Oxfam celebra el voto de confianza del Parlamento Europeo a una tasa ambiciosa a las transacciones financieras

La organización internacional Oxfam ve con satisfacción la votación de hoy del Parlamento Europeo en apoyo a una tasa a las transacciones financieras que abarca todos los instrumentos (acciones, bonos y derivados), tal como propuso la Comisión Europea.

En reacción a la votación, Catherine Olier, responsable de política para la Unión Europea de Oxfam afirma:

“Estamos encantados de que los eurodiputados hayan dado su apoyo a una amplia tasa a las transacciones financieras. Una tasa de base amplia da la posibilidad de recaudar miles de millones para ayudar a las personas que sufren las consecuencias de la crisis económica y del cambio climático tanto en casa como en los países más pobres.

“El apoyo popular demostrado por esta votación debe fortalecer la determinación de los gobiernos que participarán en esta iniciativa para ignorar los cada vez más incisivos y desesperados ataques del lobby financiero – un sector minado que finalmente se ve obligado a enfrentarse a la realidad.

“Cualquier cosa que no sea una TTF de base amplia, es decir que abarque todos los productos propuestos, permitirá muchos en el sector financiero responsable de esta crisis, evitar pagar la parte que les corresponde. Una TTF que no grave los productos derivados, por ejemplo, sólo recaudará 12,5 mil millones de euros al año, cerca de una tercera parte de lo esperado.

El informe de la eurodiputada Anni Podimata, adoptado por mayoría absoluta, responde a la propuesta de la Comisión Europea de diseñar una TTF que será implementada por 11 países de la UE. Estos gobiernos debaten en estos momentos el alcance de la futura tasa, que está previsto que entre en funcionamiento a principios de 2014.

La Tasa en cifras

La Coalición internacional por la Tasa Robin Hood elaboró una infografía mostrando cuánto dinero puede recaudar una TTF implantada en 11 países de la EU que ya se han comprometido a ponerla en marcha: son entre 4.420 millones (si sólo se gravan las acciones) y 37.000 millones de euros (si se gravan acciones, bonos y derivados).

Estas cifras salen del informe que el Deutsches Institut für Wirtschaftsforschung (DIW, el mayor instituto de investigación de Alemania) realizó el año pasado. Las cifras se basan en nueve países de la UE: mientras Finlandia se incluyó en el estudio (a pesar de que finalmente no se ha sumado a esta iniciativa), Estonia, Eslovenia y Eslovaquia (que sí forman parte del grupo de los 11 que la aceptaron) no se incluyeron en ese momento.

Nota para editores:

  • Los once países que han decidido poner en marcha la TTF en 2014 son: Alemania, Francia, Italia, España, Austria, Bélgica, Estonia, Grecia, Portugal, Eslovaquia y Eslovenia.
  • En un reciente editorial, los ministros de desarrollo de tres de los países participantes (Pascal Labille de Bélgica, Pascal Canfin de Francia y Dirk Niebel de Alemania) pidieron que los beneficios de la TTF se destinaran a combatir la pobreza y las consecuencias del cambio climático.
  • En una carta abierta a los once jefes de estado y de gobierno que han acordado implantar la TTF, 355 organizaciones internacionales (incluyendo sindicatos, grupos religiosos y organizaciones de desarrollo, que representan a millones de ciudadanos) urgieron a los líderes a permanecer fuertes a las presiones del lobby financiero y a acordar una tasa de base amplia, que grave tanto las acciones, los bonos como los productos derivados.
  • La Campaña Internacional por la tasa Robin Hood ha respondido a un reciente informe de Goldman Sachs con un documento de dos páginas en las que se resumen los hallazgos del Dr. Stephan Schulmeister del Institute of Economic Research de Austria, que dice que el informe de Goldman Sachs emplea dos dispositivos que distorsionan gravemente la carga tributaria de la TTF.

Más información

¿Qué es la Tasa Robin Hood?

Contacto para medios: 

Angela Corbalan, oficial de medios de Oxfam en Bruselas : + 32 473 56 22 60 / angela.corbalan@oxfaminternational.org