La crisis de Malí. El poder de la música