Malaui

Oxfam in Malawi

Malawi es uno de los países más pobres del mundo. Ocupa el puesto 153 de 169 en la clasificación según el índice de desarrollo humano de las Naciones Unidas (Informe sobre Desarrollo Humano 2010, Naciones Unidas). Cuenta con una población de más de 13 millones de personas (de acuerdo con el censo de 2008) y, en 2008-2009, los ingresos per cápita fueron de 911 dólares al año (Informe sobre Desarrollo Humano 2010, Naciones Unidas).

Se trata de un país que depende de la financiación de otros países donantes y en el que más de la mitad de su población aún vive por debajo del umbral de pobreza (con menos de un dólar al día).

Oxfam en Malawi

Oxfam trabaja en Malawi desde hace más de 20 años. Nuestro objetivo es contribuir a crear un país en el que las mujeres, los hombres, las niñas y los niños disfruten de una mayor igualdad, de mejores medios de vida y, como ciudadanas y ciudadanos activos, de una mayor influencia en las decisiones que afectan a sus vidas.

Trabajamos en cuatro áreas clave:

  • Gobernanza: Ayudamos a las mujeres, hombres y jóvenes para que disfruten de unos servicios públicos más accesibles y equitativos y puedan influir en las decisiones que afectan a sus vidas.
  • Medios de vida resilientes: Ayudamos a las mujeres, hombres y jóvenes para que puedan disfrutar de unos medios de vida más sostenibles y de un mayor empoderamiento económico.
  • Liderazgo transformador de las mujeres: Ayudamos a las mujeres, y niñas para que puedan disfrutar de una vida libre de violencia y sean líderes y participantes activas en su sociedad.
  • Trabajo humanitario: Trabajamos para garantizar que Oxfam y sus organizaciones socias tengan la capacidad de responder de forma rápida y eficaz a las necesidades de las personas afectadas por emergencias humanitarias. También ayudamos a las personas a recuperarse y prepararse para reducir posibles riesgos.

En todas las áreas de nuestra labor trabajamos para garantizar que las mujeres sean tratadas con igualdad y para empoderarlas para que tengan éxito.

Además, hemos puesto en marcha procesos para garantizar que Oxfam consiga los resultados esperados y rinda cuentas ante todas las personas partes interesadas con las que trabajamos. Tenemos grandes expectativas.