Carrera contrarreloj para frenar la epidemia de cólera en Yemen

Una mujer y sus hijos recogen agua potable de un grifo que Oxfam ha instalado en el campo para personas desplazadas de Huth. Fotografía: Kate Wiggans/Oxfam
Una mujer y sus hijos recogen agua potable de un grifo que Oxfam ha instalado en el campo para personas desplazadas de Huth. Fotografía: Kate Wiggans/Oxfam

Tras dos años de conflicto, Yemen vive la crisis humanitaria más grave del mundo.  Más de 3 millones de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares en busca de protección.

Yemen está colapsado y casi 19 millones de personas necesitan ayuda humanitaria. Además, ante la ausencia de servicios sanitarios y de higiene adecuados, el país se enfrenta ahora a una grave epidemia de cólera que se propaga rápidamente. Se calcula que una persona muere casi cada hora. Si no se contiene, en los próximos meses el cólera será una importante amenaza para la vida de miles de yemeníes.

El peor brote de cólera del mundo

En solo dos meses, la epidemia de cólera se ha extendido a casi cada esquina de este país completamente devastado. Se estima que hay más de 500.000 personas infectadas. Más de 1.900 han muerto, una cuarta parte de ellas niños. Naciones Unidas cree que la cifra de víctimas aumentará durante los próximos meses.

La guerra, que ha destruido los sistemas sanitarios y de suministro de agua, hace aún más dificil que los esfuerzos para combatir el cólera den resultados. Los desechos se amontonan en las calles y en los asentamientos de personas desplazadas. No hay casi material médico disponible y  solo el 45% de las instalaciones sanitarias funcionan.  Se estima que 20,7 millones de personas -  el 75% de la población -  necesitan urgentemente ayuda humanitaria como alimentos, agua potable y saneamiento.

Un equipo de Oxfam desinfecta un pozo de agua para responder a la epidemia de cólera. Distrito de Sharab Al-Rona, en la provincia de Taiz. Fotografía: Khaled Aljunaid/Oxfam​

¿Qué es el cólera y cómo se propaga?

El cólera es una enfermedad intestinal provocada por una infección bacteriana que se caracteriza por vómitos y diarrea aguda y acuosa. Si las personas enfermas no reciben un tratamiento adecuado rápidamente, la  pérdida importante de fluidos y sales puede provocar una grave deshidratación e incluso la muerte en cuestión de horas. Debido a que su periodo de incubación es muy corto (de dos horas hasta cinco días), el número de casos puede aumentar con rapidez.

El cólera es extremadamente contagioso. Normalmente se transmite a través de aguas contaminadas con heces o por contacto o comiendo alimentos contaminados con la bacteria del cólera. Las comunidades densamente pobladas y los asentamientos de personas refugiadas y desplazadas, donde los sistemas de saneamiento son precarios y las fuentes de agua y alimentos poco seguras, favorecen que se contagie más fácilmente.

Cinco medidas clave que usamos para frenar la propagación del cólera

Desde la aparición del brote a finales de abril del 2017, hemos trabajado para contener la enfermedad centrándonos en mejorar el acceso a agua limpia y segura y promoviendo buenos hábitos de higiene:

  1. Reparamos puntos de suministro de agua y desinfectamos fuentes y depósitos de agua utilizando cloro, que contribuye a matar o reducir el número de bacterias.
  2. Proporcionamos a los hogares material para purificar el agua y distribuimos productos de higiene como jabón para lavarse las manos, cubos y recipientes para el agua seguros.
  3. Construimos letrinas y proporcionamos equipamiento para la gestión de residuos sólidos para una eliminación segura de los excrementos y, así, prevenir que las personas entren en contacto con ellos.
  4. Capacitamos a voluntarias y voluntarios comunitarios para difundir mensajes sobre higiene para prevenir el contagio de cólera y facilitar su tratamiento como, por ejemplo, la importancia de lavarse las manos y de limpiar los depósitos de agua.
  5. Llevamos a cabo compañías de salud pública para sensibilizar sobre medidas que los hogares pueden adoptar para evitar y tratar el cólera.

Actúa ahora

Desde Oxfam ya hemos proporcionado agua y saneamiento a más de 1,2 millones de personas en ocho provincias del país, como  Taiz, Adén, Hajja y Amran. Aunque prevenir y tratar el cólera es sencillo, su dificultad se ha duplicado debido al conflicto.

Esta epidemia puede convertirse en uno de las peores del siglo a menos que se proporcione inmediatamente ayuda a gran escala para poder controlarla. Tú también puedes ayudar.