El Acuerdo de Asociación CA-UE no reducirá la pobreza si no se respetan las diferencias entre las dos regiones

“Centroamérica no debe ceder ante la presión de la UE en la III Ronda de negociación”
Asier Malax
Portavoz de Oxfam Internacional en Centroamérica
Publicado : 14 de abril 2008

La Unión Europea no puede hablar de reducir la pobreza en Centroamérica si el Acuerdo de Asociación (AdA), que está siendo negociado por ambos bloques, no reconoce las grandes diferencias que existen entre las dos regiones. Un acuerdo recíproco, basado en el libre comercio, nunca será beneficioso para la población más desfavorecida de América Central, ha afirmado hoy Oxfam Internacional.


“Centroamérica no debe ceder ante la presión de la UE en la III Ronda de negociación. La UE está acelerando las negociaciones para mostrar  resultados concretos en la Cumbre UE-AL de Lima, que se celebrará el próximo mes de mayo en Lima. No tener un acuerdo en esta ronda de negociación es mejor que un mal acuerdo”, ha afirmado Asier Malax, portavoz de Oxfam Internacional en Centroamérica.


Durante la celebración de la II Ronda de Negociaciones, el pasado mes de febrero, las organizaciones de la sociedad civil y los gobiernos centroamericanos pidieron que el punto de partida de las negociaciones sea el Sistema General de Preferencias Plus (SGP+), que actualmente está en vigor. Sin embargo, la UE ha impuesto partir desde la base de sus aranceles consolidados en la Organización Mundial del Comercio (OMC), menos ventajoso para los intereses del istmo.


De esta forma, la UE frena las actuales ventajas comerciales que tiene Centroamérica y, al mismo tiempo,  exige una equivalencia con el CAFTA-RD (el acuerdo de libre comercio de Estados Unidos con la región y República Dominicana), que va más allá de lo fijado por la OMC, y no toma en cuenta los impactos negativos que éste está provocando en la región.


“Si la UE sigue manteniendo su discurso pro-desarrollo, debería hacerlo a través de los hechos y no tratar de imponer un acuerdo que no favorece a millones de personas en Centroamérica”, señala Malax. La Comisión Europea ha insistido mucho en mantener el equilibrio entre los aspectos políticos, de cooperación y comerciales del acuerdo y el respeto de los derechos humanos. Sin embargo, esta postura, se reduce a un discurso sin consecuencias reales.


Es importante que en el proceso de negociación puedan ser escuchadas el mayor número posible de personas. “El Acuerdo de Asociación afecta a millones de personas. Por eso es vital que las negociaciones sean lo más transparentes posible y se tenga en cuenta la opinión de todos los sectores afectados”, expresa Malax.


Movimientos sociales y ONG de Europa y Centroamérica también han vuelto a criticar a la UE por querer mantener una posición agresiva en las negociaciones políticas y comerciales con América Central, queriendo incluir temas excluidos por la OMC, como los llamados Temas de Singapur que incluyen aspectos relacionados con las inversiones extranjeras, la contratación pública y la competencia.

Contactar

Para más información, por favor contacten con:
Asier Malax (504) 3392 7109 amalax@oxfam.org.hn
Carlos Zepeda (503) 78625285 carlos.zepeda@oxfamsol.org.sv