Millones de personas al borde de la hambruna en un mundo de abundancia

Millones de personas se enfrentan a la hambruna en África Oriental, Yemen y el nordeste de Nigeria. Foto: Pablo Tosco/Oxfam
Millones de personas se enfrentan a la hambruna en África Oriental, Yemen y el nordeste de Nigeria. Foto: Pablo Tosco/Oxfam

Cerca de 30 millones de personas se enfrentan a graves niveles de inseguridad alimentaria y desnutrición en el noreste de Nigeria, Sudán del Sur, Somalia y Yemen. 10 millones de ellas se encuentran en grave riesgo de morir de hambre.

Miles de personas del estado de Borno, en el norte de Nigeria, están sufriendo ya la hambruna, mientras que Yemen y Somalia están al borde. Gracias a la rápida actuación de las organizaciones, Sudán del Sur ya no se encuentra en situación de hambruna, pero esta pequeña victoria es solo temporal, ya que la crisis alimentaria continúa extendiéndose por todo el país. 

Estos son solo cuatro de los numerosos países que se enfrentan este año al hambre. En Malawi, Sudán, Afganistán, RDC o Siria, millones de personas carecen de recursos suficientes para alimentar a sus familias. Y la situación en algunos de estos países podría empeorar si la comunidad internacional no aborda este problema urgentemente y acaba con las causas subyacentes. 

¿Qué es la hambruna?

La hambruna es la peor situación de inseguridad alimentaria posible, tanto por su gravedad como por el impacto que tiene. Se produce cuando un gran número de personas muere debido a la falta de alimentos o cuando se combina la escasez de alimentos con las enfermedades. Cuando más de un 20% de los hogares no pueden alimentarse, la desnutrición aguda supera el 30% y es evidente que hay gente muriéndose de hambre, ya no debemos hablar de una "emergencia" humanitaria sino de una "hambruna". Aprende más acerca las diferentes categorías de inseguridad alimentaria. 

La amenaza de hambruna en el mapa

¿Qué causa la hambruna?

No existe una única causa para todas las hambrunas, puesto que cada una tiene características únicas dependiendo del contexto. No obstante, siempre suelen estar presentes ciertos factores tan terribles como los conflictos, la inseguridad, la falta de acceso a servicios, la pobreza crónica, la falta de comercio y fenómenos meteorológicos extremos como la sequía permanente. 

Por ejemplo, en el norte de Nigeria, en Yemen y en Sudán del Sur, las causas principales de la hambruna son las guerras y conflictos actuales, mientras que en Somalia son la sequía y la debilidad de su Gobierno tras años de conflicto. En algunas zonas de Etiopía y Kenia, sus comunidades están sufriendo una sequía terrible que hace que les resulte extremadamente difícil comprar comida u obtener cualquier fuente de ingresos.

Lo que sí está claro es que siempre tenemos el poder para prevenir y acabar con la hambruna y, sin embargo, siempre dejamos que ocurra. Cada vez que se declara una hambruna se está admitiendo que la comunidad internacional no ha sido capaz de organizarse y tomar medidas a tiempo, y que los Gobiernos no han podido o no han querido actuar. 

¿Cuál es la respuesta de Oxfam?

Oxfam está trabajando en Sudán del Sur, en la región de la cuenca del lago Chad, en el Cuerno de África y en Yemen para proporcionar ayuda vital a aquellas personas que más la necesitan. Por ahora nuestra respuesta ha consistido en:

  • Proporcionar asistencia alimentaria y nutricional, así como productos de primera necesidad, como utensilios de cocina y cubos.
  • Ofrecer a la gente acceso a agua potable a través de camiones cisterna, creando zonas para almacenar agua y rehabilitando pozos de perforación.
  • Distribuir dinero en efectivo y cupones para intercambiar por semillas, herramientas o cuidados veterinarios para el ganado.
  • Mejorar el sistema de saneamiento construyendo instalaciones para asearse y reparando los urinarios para evitar la propagación de enfermedades.
  • Proporcionar cupones para canoas en Sudán del Sur para que la gente pueda atravesar los pantanos y así conseguir comida.
  • Ayudar a las mujeres que han sido sexualmente agredidas y explotadas.

Haz un donativo

Debemos aumentar nuestra respuesta en estas regiones cuanto antes para poder salvar todavía más vidas. Ayúdanos.