Bolivia debe avanzar contra la desigualdad para erradicar la pobreza

Fortaleza. Foto: Jhannet Quispe Flores, del concurso de fotografía “No Filter”.
Fortaleza. Foto: Jhannet Quispe Flores, del concurso de fotografía “No Filter”.

El 17 de octubre de 2016, Día Internacional de la Erradicación de la Pobreza, el Instituto Nacional de Estadísticas de Bolivia (INE) publicó el dato de que Bolivia había logrado reducir la pobreza a casi la mitad en 10 años. Oxfam en Bolivia celebra este logro, recordando que la lucha contra la desigualdad puede contribuir aún más a esta tendencia.

En 2016, Bolivia inicia una nueva etapa en las políticas públicas y abre la oportunidad de poner a las desigualdades al centro del debate. El Plan de Desarrollo Económico y Social (2016-2020), presentado por el gobierno boliviano, plantea acciones para el cumplimiento de los 13 pilares de la Agenda Patriótica 2025. 

El pilar 1 propone: Erradicar la pobreza extrema al 2025. Datos proporcionados por el Plan, así como por el último Informe de progreso de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para Bolivia publicado por UDAPE, muestran importantes avances hacia la erradicación de la pobreza moderada y extrema a nivel nacional; sin embargo, las tendencias aún reflejan desigualdades persistentes entre grupos y regiones del país.

Por ejemplo, entre 2005 y 2014, la pobreza extrema se redujo a casi la mitad (de 38,2% a 17,3%) y aunque la brecha urbano-rural disminuyó, en 2014, la pobreza extrema en áreas rurales era cuatro veces mayor a la pobreza extrema en áreas urbanas (36,1% frente a 8,3%).

Algo similar sucede con la brecha en la incidencia de pobreza extrema según la Condición Étnico Lingüística (CEL): 27,6% entre la población indígena frente a 10% entre la población no indígena.

Las brechas en la incidencia de pobreza moderada entre departamentos también son significativas: en el año 2014, los departamentos con mayor incidencia de pobreza moderada eran Chuquisaca y Potosí (57%), en comparación con Oruro, el departamento con menor incidencia de pobreza registrada el mismo año (26,9%).

En Oxfam, creemos que una agenda de erradicación de pobreza debe ir de la mano de la erradicación de las desigualdades, sólo así será posible alcanzar una sociedad donde todas y todos los bolivianos disfrutemos del cumplimiento de nuestros derechos.