Destacamos

La educación gratuita es una de las herramientas más eficaces para combatir la desigualdad. Beneficia a toda la sociedad pero, sobre todo, a los jóvenes más pobres. Photo: Dustin Barter/Oxfam

La desigualdad intergeneracional ha aumentado a un ritmo alarmante durante las últimas décadas. A pesar de su potencial y de representar una parte considerable de la población, la juventud continúa siendo ampliamente excluida de los ámbitos cultural y político. Sin embargo, la juventud puede ser un instrumento clave para encontrar una solución al problema de la pobreza.

Impulsar la igualdad de género en la tenencia de tierras empoderaría a las mujeres y les proporcionaría una mayor influencia en la toma de decisiones relativas al uso de la tierra. En la imagen: Luz Evelia Godines Solano, productora de café de Nicaragua.

¿Sabías que el 90% de las tierras rurales de África está sin registrar, lo que hace que las comunidades rurales puedan ser víctimas de posibles acaparamientos de tierras? Es una cuestión de derechos humanos. Es su tierra. Únete de nuestro esfuerzo colectivo para lograr un cambio positivo no solo para los pueblos indígenas y las comunidades rurales, sino también para el medio ambiente y la lucha contra la pobreza y la desigualdad.

1 de cada 3 personas en el mundo vive en la pobreza.

Oxfam está decidida a cambiar esto movilizando el poder de las personas contra la pobreza.

Más información

Noticias

Blogs

Decenas de libros se han escrito sobre cómo lograr la paz en Colombia, pero generaciones enteras de colombianos aún no la conocen. Hoy, después de más de 50 años de conflicto armado prolongado, incalculables perdidas económicas, cerca de ocho millones de víctimas, e igual número de vidas trastocadas, las y los colombianos se atreven a preguntar ¿cómo será la paz?

¿Qué es CRECE?

El sistema alimentario mundial sólo funciona para una minoría. Para la mayoría de nosotros está roto. Nos deja a miles de millones de consumidores sin el suficiente poder y conocimiento sobre lo que compramos y comemos; y a la mayoría de los pequeños productores de alimentos impotentes e incapaces de alcanzar su potencial productivo. 

Por otro lado, una meteorología cada vez más extrema y los cambios en las estaciones están afectando directamente a los cultivos de miles de familias agricultoras, y provoca que cada vez haga más personas pasando hambre. Los precios de los alimentos están aumentando, mientras que su calidad se está deteriorando. En poco tiempo, el cambio climático tendrá un impacto en la alimentación de todo el mundo.

Impidámoslo y exijamos ayuda a nivel global para poder hacer frente a los daños que ya ha causado.

Cambio climático. Pobreza. Hambre. Es todo la misma lucha.