Tanzania

tanzania

Visita nuestra web Oxfam en Tanzania (en inglés)

La Republica Unida de Tanzania es el país más grande de África oriental, con 42,5 millones de habitantes en un territorio de 947.300 km2. De las 26 regiones de Tanzania, 21 se encuentran en la zona continental y cinco en Zanzíbar.

Desde su independencia,Tanzania ha disfrutado de estabilidad política y paz. Además, posee una gran riqueza de recursos naturales. Sin embargo, estas ventajas no se reflejan en un mejor nivel de vida para la mayoría de la población. Tanzania ocupa el puesto número 159 en el Índice de Desarrollo Humano del PNUD. Resultados relativamente buenos en cuanto a la expectativa de vida, la alfabetización de adultos y los indicadores de escolarización compensan un PIB per cápita de apenas 744 dólares.

Las probabilidades de alcanzar los objetivos de reducción de pobreza para Tanzania establecidos en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio son escasas: aunque las tasas de crecimiento económico han aumentado desde el año 2000, los niveles de pobreza siguen siendo altos. En 2007, el 33% de la población vivía por debajo del umbral de pobreza de las necesidades básicas, es decir, una disminución de solo un 2,5% en los últimos siete años. La brecha entre personas ricas y pobres va en aumento a medida que los beneficios del crecimiento van a para a los sectores más ricos de la sociedad. Además, el nivel de vida de los más pobres, el 10% de la población, ha disminuido durante la última década. Los hombres ganan 1,7 veces más que las mujeres, aunque este porcentaje ha disminuido en los últimos años.

Oxfam en Tanzania

Oxfam trabaja en Tanzania desde la década de los 60. Actualmente, el equipo está formado por más de 60 personas y trabaja desde cinco localidades:  Shinyanga, Morogoro, Loliondo, Arusha y Dar Es Salaam.

Los objetivos del programa se centran en garantizar:

  • Una mejor transparencia y gobernanza: queremos transformar las relaciones de poder entre hombres, mujeres, el Gobierno y las empresas para que los ciudadanos puedan exigir responsabilidades y garantizar que puedan acceder a servicios esenciales de calidad.
     
  • Empoderamiento femenino: trabajamos para lograr que las mujeres adquieran poder político, económico y social y, así, se conviertan en lideresas transformadoras y agentes de cambio dentro en sus comunidades. 
     
  • Combatimos la pobreza rural: las mujeres rurales tienen acceso y control de los recursos económicos, incluida la tierra, e influencia sobre los mercados y las inversiones para garantizar la seguridad alimentaria sostenible y la resiliencia ante los desastres, especialmente los provocados por el cambio climático.

Además, queremos incorporar la innovación en la juventud y el desarrollo: mujeres y hombres jóvenes tienen el poder de ser agentes de cambio, por lo que les vamos a apoyar para que impulsen la creación de políticas públicas que creen oportunidades sociales, económicas y políticas para toda la sociedad.