Alza tu voz: no cerremos las puertas a los refugiados

El mundo está viviendo la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.
El mundo está viviendo la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado una nueva orden ejecutiva con la que refuerza sus ataques a las personas refugiadas y migrantes. La orden, rediseñada para sortear los posibles obstáculos judiciales, continúa discriminando a la población musulmana, cerrando las puertas a los refugiados en situación de vulnerabilidad e impidiendo viajar legalmente a Estados Unidos a muchas personas.

El lunes, 6 de marzo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una segunda prohibición temporal de viaje para refugiados y migrantes que, de nuevo, cierra las puertas a miles de personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares.

Al contrario de la primera orden, esta nueva prohibición está diseñada para superar las trabas de los tribunales. Pero, aunque el "envoltorio" pueda parecer distinto, el contenido ataca a personas que simplemente tratan de encontrar un lugar seguro en el que vivir tras huir de la violencia y la persecución en sus países. La nueva prohibición prohíbe la entrada en Estados Unidos de ciudadanos y ciudadanas de seis países de mayoría musulmana.

Esta orden priva a miles de refugiados y migrantes de la oportunidad de reconstruir sus vidas en Estados Unidos. De esta manera se está denegando protección a algunos de los hombres, mujeres, niños y niñas más vulnerables del mundo. Además, muchas familias han sido separadas. Algunas personas lo denominan "escrutinio extremo", pero nosotros lo llamamos "injusticia extrema".

El caso de Feras: un sueño convertido en pesadilla

Feras Almouqdad, refugiado sirioCuando Feras Almouqdad, refugiado sirio de 29 años, recibió una invitación para participar en el proceso de escrutinio para poder reasentarse en Estados Unidos junto a su familia, no cabía en sí de alegría. Sin embargo, a día de hoy permanece en su apartamento en Jordania, rodeado de maletas, mientras su sueño de lograr una vida mejor se ha desbaratado. Feras, que intenta llegar a fin de mes trabajando de forma ocasional como barbero, no puede trabajar como abogado en Jordania y es uno de los miles de refugiados sirios afectados por la decisión del presidente Trump de paralizar de forma indefinida los reasentamientos.

"La orden de Trump que prohíbe la entrada de refugiados sirios en Estados Unidos me desconcertó. La Estatua de la Libertad es un símbolo de amistad entre países y de libertad frente a la opresión. La orden de Trump representa todo lo contrario", afirma.

No nos quedaremos de brazos cruzados

Después de que el presidente Trump aprobará la primera orden ejecutiva a finales de enero, millones de personas se manifestaron ante esta injusticia y mostraron su apoyo a los refugiados. Juntos, nos hemos manifestado en ciudades y aeropuertos de todo el mundo  para expresar nuestra oposición a la orden. Desde Oxfam también nos sumamos a la American Civil Liberties Union y a la fiscal general de Massachusetts para presentar una demanda contra la primera orden ejecutiva. Pero la lucha continua .  

En este momento sin precedentes, necesitamos tu ayuda. En un momento en el que tantos refugiados precisan ayuda urgente, debemos hacer todo cuanto esté en nuestra mano: desde proporcionar a las familias ayuda esencial, como agua o ropa de abrigo, a manifestarnos de todas las formas posibles contra la nueva prohibición.  

Como organización internacional con un equipo multicultural y diverso que opera en más de 90 países de todo el mundo nos sumamos a esta lucha contra una prohibición que pone en peligro nuestra capacidad para responder a algunas de las peores crisis humanitarias del mundo.

Resulta desconcertante que también Europa esté cerrando sus fronteras para impedir la entrada de personas en búsqueda de protección. Por tanto, hacemos un llamamiento a los líderes mundiales para que condenen la orden ejecutiva, exijan su suspensión e incrementen sus compromisos de reasentamiento.

¿Qué puedes hacer tú?

Es poco probable que el presidente Trump nos escuche a ti o a mí. Pero, si todos y todas alzamos nuestra voz, quizás escuche a otros Gobiernos. De Kenia a Siria, más de 280.000 personas hemos actuado y alzado nuestra voz por las personas obligadas a huir. Dupliquemos esta cifra y asegurémonos de que miles de refugiados no queden atrapados en el limbo. Averigua qué puedes hacer para ayudarles:

Number 1 
 Firma la petición "Stand As One" y únete a nuestro movimiento.​
 

Number  2
 Apoya nuestro trabajo con refugiados y migrantes en todo el mundo. Haz un donativo.​
 

number 3

  
Descarga la imagen de abajo y ponla como foto de perfil en Facebook o Twitter para demostrar que apoyas a los refugiados y migrantes y te opones a las acciones discriminatorias del presidente Trump. 

Alzo mi voz por los refugiados y migrantes