Crisis de refugiados y migrantes

Las restricciones y el cierre de las fronteras europeas han hecho que la situación de estas personas vulnerables se haya deteriorado hasta provocar una crisis humanitaria. Photo: Pablo Tosco/Oxfam
Las restricciones y el cierre de las fronteras europeas han hecho que la situación de estas personas vulnerables se haya deteriorado hasta provocar una crisis humanitaria. Photo: Pablo Tosco/Oxfam

Millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares, arriesgándolo todo para escapar de conflictos, desastres, hambre y pobreza. Necesitamos urgentemente tu ayuda para apoyarles tanto en sus países de origen, como durante su llegada a Europa y en los países de acogida. Haz un donativo.

Una crisis global

Ya son más de 65 millones de personas en todo el mundo las que oficialmente se han visto obligadas a abandonar sus hogares como consecuencia de los conflictos, la violencia y la persecución; la cifra más elevada registrada por las Naciones Unidas desde la Segunda Guerra Mundial.

En 2017, más de 170.000 migrantes, entre ellos muchos refugiados, llegaron a Europa atravesando el mar Mediterráneo. Cerca de 120.000 lo hicieron a través de la ruta marítima del Mediterráneo central, la más mortífera del mundo, donde ese mismo año se registraron casi 3.000 muertes o desapariciones. La mayoría de estas personas viaja en botes fletados por traficantes desde Libia, Túnez o Egipto, arriesgando sus vidas para llegar a Italia o a otros países más lejanos en busca de protección. 

Campo de refugiados de Moria, Grecia. 2016. Foto: Pablo Tosco/Oxfam

Sin embargo, la gran mayoría de las personas atrapadas en esta crisis internacional se encuentra desplazada dentro de su propio país de origen o en países vecinos. En Nigeria, el actual conflicto con Boko Haram ha obligado a 1,8 millones de personas a huir de sus casas y buscar protección en otras zonas del país. El Líbano, con una población de 4,5 millones de personas y 1,2 millones de refugiados sirios, se encuentra en una situación límite. Cada vez más refugiados viven en condiciones muy precarias en campos de desplazados o en comunidades de acogida, situados en las fronteras con Turquía y Jordania. ​

Inseguridad a la llegada

Muchas de las personas migrantes y refugiadas que llegan a Europa se enfrentan, además, a la incertidumbre y otros problemas como la escasez de información básica o el aumento de los riesgos debido al tráfico de personas. 

Los cierres y restricciones en las fronteras europeas, así como la aplicación del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía han empeorado dramáticamente la situación de estas personas vulnerables y han provocado una crisis humanitaria. Miles de ellas han quedado bloqueadas en Grecia. Muchas viven en condiciones deplorables, hacinadas en campamentos en las islas griegas y sin poder reunirse con sus familiares que residen en otros países; otros están atrapados en Macedonia y Serbia, o expulsados de un país a otro.

Tras haber sobrevivido al peligroso viaje a través del Mediterráneo, quienes llegan a Italia y Grecia creían haber encontrado un santuario y, sin embargo, a menudo se ven obligados a vivir en lugares abarrotados con escasos servicios básicos (como atención médica, agua y saneamiento) y sin alimentos suficientes

En los países balcánicos muchas mujeres, hombres y niños han denunciado malos tratos por parte de las fuerzas policiales, que utilizan la violencia y la intimidación para denegar el acceso a un proceso de solicitud de asilo y obligar de forma ilegal a las personas a regresar a sus países. Refugiados y otros migrantes que han cruzado el mar desde Libia hablan de violaciones, torturas y esclavitud como las realidades cotidianas que enfrentan durante el trayecto.

Distribución de kits familiares de higiene en Alepo, Siria. Foto: Humam Banna/Oxfam

La respuesta de Oxfam

Desde la puesta en marcha de nuestra respuesta hemos ayudado a 288.000 personas en Grecia, Serbia, Macedonia e Italia proporcionando desde artículos básicos como alimentos, ropa o kits de higiene a asesoramiento legal y apoyo psicológico.

Proteger a los recién llegados a Serbia y Macedonia

Desde Oxfam colaboramos estrechamente con organizaciones locales para garantizar que puedan prestar ayuda y protección adecuadas a las personas recién llegadas.

También asistimos a los migrantes y solicitantes de asilo en situación de vulnerabilidad que viven tanto dentro como fuera de las zonas de acogida oficiales en Serbia.

Además, distribuimos alimentos, kits de higiene, ropa y otros artículos esenciales, así como instalando sistemas de suministro de agua y saneamiento y proporcionando apoyo psicológico y asesoramiento legal.

Asistencia legal, psicológica y de emergencia en Italia 

En la Italia continental y Sicilia estamos distribuyendo alimentos, ropa, calzado y artículos de higiene personal, así como facilitando asistencia legal y psicológica a largo plazo a las personas recién llegadas. También ayudamos a los solicitantes de asilo a encontrar alojamiento y aprender italiano, y les proporcionamos dinero en efectivo para cubrir sus necesidades básicas.

También acogemos a solicitantes de asilo que han llegado desde el Líbano gracias a visados humanitarios en el marco de un programa único que estamos llevando a cabo en coordinación con el Gobierno italiano. 

Ayudamos a preservar la dignidad de las personas refugiadas en Grecia

Comenzamos nuestras operaciones en Lesvos en octubre de 2015, ya que la situación humanitaria para las personas que llegaban irregularmente desde Turquía empeoró rápidamente. Desde Oxfam estamos proporcionando ayuda a miles de personas en toda la región suministrando agua apta para el consumo, saneamiento y un apoyo vital a las familias que lo han perdido todo. 

Trabajamos con organizaciones locales en la isla de Lesvos para proporcionar asistencia legal gratuita a solicitantes de asilo, y hemos priorizado garantizar la protección de hombres y mujeres directamente desde las mismas comunidades a través de una red de conocimientos y acceso a la información que se autogestiona. 

Ayuda de emergencia para los refugiados sirios en el Líbano, Siria y Jordania

Desde Oxfam estamos proporcionando ayuda a más de 2 millones de personas en toda la región mediante el suministro de agua potable, saneamiento y apoyo vital para las familias refugiadas que lo han perdido todo.

En el Líbano, proporcionamos agua potable, dinero en efectivo y suministros de emergencia como mantas, estufas o artículos de higiene. Ayudamos a las familias refugiadas a obtener la información que necesitan sobre sus derechos legales y humanos y los conectamos con servicios médicos, legales y de apoyo.

También proporcionamos agua limpia a la población desplazada dentro de Siria mediante la rehabilitación y reparación de infraestructuras, pozos o el transporte de agua en camiones cisterna.