Desigualdad y servicios sociales básicos

La creciente brecha entre las personas ricas y las pobres está dividiendo a la sociedad

Demasiada gente vive aún sumida en la extrema pobreza. Por otro lado, la riqueza está cada vez más concentrada en las manos de unos pocos, que la utilizan para acaparar el poder y moldear el futuro a su antojo. Esta creciente brecha entre ricos y pobres perjudica a las economías y sume a más personas en la pobreza.

La desigualdad extrema no es inevitable

Existen formas de revertir esta tendencia. Desde Oxfam, hacemos campaña para acabar con la opacidad financiera que permite ocultar billones en paraísos fiscales, a fomentar la inversión en la educación y la asistencia sanitaria universales. También, trabajamos para asegurar que las personas pobres tengan un acceso justo a los recursos y el poder que les corresponden y les permitirán combatir la pobreza y la desigualdad.