Hambruna en Sudán del Sur

Nyaliah vino de Nyandong Payam para para registrarse y poder recibir la comida que distribuye el Programa Mundial de Alimentos en Nyal, en el condado de Panyijar. Foto: Bruno Bierren/Oxfam
Nyaliah vino de Nyandong Payam para para registrarse y poder recibir la comida que distribuye el Programa Mundial de Alimentos en Nyal, en el condado de Panyijar. Foto: Bruno Bierren/Oxfam

Sudán del Sur se enfrenta a una grave crisis humanitaria causada por tres años de guerra civil. En febrero del 2017 se declaró situación de hambruna - el máximo nivel de alerta - en varias zonas del país, lo que significa que ya hay personas que están muriendo de hambre. A estas hay que sumarles los casi 5 millones más que se enfrentan al hambre extrema. Ayúdanos proporcionarles asistencia vital.

Una catástrofe provocada por la acción humana

La crisis de poder que estalló en Juba en 2013 provocó que Sudán del Sur entrara en una espiral de violencia política y étnica que se ha ido extendiendo rápidamente por muchas partes del país, y que ha causado la muerte de miles de mujeres, niños y hombres.

Desde entonces, más de 3,5 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares debido a la guerra. De estos 3 millones, alrededor de 1,6 han buscado refugio en los países vecinos, principalmente en Etiopía, Kenia, Sudán y Uganda. A pesar del tratado de paz  que se negoció en 2015, la violencia continúa aumentando a un ritmo alarmante y cada día miles personas se ven obligadas a abandonar el país.

Esta es la mayor crisis de refugiados del continente africano.

Una de las crisis alimentarias más graves del mundo

Al verse obligadas a abandonar sus granjas y ganado, estas comunidades mayoritariamente agricultoras y ganaderas han perdido la principal fuente de alimentación de sus familias. La economía del país ha caído en picado, los precios de los alimentos y de los combustibles se han disparado y el coste de vida continúa subiendo vertiginosamente. El comercio y los mercados locales se han visto afectados y las reservas de alimentos se han agotado.

George (prénom modifié) sur les genoux de sa mère pendant que le personnel sanitaire évalue son état nutritionnel, au Soudan du Sud.George (nombre ficticio) se sienta en el regazo de su madre mientras el personal sanitario le toma medidas para determinar su nivel de nutrición. Hay 208 casos de desnutrición en este hospital para personas con desnutrición de Nyal. Foto: Bruno Bierrenbach Feder/Oxfam

El conflicto y el colapso de la economía han provocado que cerca de 100.000 personas estén afectadas por hambruna y casi 5 millones, el 40% de la población, se enfrentan al hambre extrema. La hambruna afecta a algunas zonas del Estado de Unidad, en el centro norte del país, la región más afectada por la guerra. Además, las enfermedades causadas por la ingesta de agua contaminada, como el cólera o el tifus, suponen un riesgo cada vez mayor.

Actualmente 7,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y se espera que en julio la mitad de la población padezca niveles extremos de hambre.

El trabajo de Oxfam

Estamos proporcionando ayuda vital a las personas más vulnerables afectadas por el conflicto, así como ayudándoles a labrarse un futuro. En 2016 conseguimos proporcionar ayuda de emergencia y a largo plazo a unas 600.000 personas.

También estamos prestando ayuda a nivel regional para luchar contra la crisis de los refugiados en Uganda, Etiopía, la República Democrática del Congo y Chad.  

Punto de agua proporcionado por Oxfam en Nyal y Ganyiel, en el condado de  Panyijar, Sudán del Sur. Foto: Bruno Bierrenbach Feder/Oxfam Punto de distribución de agua construido por Oxfam en Nyal. Foto: Bruno Bierrenbach Feder/Oxfam                

La labor de Oxfam consiste en:

  • La distribución alimentos en situaciones de emergencia.
  • El suministro de agua potable y la construcción de servicios de saneamiento.
  • La promoción de buenas prácticas de higiene a través de actividades participativas y el suministro de artículos básicos de higiene.
  • La asistencia a la población para que pueda encontrar un lugar seguro que le permita huir de la violencia.

También ayudamos a las personas más vulnerables para que puedan cultivar sus propios alimentos y desarrollar un modo de vida que les permita cubrir sus necesidades básicas. Proporcionamos ganado, herramientas, semillas y equipos de pesca a las familias, además de formación para mejorar sus métodos de cultivo. Distribuimos dinero en efectivo y cupones entre las familias más vulnerables para que los utilicen en los mercados existentes.

Seguimos luchando contra los brotes de cólera que, se ha confirmado, afectan a 9 de los 32 estados del país, con unos 4.700 casos conocidos. Estamos reparando pozos y distribuyendo jabón, cubos y pastillas para purificar el agua. También se están llevando a cabo campañas para concienciar a la población sobre la importancia del tratamiento y la prevención del cólera.

Ayúdanos a salvar vidas

Un nuevo día de conflicto, es otro día en el que  la población de Sudan del Sur ve sus vidas amenazas por el peligro. Sobreviven en una situación límite que los obliga a subsistir de lo que encuentran en los pantanos. Como sucede a menudo en este tipo de crisis, las mujeres, los niños y las niñas son los más afectados.

Es la gente más vulnerable, atrapada  en medio del conflicto, la que sufre peores consecuencias. Desde Oxfam estamos proporcionando productos de primera necesidad pero necesitamos tu colaboración para poder hacer mucho más. 

Esta es una tragedia originada por la acción humana y debemos actuar urgentemente para evitar que la  situación siga empeorando.

Por favor, haz un donativo

 

Actualizado: 5 de mayo de 2017