La COP17 llega a su fin, pero la lucha contra el cambio climático sigue