Gaza está al borde de una grave crisis de salud

A pesar de una pausa en este largo mes de bombardeos, la población de Gaza se enfrenta a una grave crisis de salud pública debido a la destrucción y contaminación del suministro de agua, advirtió hoy Oxfam. 

Los bombardeos han destruido docenas de pozos, tuberías y depósitos. Además, el agua potable se ha contaminado con aguas residuales. Unas 15.000 toneladas de residuos sólidos se esparcen por las calles, las estaciones de bombeo están a punto de quedarse sin combustible y muchos barrios han permanecido sin energía durante días. 

"Estamos trabajando en un escenario cuya infraestructura de distribución de agua ha sido completamente destruida, lo cual impide a la población de Gaza cocinar, vaciar los inodoros y lavarse las manos. El riesgo para la salud pública es enorme en este momento. Mientras que el alto el fuego de 72 horas es un paso positivo, la reparación completa de estas infraestructuras tomará meses o años ", afirmó Nishant Pandey, director de Oxfam en el Territorio Ocupado Palestino e Israel.

Anteriormente a la violencia que se ha vivido durante este último mes, la población de Gaza ya era extremadamente vulnerable debido al bloqueo israelí. Un castigo colectivo a toda la población civil que ha impedido a estas personas disponer de un libre tráfico de mercancías, que ha destruido la economía y que ha deteriorado los derechos básicos. 

"Las condiciones de salud pública en Gaza están empeorando rápidamente a cada hora, y con el agua potable agotándose, los riesgos de enfermedades no hacen sino aumentar. El alto el fuego por sí solo no será suficiente para acabar con el sufrimiento de Gaza. El bloqueo de también debe terminar si se desea una recuperación real y una paz duradera para la población israelí y palestina ", dijo Pandey.

Contacto para medios

Nate McRay, en Jerusalén +972 54 637 7092 (local) | +972 59 799 2261 (local 2) +31 6 1393 3517 (roaming) | nate.mccray@oxfamnovib.nl | twitter: @natemccray