Oxfam hace un llamamiento al Banco Mundial y al FMI a que se tomen en serio la desigualdad extrema

La desigualdad de riqueza a nivel mundial  amenaza la estabilidad social y económica.

Tras el informe de Oxfam publicado el pasado mes de enero, en el que revelaba que tan solo 85 personas acumulaban tanta riqueza como la mitad de la población más pobre del planeta, Forbes ha presentado su lista actualizada de "multimillonarios" que indica que la desigualdad extrema se ha agravado: ahora, solo 67 personas acumulan tantas riquezas como la mitad más necesitada de la población mundial.

Raymond Offenheiser, presidente de Oxfam América, ha señalado: "El presidente del Banco Mundial, Jim Kim, y la directora del FMI, Christine Lagarde, han denunciado claramente los peligros de la creciente desigualdad. Esta semana queremos ver iniciativas reales que se ajusten a la retórica utilizada".

"Las instituciones financieras internacionales deberían cambiar el asesoramiento político que proporcionan a los países y equilibrar la balanza a favor de inversiones en salud, educación y políticas fiscales progresivas".

"El FMI debe reconocer que la elusión de impuestos corporativa es una de las principales causas de la desigualdad. Las empresas deben pagar la parte que les corresponde".

Se estima que los países en desarrollo pierden cada año 100.000 millones de dólares como consecuencia de la evasión de impuestos por parte de las grandes empresas.

"Las medidas de austeridad agravan la desigualdad, tal y como el FMI y el Banco Mundial saben. En las décadas de los ochenta y los noventa, aconsejaron a países en desarrollo que realizasen importantes recortes en sanidad y educación y a algunos de estos países les costó dos décadas volver al punto de partida. La brecha entre las personas ricas y las personas pobres se agrandó , las economías quedaron destruidas y las personas pobres continuaron empobreciéndose incluso cuando la tasa de crecimiento mejoró.

Durante las Reuniones de Primavera del Banco Mundial y del FMI, Oxfam abogará por que:

  • el FMI y el Banco Mundial sitúen la desigualdad y la pobreza en el centro de sus debates con sus miembros.

  • se comprometan a medir la brecha entre el 10% de la población mundial más rica y el 40% de la más pobre.

  • el FMI y del Banco Mundial cambien las políticas de préstamo y asesoría de acuerdo con la nueva línea de pensamiento sobre los daños económicos, sociales y en el ámbito del desarrollo, consecuencia de la desigualdad extrema de ingresos.

  • el  Banco Mundial dé su apoyo a la definición de un objetivo sobre desigualdad en el marco de desarrollo global post-2015.

Notas a los editores

Christine Lagarde ha afirmado que la desigualdad menoscaba el crecimiento a largo plazo y desperdicia el potencial humano: http://www.imf.org/external/pubs/ft/survey/so/2014/NEW020314A.htm

El presidente del Banco Mundial, Jim Kim, se ha comprometido a garantizar que el Banco promueva la prosperidad compartida: http://www.linkedin.com/today/post/article/20140122175445-32702694-at-davos-income-inequality-should-be-front-and-center

Contacto para medios

Para más información y concertar entrevistas contactad con:

Caroline Hooper-Box, caroline.hooper-box@oxfaminternational.org, tel + 1 (202) 321 2967

Patricia Brooks patricia@matchmapmedia.com + 1 (202) 351-1757