundo han hecho oír sus voces", afirma Allison Woodhead, directora de la campaña Tras la marca de Oxfam. “Mars y Nestlé han adoptado unas medidas muy importantes para demostrar a los agricultores y agricultoras de los que dependen, a sus clientes y al resto de la industria alimentaria que se preocupan por las condiciones de las mujeres que trabajan en sus cadenas de suministro, por ejemplo, sus bajos salarios, la discriminación y la desigualdad de oportunidades”.
 
"Durante demasiado tiempo, las mujeres que trabajan en las cadenas de suministro de las empresas no han recibido la atención que merecen. La discriminación por cuestiones de género es una de las principales causas del hambre, la pobreza y la desigualdad en todo el mundo. Los consumidores se han manifestado para demostrar que les importa el impacto que las empresas tienen en las personas más vulnerables y, hoy, Mars y Nestlé han demostrado que su voz y su opinión son importantes”.

Oxfam acoge con satisfacción los compromisos de Mars y Nestlé de:

  1. Llevar a cabo evaluaciones de impacto sobre la situación de las mujeres en sus cadenas de suministro de cacao para comprender y mostraren qué condiciones trabajan. Ambas empresas llevarán a cabo durante el próximo año evaluaciones de impacto en Costa de Marfil (el principal país exportador de cacao). También se han comprometido a realizarlas en sus cadenas de suministro en otros lugares durante los próximos años. Estas evaluaciones serán llevadas a cabo por organizaciones externas e independientes.

  2. En el plazo de un año, elaborar un plan de acción diseñado específicamente para hacer frente a los problemas identificados en las evaluaciones de impacto y mejorar los aspectos más negativos. Oxfam espera que estos planes de acción permitan desarrollar las capacidades de las pequeñas agricultorasy delas trabajadoras agrícolas de modo que puedan mejorar la sostenibilidad de sus medios de subsistencia,y que vayan acompañados de políticas y prácticas empresariales que favorezcan el empoderamiento de las mujeres en toda la cadena de suministro de cacao.

  3. Hacer lo necesario para adherirse a los Principios para el Empoderamiento de la Mujer de las Naciones Unidas. La adhesión a estos principios demostraría que la dirección de las empresas se compromete a favorecer el empoderamiento de las mujeres en todas sus actividades empresariales, por ejemplo, mostrándose dispuestos a evaluar la igualdad de género y a hacer pública esta información.

  4. Colaborar con otros actores poderosos del sector del cacao, con el objetivo de desarrollar programas sectoriales que aborden la desigualdad de género. Tanto Mars como Nestlé trabajarán con organizaciones del sector del cacao, como la World Cocoa Foundation.

 
Puedes consultar más detalles de los compromisos concretos de las empresas en los siguientes enlaces:

Mars: http://cocoasustainability.com/2013/03/mars-chocolate-and-oxfam-america-agree-to-intentional-approach-to-empower-women

Nestlé: http://www.nestle.com/csv/ruraldevelopment/women
 
"Aplaudimos el liderazgo mostrado por Mars y Nestlé al asumir estos compromisos", señala Woodhead. "Pero sólo las acciones pueden dar lugar a un cambio real y duradero. Continuaremos exigiendo a las empresas que rindan cuentas y esperamos que cumplan sus promesas”.
 
“Ahora,instamos a Mondelez a que analice y haga frente a su impacto en el hambre y la pobreza. Las mujeres que forman parte de su cadena de suministro siguen recibiendo un salario menor que el de los hombres, sufren discriminación y trabajan en condiciones injustas.Los directivos de la empresa deberían preguntarse si realmente están haciendo suficiente. ¿Seguirán funcionando como siempre mientras estas mujeres sufren? Los consumidores y los inversores ejercerán una presión cada vez mayor si, mientras sus competidores llevan la iniciativa, Mondelez continúa quedándose atrás”.

Notas a los editores

1. Petición de Oxfam para Mars, Mondelez y Nestlé disponible en: http://www.behindthebrands.org/es/actnow
2. Investigación de Oxfam sobre la desigualdad que sufren las mujeres de la cadena de suministro de cacao disponible en: http://www.oxfam.org/sites/www.oxfam.org/files/nota_informativa-mars_mondelez_y_nestle_y_la_lucha_por_los_derechos_de_las_mujeres.pdf
3. Clasificación de empresas de alimentación y bebidas de la campaña de Oxfam Tras la marca disponible en: www.traslamarca.org

Contacto para medios

Ben Grossman-Cohen bgrossman-cohen@oxfamamerica.org +1 202 629 6018