Sequía en Etiopía: Las comunidades nómadas luchan por preservar sus medios de vida

Mako y su marido, Mahamud, son pastores de la región etíope de Somalí . Fotografía: Kieran Doherty/Oxfam
Mako y su marido, Mahamud, son pastores de la región etíope de Somalí . Fotografía: Kieran Doherty/Oxfam

Desde tiempos inmemoriales, las comunidades pastoralistas nómadas de la región Somalí de Etiopía han dependido de las lluvias para alimentar a su ganado. En función de la época del año, trasladan a sus rebaños en busca de agua y pastos frescos, por lo que la sequía no es nada nuevo. A pesar de saber que perderán algunos animales, estas comunidades sobrellevan bien estas situaciones pues saben que en los próximos años se recuperarán.

Pero la situación ahora es distinta. Tras dos años sucesivos de altas temperaturas y escasas lluvias, las familias pastoralistas se enfrentan a una grave escasez de agua, incapaces de hacer frente a más crisis climáticas. Las consecuencias son muy graves:  pérdida de medios de vida, desplazamientos forzados , inseguridad alimentaria, desnutrición y un mayor riesgo  de conflicto. Aunque las recientes lluvias han brindado algo de alivio a algunas comunidades, otras apenas se han beneficiado o han sufrido tormentas tropicales que han provocado inundaciones en las tierras más bajas.

La historia de Mako y Mahamud

Mako y su marido Mahamud son pastores de la región de Somalí y han sufrido la sequía de primera mano.  "Durante la época de lluvias, nuestra vida era buena porque podíamos vender nuestros animales y teníamos gran cantidad de agua, que ahora no tenemos. Los últimos dos años han sido realmente malos. No ha llovido nada. El año pasado, tan solo cayeron unas gotas, por lo que perdimos muchos animales", cuenta Mako.


Mako está muy preocupada por su familia: "Tenemos hambre. Solo comemos pasta, arroz y maíz. A veces no sabemos qué comeremos al día siguiente. Cuando mi marido se va, voy a la aldea más cercana y pido comida a la gente. Durante la época de lluvias matamos algunos animales, pero ahora no.  No podemos permitírnoslo".


"Tenemos muchos problemas de salud porque no comemos suficientes alimentos nutritivos. Estamos cansados y físicamente agotados. No hemos tomado leche o comido carne en mucho tiempo", añade Mahamud.


Mahamud viaja frecuentemente con su ganado en busca de pastos y puede estar fuera de casa durante meses. Durante estos viajes, pierde muchos animales. "A veces paso cuatro o cinco días sin comer. Tampoco bebo mucho. Apenas tomo unos sorbos de agua cada día para humedecer mi garganta. He pasado momentos muy duros que no puedo describir con palabras". 


Cuando Mahamud está fuera buscando pastos verdes, Mako se queda en casa con su hija de tres meses puesto que no puede recorrer largas distancias con un bebé. Admite que teme por su seguridad y la del bebé, pues cuando está  sola en el campo corre el riesgo de ser atacada por hombres o incluso hienas.

"No conocemos otra forma de vida. Si perdiésemos todos nuestros animales, buscaríamos otra opción, pero no sabemos cuál. Como no he ido a la escuela, tendría que irme a otra ciudad para trabajar de sirvienta.  Nunca hemos pensado en la agricultura. Aquí la gente no suele dedicarse al cultivo", dice Mako.

Oxfam en Etiopía: adaptarse al cambio climático

Etiopía lleva mucho tiempo expuesta  a los duros efectos de los fenómenos meteorológicos extremos que amenazan las formas y medios de vida ancestrales de sus habitantes. Solo el 15% de las familias pastoralistas cuenta con una  fuente de ingresos alternativa. Ante la falta de herramientas u otras habilidades, muchas se ven obligadas a migrar en busca de nuevos pastos.

Desde Oxfam, ayudamos a familias como la de Mako y Mahamud a superar la sequía:

  • proporcionándoles semillas de cultivos más resistentes a la sequía y las plagas, y capacitándoles para obtener las mejores cosechas posibles. 
     
  • construyendo pozos de agua y poniendo en marcha iniciativas de riego para mejorar los cultivos y los pastos para el ganado. 
     
  • suministrándoles herramientas, semillas y capacitación para cultivar piensos.
     
  • brindándoles apoyo para vender su producción y que los beneficios sean una fuente de ingresos adicional, especialmente en épocas de escasez.

Apoya nuestro trabajo humanitario en Etiopía