De Siria a Jordania: refugiados en el campo de Zaatari

Sara recibió un disparo en la cabeza en Siria. La bala solo le rozó, pero aún tiene trozos de metralla en el cuero cabelludo. Su familia huyó de Siria en enero de 2013 y ahora viven en Jordania.
Sara recibió un disparo en la cabeza en Siria. La bala solo le rozó, pero aún tiene trozos de metralla en el cuero cabelludo. Su familia huyó de Siria en enero de 2013 y ahora viven en Jordania.

El campo Zaatari, en Jordania, acoge a cerca de 80.000 refugiados sirios. La mitad de la población del campo es menor de 18 años. Oxfam ayuda a casi 25.000 residentes proporcionándo agua apta para el consumo, letrinas y duchas, centros comunitarios y programas de promoción de la higiene y recogida de residuos.

Mohammad Naser, padre de tres hijos de Ghouta, cerca de Damasco (Siria), recoge agua apta para el consumo de un tanque suministrado por Oxfam en el campo de Zaatari, en Jordania. En Siria. Mohmamad vendía verdura en un supermercado. Fotografía: Sam Tarling / Oxfam

Mohammad Naser, residente en el campo de Zaatari, ha relatado a Oxfam: "Pensé en ir a Europa, pero me preocupan los peligros que he visto en televisión. Si dejo el campo de forma ilegal, la policía puede detenerme y enviarme de vuelta a Siria. Quiero volver a casa, pero no así".

Sanaa, voluntaria de Oxfam de Deraa (Siria), sostiene en brazos a su hija Amna en su caravana en el campo de Zaatari, en Jordania. Fotografía: Sam Tarling / Oxfam

Sanaa y su familia huyeron después de que su hermano resultara muerto en 2013. Dos de sus hermanas aún están en Siria, pero no pueden comunicarse con ellas.

Amna, de Deraa (Siria), sentada en su caravana en el campo de Zaatari, en Jordania. Fotografía: Sam Tarling / Oxfam

Cuando Amna y su familia llegaron a Zaatari tuvieron que dormir todos juntos en dos tiendas y sobre el suelo, con tan solo unas mantas. Amna recuerda que no había agua y saneamiento en su zona del campo hasta que Oxfam se encargó de su instalación.

Hamoudi, de 11 años, y sus hermanas Sidra, de 4 años, y Yasmine, de 6 años, de Ghouta, cerca de Damasco (Siria), recogen agua apta para el consumo de un tanque suministrado por Oxfam en el campo de Zaatari, en Jordania. Fotografía: Sam Tarling / Oxfam

Housam Shayeb en el campo de Zaatari, en Jordania. Fotografía: Sam Tarling / Oxfam

Housam Shayeb, de Ghouta, cerca de Damasco (Siria), huyó de su casa tras los ataques químicos de 2014. Ahora participa en un programa de Oxfam de "dinero por trabajo" en el campo de Zaatari. Se encarga de limpiar la zona y mantener las instalaciones de Oxfam en el área.

Tala, de 2 años, de Ghouta, cerca de Damasco (Siria), espera mientras su padre recoge agua potable del tanque suministrado por Oxfam en el campo de Zaatari, en Jordania. Fotografía: Sam Tarling / Oxfam

(De izq. a dch.) Amira, de15 años, Rasha, de 7 años, Ahmad, Thakaa, Reem, de 6 meses, Zeinah de 14 años y Sara, de 11 años, sentadas en su apartamento en Zarka (Jordania) el 8 de septiembre de 2015. No todos los refugiados viven en el campo, por lo que Oxfam también trabaja para dar apoyo a las comunidades de acogida en Jordania. Fotografía: Sam Tarling / Oxfam

Sara recibió un disparo en la cabeza en Siria. La bala solo le rozó, pero aún tiene trozos de metralla en el cuero cabelludo. Su familia huyó de Siria en enero de 2013 y pasó cuatro días en el campo de Zaatari antes de irse a vivir a un apartamento en el pueblo de Zarka.

Su padre, Ahmad, está pensando en ir a Europa para poder proporcionar una vida mejor a su familia. Nos contó: "Tenemos una vida y tenemos una muerte. Me enfrentado a la muerte en varias ocasiones. Casi me han disparado en tres ocasiones y he visto gente morir delante de mis ojos. Debería estar muerto. Voy a correr el riesgo y enfrentarme a los peligros que supone viajar a Europa si ayuda a que mis hijos tengan una vida mejor".

Oxfam planea trabajar con comunidades de acogida en Jordania, proporcionándoles tanques y filtros para el agua y vales para productos de higiene.

Gracias a tu apoyo hemos ayudado a millones de personas en Siria, Jordania y el Líbano proporcionándoles agua apta para el consumo, construyendo y reparando instalaciones de saneamiento y para el suministro de agua, facilitando el acceso a servicios de apoyo, médicos y legales, y suministrando productos básicos como mantas, hornillos y vales para productos de higiene.

Ayudanos a proporcionar ayuda a más familias sirias

Si quieres contribuir a nuestra labor de apoyo a refugiados sirios haz una donacion a nuestro fondo de emergencia.