Miles de millones de dinero “privado” escondidos en paraísos fiscales podrían acabar dos veces con la pobreza extrema

La reunión de líderes de la Unión Europea de hoy en Bruselas debe acordar acciones inmediatas para acabar con la evasión de impuestos. Una investigación de Oxfam, muestra que dos terceras partes del dinero que esconden algunas de las mayores fortunas del mundo se encuentra en paraísos fiscales ligados a la Unión Europea.

Oxfam estima que, al menos 14 billones de euros pertenecientes a fortunas individuales se esconden en paraísos fiscales en el mundo. Esto representa una pérdida de más de 120.000 millones de euros en impuestos para los gobiernos del mundo. En un momento donde los ciudadanos, tanto en los países ricos como en los más pobres, están sufriendo debido a las medidas de austeridad y el recorte de los presupuestos nacionales, este dinero escondido podría suponer financiación para los servicios públicos como salud y educación tanto en casa como en los países más pobres. Este dinero “perdido” representa el doble de lo necesario para que cada persona del mundo pueda vivir con más de 1,25 dólares al día, es decir, para acabar con la pobreza extrema.

“Es escandaloso que nuestros gobiernos permitan que tanto dinero se escape sin pagar impuestos, dejando fuera del lazo a aquellos individuos que más pueden contribuir a financiar los bienes y servicios públicos. Muchos gobiernos afirman no tener más alternativa que recortar el gasto público y la ayuda al desarrollo. Pero sí la hay. Si se gravara el dinero “privado” que hoy se esconde en paraísos fiscales, se generarían ingresos que duplican lo necesario para acabar con la pobreza extrema en el mundo, afirma Natalia Alonso, directora de la oficina de Oxfam en Bruselas.

Países de la UE, principales culpables

Según Oxfam, dos tercios de esta riqueza escondida en paraísos fiscales, más de 9,5 billones de euros, se esconde en paraísos de la UE. Los paraísos fiscales en la UE o bajo su jurisdicción, tales como Luxemburgo, Andorra o Malta, facilitan la pérdida de más de 80.000 millones en impuestos en el mundo. Sólo el Reino Unido y territorios dependientes acumulan más de la mitad de esa cantidad, convirtiéndolo de lejos en el principal culpable entre los países de la UE, pero de ninguna manera en el único.

“Los líderes europeos no tienen ninguna excusa para no actuar cuando ven la proporción de dinero que se esconde justo debajo de sus narices en los paraísos fiscales de los que son responsables. Pueden ser acusados justamente de pura y simple hipocresía. Es hora de que la UE tome partido por los ciudadanos de a pie, en lugar de beneficiar a unos pocos privilegiados. Su credibilidad está en juego”, concluye Alonso.

Notas a los editores

  • Los países pobres pierden unos 160.000 millones de dólares al año por la evasion de impuesto de sociedades, según Chistian Aid.

  • Acabar con la pobreza extrama significaría dar a cada persona del mundo un ingreso mínimo de 1.25 dólares al día. Esto representa 66.000 millones de dólares, según el Brookings Institute de EEUU.

Explicación de las cifras de Oxfam

Para calcular la riqueza total que poseen los particulares en paraísos fiscales:

  • Oxfam calcula que el 19,5% de los depósitos a nivel mundial pertenecen a extranjeros que los mantienen en paraísos fiscales. El porcentaje del 19,5% se obtiene de datos y pruebas de las siguientes fuentes: los informes trimestrales del Banco de Pagos Internacionales (BPI), que analizan los fondos externos de los bancos en una serie de paraísos fiscales; también se han utilizado las estimaciones realizadas por autoridades nacionales como el Banco de los Países Bajos o el FMI, que valoran el cumplimiento de algunos países con leyes contra el blanqueo de capitales.

  • Se ha aplicado el 19,5% a todos los activos, ya que no existen datos públicos fiables para estimar un coeficiente aplicable al resto de activos financieros. Se suele aplicar los mismos tipos impositivos a los diferentes tipos de activos (a los rendimientos del capital, por ejemplo), lo cual implica que no existen incentivos para dar prioridad a otros activos además de los depósitos.

  • No obstante, el 19,5% es una cifra conservadora en sí misma, ya que de hecho los depositantes nacionales también podrían ser depositantes extranjeros encubiertos. La falta de transparencia imposibilita distinguir a los depositantes nacionales de los extranjeros.

  • El Credit Suisse Global Wealth Databook (Informe de Credit Suisse sobre la Riqueza Mundial) calcula que en 2012 la riqueza financiera neta ascendió a 94,7 billones de dólares (sin contar las propiedades). Aplicando el 19,5%, el resultado es que un total de 18,5 billones de dólares están en países terceros .

Así ha calculado Oxfam la cifra de 156.000 millones:

  • Sólo se tuvieron en cuenta activos localizados en países terceros sobre los que no se haya informado a las administraciones fiscales (suponiendo que los activos declarados sí han tributado). Helvea estima que los activos declarados son sólo el 16% del total, con lo cual hay 15,54 billones de dólares sin declarar (el 84% de 18,5 billones de dólares).

  • Después, analizamos los beneficios (el “interés”) generados por mantener este dinero en cuentas bancarias de países terceros. Hemos aplicado una tasa de rendimiento del 3,5%, un porcentaje conservador pero adecuado, basándonos en el Informe Anual de Inversiones del Credit Suisse (Credit Suisse Investment Yearbook) del año 2013. Según este informe, la rentabilidad real de un conjunto equilibrado de fondos de renta variable y de renta fija sería del 2%; a este porcentaje hemos añadido la tasa de inflación de Estados Unidos (1,5%) para obtener la rentabilidad nominal. Se trata de un cálculo conservador, ya que actualmente la tasa de inflación es baja (hemos utilizado la tasa de inflación actual, que es baja, en lugar de la media de las últimas tasas de inflación que sería más alta); además, la tasa de inflación es menor que la rentabilidad media que los fondos privados ofrecen a sus clientes.

  • Por último, hemos analizado los tipos impositivos que aplica cada país a los activos extranjeros; esta información está disponible en los Resúmenes de Fiscalidad Mundial de PWC (World Wide Tax Summaries). Hemos calculado las cifras individualmente, y después las hemos sumado. El total es de 156.310 millones de dólares.

Se considera paraíso fiscal:

Oxfam ha utilizado la lista de 50 “jurisdicciones extraterritoriales o offshore” establecida por la Oficina General de Contabilidad del Gobierno de Estados Unidos, y ha añadido otros dos paraísos fiscales importantes: Delaware y los Países Bajos. De estas jurisdicciones, 21 están relacionadas con la UE y 10 son británicas (Anguila, Bemudas, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Gibraltar, Guernsey, Isla de Man, Jersy, Montserrat y las Islas Turcas y Caicos)..

Contacto para medios

En Bruselas: Angela Corbalan + 32 (0) 473 56 22 60 ó angela.corbalan@oxfaminternational.org
En Washington Caroline Hooper-Box on +1 202 496 1173 ó caroline.hooper-box@oxfaminternational.org