Oxfam apoya a los defensores de derechos humanos en América Latina

Cartel de la nueva campaña Somos Defensores recientemente presentada en Guatemala. Foto: Oxfam
Cartel de la nueva campaña "Somos Defensores" recientemente presentada en Guatemala. Foto: Oxfam


Ataques. Intimidación. Represión. Son situaciones que viven los y las activistas de derechos humanos en muchos países de América Latina con demasiada frecuencia, ya sean líderes de comunidades, periodistas, abogados o sindicalistas. La violencia contra los defensores de los derechos humanos en el continente ha ido en aumento, y así lo hemos denunciado varias organizaciones. Por este motivo, desde Oxfam en América Latina trabajamos en varios países para tratar de defender los derechos de las personas. Guatemala, Paraguay o México son algunos de ellos.

Honduras: Alto al Riesgo

En Honduras, como en otros países de América Latina, los Defensores de Derechos Humanos (DDH) asumen a través de su trabajo, diversos riesgos, los cuales en ciertas circunstancias los convierten en víctimas de un sistema de seguridad y de justicia con problemas de garantizarles protección. 

Honduras es uno de los países con los mayores índices de irrespeto a los derechos humanos, sus promotores y defensores enfrentan diferentes tipos de poderes que intentan limitar su trabajo.

Según el COFADEH, durante el periodo 2010-2014, han sido criminalizadas más de 4.000 personas por reclamar o proteger el derecho a la tierra; asesinados 120 campesinos/as sólo en la región del Bajo Aguán; al menos 37 periodistas asesinados en los últimos 10 años, 186 personas de la Comunidad de Diversidad Sexual víctimas de crímenes de odio y cifras generales de 2.851 feminicidios al año 2014.

Bajo este contexto Oxfam, junto con otras organizaciones como el Centro de Promoción y Desarrollo Comunitario, CEPRODEC, y con el apoyo de la Unión Europea, impulsa en este país una Campaña, Alto Al Riesgo, para demandar mayor protección a los defensores de los derechos humanos, así como visibilizar sus roles dentro de la construcción de ciudadanía y democracia, porque los defensores de derechos humanos asumen en este país y en otros muchos de América Latina un ALTO RIESGO de su protección individual al proteger a las personas o grupos a quienes se les ha violentado sus derechos humanos. 

Guatemala: Defender la vida es un derecho

En Guatemala, centenares de personas dedican su vida a defender los derechos humanos. A la educación, la sanidad, la vivienda, la tierra, entre otros. Sin embargo, esta defensa de los derechos  supone muchas veces amenazas, persecuciones y violación de los derechos de los propios defensores. En un contexto de violencia y criminalización de los movimientos sociales, defender los derechos humanos no es tarea fácil.

Por este motivo, desde Oxfam hemos lanzado en Guatemala la campaña “Defender la vida es un derecho. Somos Defensores” con el apoyo de decenas de organizaciones sociales, campesinas, ambientales, feministas y redes internacionales.  

¿Qué queremos conseguir con esta campaña?

Las organizaciones que integramos la campaña impulsaremos acciones para promover la participación social y el respeto como caminos para superar las condiciones de pobreza, exclusión y violencia.

Unos de los objetivos de esta campaña es instar al Estado guatemalteco para que avance hacia el reconocimiento de la labor de las personas defensoras de derechos humanos y que garantice la libertad del ejercicio de su tarea. La participación ciudadana fortalece la democracia y mejora las condiciones de vida de las personas, superando la pobreza, exclusión y violencia.

Así pues, la campaña quiere hacer también un reconocimiento público del importante trabajo desempeñado por estas personas defensoras de los derechos humanos y sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de contar con esta labor y defenderla.

El acto de lanzamiento de la campaña en Guatemala contó con la presencia de defensores de derechos humanos que hablaron de casos como el de acaparamiento de tierras en el Valle del Polochic y de representantes de Naciones Unidas.

Paraguay: los derechos humanos son para protegerte

En Paraguay lanzamos una campaña de protección de los derechos humanos recientemente, centrada en promover el conocimiento sobre éstos.

Derechos humanos son los derechos que tenemos por ser persona, y el Estado los debe garantizar. Un aspecto innovador de la campaña se centra en la participación de artistas paraguayos cuyos diseños son presentados por personas que cuentan sus historias de conquista de sus derechos. La campaña también incluye un test online.


Sin protección de los derechos humanos no hay desarrollo.

Violación de derechos humanos en México

El de Ayotzinapa ha sido el episodio más reciente de una sistemática violación a los derechos humanos en el estado de Guerrero, donde en los últimos dos años se ha asesinado a 4.397 personas.

Sin embargo, esta situación no se limita al estado de Guerrero, pues a nivel nacional ha habido un innegable recrudecimiento de la violencia. La descomposición y la parálisis de las instituciones del Estado mexicano las ha mostrado incapaces de salvaguardar la vida e integridad de las personas, permitiendo que crezca la inseguridad, el terror y la zozobra. La opacidad frente a violaciones a los derechos humanos, la corrupción, y la falta de acceso a la justicia han caracterizado el contexto de este país, generando un ambiente de impunidad y de desgarramiento del tejido social.

Otras campañas: Mujeres, violencia y derechos humanos

La violencia y la amenaza de la violencia es uno de los mayores obstáculos para el empoderamiento de las mujeres en la mayoría de países en los que trabajamos.

Para Oxfam, abordar esta cuestión, en colaboración con las organizaciones de mujeres, contribuye a cambiar aquellas ideas, actitudes y creencias de hombres y mujeres que permiten que se desate, tolere y reproduzca la violencia contra ellas.

Nuestro abordaje es múltiple y va desde la sensibilización hasta el apoyo a mujeres víctimas o la incidencia para que los Gobiernos se impliquen en erradicar la violencia contra ellas.

Guatemala y Nicaragua son algunos de los países en América Latina donde trabajamos con este enfoque.