Mondelēz International acuerda hacer frente a la desigualdad de las mujeres en la producción de chocolate

El mayor fabricante de chocolate del mundo, Mondelēz International, ha acordado tomar medidas para hacer frente a la desigualdad que sufren las mujeres en sus cadenas de suministro de cacao. La decisión es fruto de la presión ejercida por los consumidores en el marco de la campaña Tras la marca de la organización internacional Oxfam.

Con el anuncio realizado hoy, Mondelēz International se suma a Mars y Nestlé, que el pasado mes se comprometieron a abordar estas cuestiones. Juntas, Mars, Mondelēz y Nestlé controlan el 40% del mercado internacional del chocolate.

Más de 100.000 personas han firmado nuestra petición y actuado para pedir a Mondelēz y a sus competidores que se involucren en la lucha contra el hambre, la pobreza y la desigualdad salarial que sufren las mujeres productoras de cacao. Las empresas también recibieron numerosos comentarios a través de Facebook y Twitter urgiéndoles a actuar. Además, como accionista de Mondelēz, Oxfam ha presentado una resolución demandando una mayor atención sobre las cuestiones de género en la cadena de suministro de la empresa, que será retirada teniendo en cuenta los compromisos adquiridos.

 "Si Mondelēz, Mars y Nestlé, cumplen sus promesas eso comportará una influencia muy positiva en todas las cadenas de suministro de cacao", señala Judy Beals, responsable de la campaña Tras la marca de Oxfam. "Empoderar a las productoras de cacao tiene el potencial de mejorar las vidas de millones de personas. Incluso de algunas que ganan menos de dos dólares al día".

"Acogemos con satisfacción el compromiso de Mondelēz. Gracias al actual programa de la empresa, Cocoa Life, existe una buena plataforma desde la que desarrollar iniciativas de sostenibilidad que tengan en cuenta la perspectiva de género. Estos nuevos compromisos ampliarán los esfuerzos realizados y garantizarán que las mujeres se beneficien de igual manera que los hombres”.

"Mondelēz debe llegar hasta el final y mostrar liderazgo para garantizar que todas las personas productoras de cacao tengan el medio de vida sostenible que se merecen. Oxfam seguirá de cerca a estas tres empresas para comprobar que convierten sus promesas en acciones concretas y medibles”.

Oxfam acoge con satisfacción el compromiso de Mondelēz a:

  • Llevar a cabo evaluaciones de impacto, a través de terceras partes, sobre la situación de las mujeres en sus cadenas de suministro de cacao para comprender y mostrar en qué condiciones trabajan. La empresa comenzará publicando evaluaciones de impacto de Ghana y Costa de Marfil en 2014. 
  • Para el próximo 1 de abril de 2014, elaborar un plan de acción para hacer frente a los problemas identificados en las evaluaciones de impacto y mejorar los aspectos más negativos. Para el año 2018, Mondelēz publicará los planes de acción para los cuatro principales países productores del programa Cocoa Life. Oxfam espera que estos planes de acción permitan desarrollar las capacidades de las productoras y trabajadoras agrícolas de modo que puedan mejorar la sostenibilidad de sus medios de vida.
  • Para el 26 de abril de 2013, firmar los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres de Naciones Unidas. La adhesión a estos principios demostrará que la dirección de la empresa se compromete a favorecer el empoderamiento de las mujeres en todas sus actividades empresariales, por ejemplo, mostrándose dispuesta a evaluar la igualdad de género y a hacer pública dicha información. Mondelēz es la primera de estas tres grandes empresas en adherirse estos Principios.
  • Colaborar con otros poderosos actores del sector del cacao, con el objetivo de desarrollar programas sectoriales que aborden la desigualdad de género. Mondelēz colaborará con organizaciones del sector, como World Cocoa Foundation, y con iniciativas de certificación como Rainforest Alliance o Fairtrade para promover más la igualdad de las mujeres.

"Este compromiso demuestra que ninguna empresa por grande que sea, puede ignorar a sus consumidores. Tres de las mayores empresas de alimentación del mundo están cambiando su forma de funcionar porque los consumidores así lo han exigido", afirma Beals.

"Esperamos que los pasos dados por Mars, Mondelēz y Nestlé sirvan para demostrar al resto de empresas de alimentación y bebidas que a los consumidores les importa el impacto que estas empresas tienen en las comunidades con las que trabajan. Todas las grandes empresas de alimentación y bebidas pueden y deben emprender acciones básicas, como firmar los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres de Naciones Unidas, si no quieren que sus prácticas sigan siendo cuestionadas por los consumidores".

"Los líderes de todas y cada una de las empresas de alimentación deben analizar la forma en la que funcionan y preguntarse si realmente están contribuyendo a construir un mundo en el que todas las personas tengamos suficientes alimentos para comer. Es hora de que estas empresas dejen de andar a tientas y den pasos firmes hacia el cambio".

La campaña Tras la marca continuará señalando aquellas áreas en las que las empresas no estén actuando de forma responsable para con las comunidades. A lo largo de 2013, iniciaremos nuevas acciones.

Más información

Campaña Tras la marca

Informe: Tras la marca. El papel de las 10 grandes empresas de alimentación y bebidas en el sistema alimentario.

Contacto para medios

Para más información, contactar con:

Ben Grossman-Cohen, Oficial de Prensa de Oxfam: +202-629-6018, bgrossman-cohen@oxfamamerica.org