Puesto con decoraciones navideñas, Filippines. Foto: Jane Beesley/Oxfam

Filipinas: una Navidad para la reflexión tras el tifón Haiyan

“Encontramos algunos adornos navideños entre los escombros. Los lavamos y los hemos colgado. Queríamos celebrar la Navidad de alguna forma”
Rowan
Filipino, 25 años
Publié le : 24 Décembre 2013

Este año, en todo Filipinas, las celebraciones de Navidad son inusualmente sobrias. Tras la devastación provocada por el tifón Haiyan, se trata de un periodo de reflexión para las muchas personas que tienen por delante la ardua tarea de reconstruir sus vidas. El pasado 8 de noviembre, la tormenta conocida localmente como Yolanda dejó 6.000 víctimas mortales y más de 1.700 personas desaparecidas. 

Sin embargo, incluso en las zonas más afectadas por el tifón, personas como Rowan, de 25 años, están decididas a hacer todo lo que puedan para celebrar estas fiestas. "Encontramos algunos adornos navideños entre los escombros. Los lavamos y los hemos colgado", nos cuenta mientras señala un Papá Noel improvisado. "Queríamos celebrar la Navidad de alguna forma".

El tifón Haiyan golpeó algunas de las regiones más pobres de Filipinas. Como siempre, las personas más vulnerables, incapaces de resistir los efectos de este fenómeno tan terrible, son quienes están encontrando mayores dificultades para recuperarse. El Gobierno de Filipinas ha señalado que se necesitarán 8.170 millones de dólares durante cuatro años para que el país se reponga de los efectos de Haiyan.

Gracias a la generosidad de los donantes, hasta el momento Oxfam ha proporcionado apoyo y ayuda de emergencia a más de 354.000 personas. Trabajamos con organizaciones socias locales para proporcionar a las personas agua salubre, inodoros, zonas de baño y kits de higiene. Asimismo, les ayudamos a recuperar sus fuentes de ingresos y medios de vida.

Desde Oxfam también hemos contribuido a retirar los escombros de los campos de arroz y proporcionado aserraderos portátiles para ayudar a las personas a obtener madera de los árboles caídos para reconstruir sus casas. Otro de nuestros objetivos es colaborar en la reparación o sustitución de los barcos y las redes de pesca, adquiriendo, siempre que sea posible, materiales locales.

También estamos ayudando a diferentes grupos comunitarios a valorar cuál es la mejor forma de restablecer la importante industria del coco, asolada por la tormenta. "El reto ahora es gestionar la transición de la fase de emergencia a la de recuperación", afirma Peter Struijf, responsable de la respuesta humanitaria de Oxfam en Tacloban. "La clave está en reducir las vulnerabilidades de las personas, especialmente de aquellas cuyos medios de subsistencia a largo plazo corren un elevado riesgo".

Desde Oxfam estamos decididos a ayudar a las personas a reconstruir sus vidas de la mejor forma posible. Queremos que las comunidades sean más fuertes y más capaces de hacer frente a una próxima gran tormenta o a cualquier otro fenómeno. Para ello, Oxfam, como parte de su labor de rehabilitación y desarrollo a largo plazo, continuará trabajando con las comunidades locales para hacer frente a la desigualdad y la pobreza.

Contacts

Para más información o solicitar una entrevista, puedes contactar con: 

Rachel Harvey: Responsable de Medios de Comunicación del equipo de respuesta de Oxfam al tifón Haiyan
Teléfonos de contacto en Filipinas; +63 9984268230, +63 9177365112
Teléfono de contacto en China: +86 186, 1103 1266
Twitter @HarveyBKK
Correo electrónico: harver10@gmail.com

Joseph Edward B. Alegado | Oficial de Comunicación y Medios
Teléfono: +63 (2) 929 4470 loc 129 | Fax: +63 (2) 927-0499 | Móvil: 639285042911
Correo electrónico: jalegado@oxfam.org.uk

Sur le même sujet

Súper tifón Haiyan en Filipinas

El 8 de noviembre de 2013, el tifón Haiyan azotó Filipinas dejando cerca de 14 millones de personas afectadas. 6 meses después, estamos preocupados por la lenta recuperación en las áreas damnificadas continúan siendo enormes.

Tifón Haiyan: un mes de ayuda y medidas preventivas han permitido salvar millones de vidas, pero todavía hay grandes retos

A pesar de la destrucción generalizada y los enormes obstáculos logísticos que el tifón Haiyan ha dejado a su paso, la rápida intervención, respaldada por un generoso apoyo internacional y la solidaridad de la población local, ha permitido salvar las vidas de millones de personas y evitar grandes brotes de enfermedades.

Raynaldo Basibas, de 55 años, superviviente del tifón. Foto: Anne Wright/Oxfam
Filipinas: esperando un futuro bajo la lluvia

Después de que el tifón Haiyan arrasara con todo lo que encontraba a su paso en la isla de Leyte, los habitantes de Barangay Magay, Tanauan, fueron engullidos por una ola gigante. Uno de los supervivientes nos cuenta su historia.

Permalink: http://oxf.am/wN6