Kellogg da la voz de alarma sobre el cambio climático

Oxfam acoge con agrado el compromiso de Kellogg en respuesta a la presión pública.

Kellogg se ha convertido hoy en el segundo gigante de la industria de la alimentación y las bebidas en comprometerse a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en sus cadenas de suministro, en línea con las advertencias de la comunidad científica y en respuesta a las más de 238.000 peticiones logradas en el marco de la campaña Tras la marca de Oxfam. El pasado 28 de julio, General Mills anunció un compromiso similar.

"Acogemos con satisfacción los esfuerzos de Kellogg para convertirse en un líder de la lucha contra el cambio climático y sus terribles consecuencias que afectan a personas de todo el mundo", ha señalado la responsable de la campaña Tras la marca de Oxfam, Monique van Zijl. "Los nuevos compromisos de Kellogg se suman a los llamamientos a los Gobiernos y al resto de la industria agroalimentaria a reconocer que el cambio climático es una amenaza real, cuyos efectos ya son palpables y debemos abordar".

Cabe destacar que Kellogg, fabricante de Corn Flakes, Pringles y Keebler Cookies, ha especificado que fijará objetivos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero incluidas en el alcance  3, que engloba la mayor parte de las emisiones generadas por las cadenas de suministro  de la empresa, derivadas principalmente de la actividad agrícola. 

La empresa firmará la Declaración sobre el Clima y se unirá al Business for Innovative Climate and Energy Policy (BICEP), una coalición líder de empresas comprometidas a trabajar con los responsables de la elaboración de políticas para lograr una legislación adecuada en materia de clima y energía.

"El cambio climático pone a cientos de millones de personas en riesgo de padecer hambre y supone una amenaza incluso para la producción de café, cereales, vino y chocolate", subraya van Zijl. "Kellogg se ha sumado al creciente número de empresas que pone la influencia de sus marcas a disposición de la lucha contra el cambio climático".

La nueva política climática de Kellogg viene acompañada de otros compromisos prometedores en materia de sostenibilidad. Oxfam acoge con agrado las medidas adoptadas en el marco de su compromiso con la lucha contra el cambio climático, entre ellas:

  1. Definir y hacer público un objetivo de reducción total de emisión de gases de efecto invernadero (de alcance 1, 2 y 3) en su cadena de suministro para diciembre de 2015, incluyendo las emisiones agrícolas. Se establecerá el objetivo mediante una metodología con base científica, aprobada y respaldada por la industria y otras partes interesadas, y conforme al objetivo global de mantener el aumento de la temperatura del planeta por debajo de 2ºC.
     
  2. Exigir a sus principales proveedores que midan y hagan públicas sus emisiones de gases y sus objetivos de reducción de los mismos.
     
  3. Definir una estrategia de adaptación al cambio climático que incluya las necesidades de los pequeños productores y productoras en las cadenas de suministro de la empresa para diciembre de 2015. 
     
  4. Ampliar su compromiso de alcanzar una deforestación neta cero en las cadenas de suministro de alto riesgo para el año 2020. Esto implica ampliar los compromisos anteriores con respecto al aceite de palma o los envases de fibra e incluir otras cadenas de suministro de alto riesgo para la deforestación y la degradación del suelo, como la soja o la caña de azúcar. 
     
  5. Hacer públicos los nombres de los tres principales proveedores de aceite de palma, soja y caña de azúcar, principales factores causantes de la deforestación y del cambio de uso del suelo.
     
  6. Participar en el proyecto CDP (anteriormente conocido como Proyecto de Revelación del Carbono), que incluye la elaboración de un informe anual con datos sobre emisiones de alcance 3 y que responda a la petición para el informe de situación de los bosques. 
     
  7. Exigir públicamente una política de asociación para la industria  eficiente y eficaz que anime, por ejemplo, a la Grocery Manufacturer’s Association a hacer del cambio climático una cuestión prioritaria.
     
  8. Unirse al BICEP y firmar la Declaración sobre el Clima.
     
  9. Revisar regularmente las declaraciones y políticas de la empresa para garantizar que estén en línea con los objetivos de mitigación, planes e iniciativas de adaptación. Informar sobre actividades de gobernanza relativas a la política climática.
     
  10. Incluir políticas sobre el clima y la deforestación en su código de conducta para proveedores de las materias primas de alto riesgo más significativas y en sus exigencias a los mismos. 
     
  11. Abordar los problemas identificados por Oxfam y sus organizaciones socias en relación a sus proveedores de aceite de palma en Indonesia y Liberia.

Consulta los compromisos íntegros de la empresa.

El informe De brazos cruzados de Oxfam reveló que las 10 principales empresas de alimentación y bebidas emiten, juntas, tantos gases de efecto invernadero que si fuesen un país ocuparían el puesto número 25 en la lista de países más contaminantes del mundo. General Mills y Kellogg están demostrando a través de sus pioneras medidas para reducir las emisiones en sus cadenas de suministro agrícolas que toda la industria puede hacer mucho más para contribuir a la lucha contra el cambio climático.

"Aplaudimos este primer paso de Kellogg", afirma van Zijl. "Ahora, seguiremos de cerca las acciones de la empresa para comprobar que cumple sus promesas. Ya no cabe duda de que las acciones de los consumidores y consumidoras pueden producir resultados. Ahora la pregunta es si la industria y nuestros líderes políticos emprenderán medidas contra el cambio climático o esperarán a que sus efectos les golpeen de lleno"

Notas a los editores

  1. Consulta la nueva política de Kellogg
  2. Consulta el informe de Oxfam sobre el cambio climático y la industria de la alimentación y las bebidas
  3. Clasificación de empresas de alimentación y bebidas de la campaña de Oxfam Tras la marca

 

Contacto para medios

Ben Grossman-Cohen : Tél. +1 (202) 777 2907 / bgrossman-cohen@oxfamamerica.org