La directora ejecutiva de Oxfam Winnie Byanyima reacciona ante las denuncias de explotación y abuso