Alerta por ébola

La trabajadora de salud comunitaria Marrion Thomson enseña a unos niños a lavarse las manos en un punto para el lavado de manos de Oxfam en Congo Town, en el área de Freetown (Sierra Leona). Fotografía: Tommy Trenchard/Oxfam
La trabajadora de salud comunitaria Marrion Thomson enseña a unos niños a lavarse las manos en un punto para el lavado de manos de Oxfam en Congo Town, en el área de Freetown (Sierra Leona).

El brote de ébola ha devastado comunidades enteras en África occidental. El virus se ha cobrado la vida de más de 11.000 personas y puede que más de 27.000 hayan resultado infectadas. Desde Oxfam trabajamos con las comunidades para evitar nuevos brotes y ayudarles en su recuperación.

Actualmente, el virus del Ébola parece estar bajo control en Liberia. Sin embargo, en Sierra Leona y Guinea continúan apareciendo nuevos focos de la epidemia. No podemos cesar en nuestra lucha contra el ébola hasta que no quede ningún caso en África occidental.

La crisis está a punto de alcanzar un punto de inflexión y debemos seguir apoyando a los Gobiernos y a las comunidades para que puedan volver a la normalidad, pero sin dejar de aplicar medidas de protección contra el ébola. La epidemia ha asolado los países afectados. Es necesario volver a poner en marcha sus economías y reconstruir los servicios sanitarios, y la población precisa urgentemente de empleos y fuentes de ingresos.

Nuestra respuesta

En Sierra Leona y Liberia, mediante nuestros programas hemos asistido a más de un millón de personas:

  • proporcionando agua, saneamiento y equipamiento de limpieza a los centros de atención sanitaria;
  • dando formación a cientos de comités sanitarios de comunidades y pueblos para mejorar la concienciación y promover la derivación de pacientes, así como prácticas de enterramiento seguras;
  • capacitando a cientos de voluntarios y voluntarias para ir puerta por puerta para identificar casos de ébola, animar a las personas a someterse a exámenes médicos, acudir a centros sanitarios y solicitar ambulancias, y ayudar a las familias a estar al tanto de los progresos de sus seres queridos en tratamiento; y
  • ayudando a las comunidades a recuperarse tras el ébola, brindando apoyo a grupos de mujeres para que puedan volver a poner en marcha sus negocios, proporcionando dinero en efectivo a las personas en situación de mayor vulnerabilidad y proporcionando a los agricultores y agriculturas herramientas, semillas y formación.

En países vecinos como Senegal, Gambia, Guinea Bissau y Mali, hemos estado trabajando estrechamente con los Gobiernos en medidas de preparación y prevención, entre las que se incluyen labores de concienciación mediante carteles publicitarios, anuncios de radio y campañas puerta a puerta, la instalación de puntos para el lavado de manos y letrinas, y la distribución de kits de higiene.

¿Qué es el ébola?

El ébola se dio a conocer en 1976, cuando se produjeron dos brotes simultáneos uno en Sudán y otro en la República Democrática del Congo. La enfermedad toma su nombre del río Ébola que pasa cerca del pueblo donde tuvo lugar el segundo de estos brotes.

El virus del ébola  se transmite de una persona a otra a través del intercambio de fluidos corporales, como la saliva, el sudor o la sangre. Prevenir esta cadena de transmisión es esencial para controlar la enfermedad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la participación de las comunidades es clave para difundir este mensaje y evitar el contagio.

Comparte esta página: