Alerta de hambruna

Nimo Mohamed lleva consigo una medicina contra la diarrea. "No tenemos comida. No estamos registrados para ninguna distribución, por lo que la única comida que obtenemos es de los vecinos". Somalilandia, norte de Somalia. Foto: Petterik Wiggers / Oxfam
Nimo Mohamed lleva consigo una medicina contra la diarrea. "No tenemos comida. No estamos registrados para ninguna distribución, por lo que la única comida que obtenemos es de los vecinos". Somalilandia, norte de Somalia. Foto: Petterik Wiggers / Oxfam

Millones de personas se enfrentan a la hambruna en África Oriental y Yemen. Trabajamos en la región proporcionando alimentos, agua potable y servicios de saneamiento a las familias que necesitan ayuda desesperadamente. Debemos aumentar nuestra respuesta cuanto antes para poder salvar todavía más vidas. Ayúdanos.

Millones de personas al borde de la hambruna

En África Oriental y Yemen, la población está viviendo una crisis alimentaria devastadora y sin precedentes.

A pesar de las recientes lluvias, más de 22 millones de personas se ven afectadas por la sequía del este de África, y al menos 15 millones pasan hambre, sobreviviendo solo con lo que pueden encontrar para comer. La persistente sequía ha acabado con los cultivos y provocado la muerte del ganado en algunas zonas de Etiopía, Somalia y Kenia, lo que ha hecho que el agua y los alimentos escaseen hasta llegar a niveles peligrosos. Los terribles conflictos de Sudán del Sur y Yemen han obligado a millones de personas a abandonar sus hogares y ha hecho que muchos millones más necesiten ayuda alimentaria de emergencia. 

 Ayan Said (izquierda) saca agua de un pozo en un asentamiento para personas desplazadas en la ciudad de Garadag. Somalilandia, norte de Somalia. Foto: Petterik Wiggers / Oxfam

La malnutrición está teniendo un impacto desastroso y, como siempre, los niños y niñas son los más afectados. En Somalia, más de 800,000 personas están al borde de la hambruna y casi 400,000 niños sufren hambre extrema. Gracias a los esfuerzos humanitarios, la hambruna se ha visto retrasada en Sudán del Sur, pero la crisis alimentaria continúa extendiéndose por todo el país.

Esta es la mayor emergencia alimentaria del mundo. Si no se acaba con estas crisis, la desnutrición y las muertes aumentarán exponencialmente provocando un deterioro catastrófico. Naciones Unidas ha advertido de que unos 1,4 millones de niños y niñas podrían morir de inanición en los próximos meses. 

Nuestra respuesta humanitaria

Oxfam está trabajando en todas las áreas para llegar a las personas más afectadas y proporcionarles la ayuda de emergencia que necesitan para sobrevivir. Estamos:

  • Trabajando con organizaciones socias locales que distribuyen la ayuda alimentaria de emergencia y trabajan con las personas vulnerables para que puedan producir sus propios alimentos y generar otro tipo de ingresos
  • Proporcionando agua y servicios de saneamiento de emergencia para evitar la propagación de enfermedades, como el cólera o la diarrea
  • Proporcionando dinero en metálico y cupones para que la gente pueda adquirir los alimentos que necesita para sobrevivir
  • Llevando agua en camiones a las zonas más afectadas por la sequía, ya que la necesitan urgentemente
  • Construyendo duchas y baños para aquellas personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares
     

Tu ayuda puede salvar vidas

Se trata de una crisis que no podemos ignorar. Es cierto que el hambre está empeorando y que la hambruna se está extendiendo, pero todavía podemos impedir esta situación. 
Si actuamos ahora, podemos evitar que ocurra lo peor y prevenir la pérdida de millones de vidas.

Ayúdanos a proporcionar ayuda urgente a aquellas personas que más la necesitan.